Qué ver en Castellón de la Plana

Plaza Mayor de Castellón

Es muy posible que alguna vez te hayas preguntado qué ver en Castellón de la Plana porque esta ciudad no suele figurar entre las más turísticas. Sin embargo, tiene mucho que ofrecerte tanto desde el punto de vista patrimonial como en cuanto a playas y naturaleza.

Capital de la provincia homónima, en la que abundan preciosos pueblos de veraneo como Peñíscola o Benicasim, la ciudad se fundó en 1252 cuando los habitantes del Cerro de la Magdalena descendieron a la Plana. Lo hicieron autorizados por el rey Jaime I de Aragón y, por ello, todavía hoy las de la Magdalena son las fiestas mayores de la localidad. Y, por cierto, te interesará saber que están declaradas como de interés turístico internacional. Pero, sin más espera, vamos a mostrarte qué ver en Castellón de la Plana.

Concatedral de Santa María la Mayor

Concatedral de Santa María

Concatedral de Santa María la Mayor

Curiosamente, es una de las concatedrales más modernas de España. El templo primitivo fue construido en el siglo XIII y, ya en el XIV, se edificó otro que fue derruido en 1936. Por ello, el actual fue terminado en 2009 con la finalización del claustro y la sala capitular.

Es de estilo neogótico y presenta planta de cruz latina con tres naves cubiertas con bóveda de crucería. La cabecera se remata con un ábside pentagonal y el crucero con un cimborrio. También destacan en el templo sus preciosas vidrieras y los instrumentos litúrgicos que se albergan en su museo. Pero, quizá el elemento más destacado de la concatedral sea el que vamos a mostrarte a continuación.

La torre campanario El Fadrí, imprescindible entre lo que ver en Castellón de la Plana

El Fadrí

La torre de El Fadrí, símbolo de Castellón de la Plana

En efecto, nos referimos al campanario exento de la concatedral, conocido como torre de El Fadrí, que está a su lado y que es el auténtico símbolo de la ciudad de la Plana. Su construcción se inició en el siglo XV, aunque no fue terminada hasta finales del XVI.

Pertenece al estilo gótico valenciano y tiene planta octogonal. También presenta cuatro cuerpos, que se corresponden con la prisión, la vivienda del campanero, la cámara del reloj y la de las campanas. Sin embargo, estos cuerpos no se corresponden con las líneas de cornisa exteriores.

En lo más alto, asimismo, puedes ver una terraza rematada con un precioso chapitel triangular con pilastras de orden toscano y cubierto por tejas azules. Este fue construido en el siglo XVIII para reemplazar a otro anterior que se destruyó en 1656. La torre alcanza, en total, 58 metros de altura y las plantas se comunican mediante una escalera de caracol.

Palacio Municipal y Lonja del Cáñamo, la arquitectura barroca de Castellón

Ayuntamiento de Castellón

Palacio Municipal, uno de los imprescindibles que ver en Castellón de la Plana

Los dos mejores ejemplos de arquitectura barroca que ver en Castellón de la Plana son estas dos construcciones. El Palacio Municipal o edificio del Ayuntamiento se encuentra en la misma plaza de la concatedral de Santa María. Fue edificado entre los siglos XVII y XVIII y tiene planta rectangular.

Es de tipo exento y consta de tres pisos. El bajo presenta un pórtico de cinco arcos separados por pilastras adornadas con capiteles de orden toscano. En cambio, los de la planta noble son corintios y separan tres balcones, el central más grande. Finalmente, la planta más alta está separada por una cornisa volada y el edificio se remata con una balaustrada.

Por su parte, la Lonja del Cáñamo está en la calle Caballeros y tiene planta cuadrangular. También el piso bajo presenta arcos apoyados en columnas y semicolumnas de orden toscano. Ya en el siglo XIX se le añadió una primera planta que respeta el conjunto. Esta tiene ventanales rectangulares culminados en frontones curvos sobre ménsulas y un balcón corrido. Finalmente, una cornisa clásica rematada con jarrones cierra el edificio.

Basílica de Nuestra Señora de Lidón

Basílica de Lidón

Basílica de Nuestra Señora de Lidón

Es el otro gran edificio religioso que ver en Castellón de la Plana. Fue construido a mediados del siglo XVIII sobre los restos de una ermita anterior (de hecho, la portada pertenece a esta). También responde al estilo barroco y consta de una nave con capillas laterales y un crucero poco marcado. Asimismo, la rematan una cúpula y una linterna.

Pero no solo te aconsejamos visitar esta basílica por su belleza monumental, sino también porque alberga la imagen de la Virgen de Lidón o de Lledó, patrona de la ciudad de la Plana. Según la leyenda, fue encontrada por un campesino mientras araba sus tierras a los pies de un almez o lidón. Por eso se le dio este nombre.

Pero también cuenta esta iglesia con otras imágenes destacadas. Entre ellas, otra de la Virgen realizada en alabastro y fechada en el siglo XVI que, probablemente, fuera hecha por algún taller italiano. Como curiosidad, te diremos que la basílica de Lidón está considerado el santuario rural más grande de toda la Comunidad Valenciana.

Palacio Episcopal

El palacio Episcopal

Palacio Episcopal de Castellón de la Plana

Otro monumento imprescindible que ver en Castellón de la Plana es el palacio Episcopal, construido a fines del siglo XVIII en estilo neoclásico. De hecho, es uno de los pocos que existen en la ciudad edificados con las normas del academicismo.

Posee dos cuerpos y la fachada principal presenta un vistoso frontón instalado en un antepecho y, más abajo, el escudo familiar del obispo Antonio Salinas, quien ordenó la construcción del edificio. Puedes acceder al interior a través de un zaguán con bóveda de cañón rebajada desde el que se llega a dos escaleras cuyos peldaños están decorados con azulejos de Alcora. Sin embargo, la escalera principal o imperial se encuentra después del vestíbulo.

Ya en la primera planta se encuentran las dependencias habitables del palacio y sus suelos también cuentan con decoración alcorense. Finalmente, el último piso hace las funciones de buhardilla.

Monumentos modernistas

Oficina de Correos

Edificio de Correos, uno de los hitos modernistas que ver en Castellón de la Plana

También te ofrece Castellón un buen conjunto de edificios modernistas. Destacan entre ellos el del antiguo Casino, la oficina de Correos y la plaza de toros. El primero fue construido en 1922 por el arquitecto Francisco Maristany y presenta una fachada de perfil escalonado. Aunque su estilo es ecléctico, muestra claras referencias del maravilloso plateresco salmantino y, más en concreto, del palacio de Monterrey de la ciudad charra.

Por su parte, la oficina de Correos es un espectacular edificio de Demetrio Ribes y Joaquín Dicenta que se terminó en 1932. Responde al modernismo valenciano combinado con el estilo neomudéjar y te llamará la atención su aspecto, con esquinas curvas precedidas de torretas enclavadas en la misma fachada.

Finalmente, la plaza de toros fue obra de Manuel Montesinos y se inauguró en 1887. Exteriormente, su planta baja cuenta con arcos de ladrillo que se corresponden con ventanales en la superior. Asimismo, en la fachada principal destaca un medallón de bronce que representa la cabeza de un toro y es obra del escultor José Viciano.

Arquitectura de origen militar

Castell Vell

Castillo de Fadrell

En cuanto a los monumentos que ver en Castellón de la Plana, terminaremos nuestro recorrido por dos de origen militar. El primero es el llamado castillo de Fadrell o castell Vell. Se trata de una fortaleza de origen musulmán que se halla en el cerro de la Magdalena. Su construcción se estima en el siglo X y actualmente está en ruinas.

El segundo es la torreta Alonso, que forma parte del conjunto de construcciones defensivas del Levante español. Está mejor conservada que el anterior y fue edificada con planta rectangular usando mampostería y sillarejo.

La naturaleza de Castellón de la Plana

Desierto de Las Palmas

Vista del desierto de Las Palmas

Para finalizar, te hablaremos de tres lugares privilegiados que puedes ver en Castellón. Si de la Comunidad Valenciana tratamos, no podemos dejar de mencionar las playas. La localidad de la Plana no las tiene, ya que se halla cuatro kilómetros al interior. Sin embargo, con solo recorrer esa distancia, encontrarás tres preciosos arenales. Son las playas del Gurugú, del Serradal y de El Pinar.

No obstante, más espectacular aún es lo siguiente que ver en Castellón de la Plana. Te hablamos de las islas Columbretes, que se encuentra a treinta millas de la costa y a las que se organizan excursiones. Constituyen una importante reserva natural y marítima por su valor ecológico.

Por eso, la única donde se puede desembarcar es la Columbrete Grande o isla Grossa, en la que puedes ver un faro del siglo XIX y varios edificios destinados a investigación ambiental. Pero lo realmente valioso de esta excursión en barco tiene que ver con su naturaleza. Si te gusta la ornitología, podrás ver varias especies en peligro de extinción como la gaviota corsa o el halcón de Eleonor. Igualmente, si practicas el submarinismo, te fascinará el paisaje marino que rodea las islas.

Finalmente, también te aconsejamos que hagas un recorrido de senderismo por el desierto de Las Palmas, un espacio natural protegido de casi tres mil quinientas hectáreas que se articula en torno al pico del Bartolo, de unos setecientos metros de altitud.

Pese a su nombre, cuenta con vegetación, principalmente de pino rodeno, madroño y palmito. Y también con una curiosa fauna en la que destacan el cernícalo, la curruca, la culebra de herradura y el sapo corredor.

En conclusión, te hemos mostrado qué ver en Castellón de la Plana. Como habrás comprobado, es mucho lo que te ofrece la ciudad levantina, a pesar de no figurar en los grandes itinerarios turísticos. En cualquier caso, puedes combinar estos con tu visita a la localidad de la Plana, por ejemplo alojándote en Oropesa del Mar. ¿No te apetece conocerla?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)