Qué ver en China

Imagen| Pixabay

Siendo el tercer país más grande del mundo, con unos espacios naturales asombrosos, una cultura ancestral y unas ciudades que mezclan la tradición con la vanguardia, no es de extrañar que China sea uno de los países más visitados del lejano oriente. Pero, ¿cuáles son los lugares qué ver en China que no deberías perderte? ¡Saca papel y boli que te lo explicamos!

Pekín

La capital es una de las ciudades más grandes del mundo y también una de las más interesantes del continente. Su historia se remonta al menos al año 1000 a.C y cuenta en la actualidad con una población de más de 22 millones de personas. Si estás pensando en viajar a China, Pekín debe ser, sin duda, uno de los lugares imprescindibles de tu ruta.

Modernidad y tradición se mezclan apenas sin darte cuenta y podrás encontrar edificios tan interesantes como el Templo del Cielo o la Ciudad Prohibida, lugares con historia como la plaza de Tiananmén o el Mausoleo de Mao Zedong así como rascacielos, tiendas y restaurantes de vanguardia.

En las afueras de Pekín también hay sitios muy interesantes que ver en China tales como la Gran Muralla, el Palacio de Verano y el lago Kunming o las tumbas de la dinastía Ming.

Aunque podrías pasarte al menos una semana en la ciudad, tres días es el mínimo de tiempo para disfrutar de sus principales atractivos.

Chengdú

Imagen| Pixabay

Chengdú es la capital de la provincia de Sichuán y la ciudad donde se consumen los platos más picantes de China, por eso fue nombrada como destino gastronómico por la Unesco. El picante tradicional es el pimiento rojo y es muy común usar pimienta negra de Sichuan para elaborar el plato estrella de la cocina local: el hot pot, a base de carne, verduras y pescado.

Además, Chengdú es el lugar natal de los pandas. Existen varios centros de conservación donde viven multitud de pandas en semi-libertad rodeados de bambú. En la antigüedad los pandas se usaban como una herramienta diplomática e incluso como un arma de guerra. Hoy en día los pandas son un emblema de China.

Por otro lado, en esta ciudad podrás encontrar el mayor Buda en piedra jamás construido: el Buda de Leshan. Con unas medidas de 71 metros de alto por 28 de alto. Su construcción data del año 713 y forma parte del Patrimonio de la Humanidad UNESCO desde 1996. Representa la esperanza y la prosperidad.

Xian

Una de las etapas del viaje por China tiene que ser Xian, el hogar de los archiconocidos guerreros de terracota. En 1974, por casualidad un campesino descubrió el primero de los ocho mil soldados del siglo III a.C a tamaño real que custodiaban la tumba del primer emperador de China con su séquito de caballos y carrozas. Aunque sea difícil de creer, no hay dos caras iguales entre los guerreros de Xian.

Lo cierto es que en Xian se puede encontrar la China más tradicional en su muralla y las torres de la Campana y el Tambor. Cuentan también con un interesante barrio musulmán.

Shanghai

Imagen| Pixabay

En el delta del mítico río Yangtsé, se ubica una de las ciudades más pobladas del mundo: Shanghái, que se ha convertido en una cosmopolita urbe símbolo del progreso tecnológico y económico de China.

Shanghái tiene un encanto innato fruto de esa mezcla entre lo moderno y lo tradicional pues hay barrios donde se concentran altísimos rascacielos y otros que nos transportan a la China tradicional.

Bund es el área que cuenta con edificios de la época colonial con estilo europeo que invitan a dar un largo paseo junto al río Huangpu mientras que Pudong es el distrito financiero de Shanghái, el cual fue construido durante las últimas dos décadas con un aspecto muy futurista.

Otros lugares de interés que ver en China duranta una visita a Shanghai son el barrio francés, el mercado Jiashian o la Old City, el casco antiguo con más de 600 años de historia.

Hong Kong

Imagen| Pixabay

Hong Kong es una de las ciudades mas fascinantes y modernas del mundo que está llena de contrastes. Desde la Avenida de las Estrellas se pueden contemplar los rascacielos iluminados por un espectáculo de luces diario a las 20:00 y una visita obligada en Hong Kong es subir al Victoria Peak, el monte más alto de la ciudad, al caer la noche. Guarda unos días de tu estancia para descubrir la comida cantonesa, salir de fiesta y visitar las escaleras más largas del mundo, The Central-Mid-Level escalators.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*