Qué ver en Córdoba en un día

Plaza de la Corredera

No es fácil seleccionar qué ver en Córdoba en un día. Para que te hagas una idea, te diremos que es la ciudad del mundo con más títulos de patrimonio de la humanidad. Es decir, la que tiene más monumentos que han recibido ese distintivo.

Sin embargo, una visita de veinticuatro horas a esta ciudad de Andalucía te permitirá descubrir sus principales maravillas, que abarcan desde época romana hasta el presente. No obstante, las más destacadas pertenecen a su esplendor califal durante el periodo musulmán. Para que puedas organizarte, vamos a proponerte nuestro plan de qué ver en Córdoba en un día.

La mezquita de Córdoba

Mezquita de Córdoba

Vista aérea de la mezquita, imprescindible entre lo que ver en Córdoba en un día

Probablemente, sea la mezquita el gran símbolo de la ciudad andaluza. Fue construida a finales del siglo VIII, al parecer sobre los restos de la iglesia visigoda de San Vicente Mártir, aunque incrementando mucho sus dimensiones. Ten en cuenta que estas son todavía impresionantes, pero llegó a medir casi veinticuatro mil metros cuadrados.

Tras la conquista cristiana de la ciudad, pasó a ejercer como catedral. Y, ya en el siglo XVI, se construyó en ella una basílica de rasgos platerescos. No obstante, la mezquita está considerada la mejor muestra del arte omeya hispanomusulmán junto a la Alhambra de Granada. No en balde, es, justamente, patrimonio de la humanidad y uno de los monumentos más visitados de España. Por tanto, debe figurar siempre en tu plan de qué ver en Córdoba en un día.

Sería imposible describirte con detalle esta maravillosa construcción. No obstante, en su exterior destacan elementos como el campanario renacentista, que se edificó aprovechando el antiguo minarete, y las diferentes fachadas, todas ellas con numerosas puertas. Pero, sobre todo, tienes que ver el patio de los Naranjos, con las fuentes de Santa María y del Cinamomo.

Por su parte, en cuanto a interior, lo más famoso es la llamada sala Hipóstila, que ocupa la mayor parte del espacio y destaca por sus numerosos arcos y columnas. Pero también debes fijarte en la capilla mayor, de estilo renacentista, aunque su retablo, diseñado por Alonso Matías, responde al manierismo posterior. No menos espectaculares son el coro, con su sillería de madera de caoba, y el trascoro, de líneas clasicistas. En cuanto a las capillas, la mezquita tiene algunas tan bonitas como la de Villaviciosa, que combina elementos mozárabes y góticos; la Real, de estilo mudéjar, que destaca por su primorosa decoración en yesería y mocárabes; la de San Ambrosio, con su precioso retablo barroco dorado, o la de Nuestra Señora de la Concepción, con su bonita cúpula.

La antigua Judería

Casa de Sefarad

Sala de la Sinagoga en la Casa de Sefarad

Muy cerca de la mezquita tienes el antiguo barrio judío de Córdoba. Lo conforman calles irregulares como la del Pañuelo o la de las Flores. En él todavía puedes visitar la sinagoga. Es la única de su tiempo que se conserva en Andalucía y una de las tres que todavía existen en el conjunto de España (las otras dos se hallan en Toledo). Responde al estilo mudéjar y fue edificada en el siglo XIV.

También debes ver en la Judería la Casa de Sefarad, una construcción judía de la misma época que la anterior transformada en museo dedicado a la cultura sefardí. Esta comunidad judía originaria de nuestro país ha conservado hasta el presente sus costumbres y su lenguaje derivado del castellano, conocido como judeoespañol o ladino. Este museo cuenta con salas como las de la Vida Doméstica, de la Música Sefardí, de las Mujeres de Al-Andalus o de la Inquisición.

El Alcázar de los Reyes Cristianos

Alcázar de los Reyes Cristianos

El impresionante Alcázar de los Reyes Cristianos

Si importante fue la Córdoba musulmana, no menos pujanza tuvo la cristiana posterior a la conquista de la ciudad en 1236. Por ello, hay varios monumentos de esta época que debes incluir entre lo que ver en Córdoba en un día. Queremos recomendarte especialmente el Alcázar de los Reyes Cristianos, que fue construido entre los siglos XIII y XIV aprovechando el antiguo palacio de los Omeyas.

Exteriormente, es un imponente edificio de planta casi cuadrada y circundado por cuatro torres. Son la del Homenaje, de planta octogonal; la de los Leones, que es cuadrada y la más antigua; la de la Inquisición, circular y también llamada de los Jardines, y la de la Paloma, cuadrada y que fue reconstruida en el XX.

Por su parte, en el interior, puedes ver la galería central, que está adornada con estatuas de Séneca y de Alfonso X el Sabio. Pero su objeto más valioso es el sarcófago de las Puertas del Hades, elaborado en el siglo III después de Cristo en mármol de Carrara. También de época romana es la decoración de la Sala de los Mosaicos, mientras que los Baños Reales de doña Leonor son de estilo mudéjar.

No obstante, otra de las maravillas del Alcázar es su gran jardín, creado aprovechando la antigua huerta del complejo. Tiene una extensión de cincuenta y cinco mil metros cuadrados y combina especies como la palmera, el ciprés o el naranjo con paseos, fuentes y estanques. Entre los primeros, destaca el de los Reyes, así llamado por estar adornado con estatuas de los monarcas cristianos que participaron en la construcción del edificio. Entre ellos, Alfonso XI, Enrique II o Enrique III.

La Córdoba romana

Puente romano de Córdoba

El magnífico puente romano de Córdoba y la torre de la Calahorra

Como te hemos dicho, Córdoba también tuvo un pasado latino. Como muestra de él, han quedado restos como el templo romano, que se encuentra en la calle Claudio Marcelo. Tenía unas medidas de treinta y dos metros de largo por dieciséis de ancho y era de estilo corintio. Además, era hexástilo, es decir, tenía un pórtico con seis columnas.

Asimismo, en los sótanos del Museo Arqueológico y Etnológico se hallan los restos del antiguo teatro romano, que, en su tiempo, fue el segundo más grande de todo el Imperio. En la puerta de Gallegos, también puedes ver dos antiguos mausoleos latinos y también se han encontrado restos del foro colonial y de un anfiteatro. Además, en el yacimiento de Cercadilla se han encontrado vestigios del palacio del emperador Maximiano Hercúleo.

Sin embargo, el gran símbolo de la Córdoba romana es su puente sobre el Guadalquivir. Es una maravilla de la ingeniería latina que, no obstante, ha sido reformado en varias ocasiones. De ahí su magnífico estado. Forma bien de interés cultural junto a la puerta del Puente, una de las tres que se conservan de la antigua muralla (las otras dos son la de Almodóvar y la de Sevilla), y a la torre de la Calahorra. A su vez, esta última es un fuerte de origen islámico edificado, justamente, para proteger esa entrada a la ciudad y reformado en el siglo XIV. Desde 1987, alberga el Museo Vivo de Al-Andalus.

Las iglesias fernandinas, inabarcables en un día en Córdoba

Iglesia de Santa Marina

Santa Marina de Aguas Santas, una de las iglesias fernandinas de Córdoba

Reciben este nombre un conjunto de templos cristianos que mandó construir Fernando III el Santo tras conquistar la ciudad. No obstante, algunas fueron, simplemente, reformas en mezquitas que, a su vez, habían sido iglesias visigodas. Su función era doble. Por una parte, servían como centro espiritual. Pero, por otra, eran sede de la administración de cada barrio o collación de la Córdoba de la época.

No podrás ver todas las iglesias fernandinas en un día de visita en Córdoba, ya que son nada menos que doce. Pero te aconsejamos que visites alguna de ellas. Puedes elegir la iglesia de San Nicolás de la Villa, del siglo XIII y estilo gótico mudéjar. No obstante, su portada es más moderna. Se debe a Hernán Ruiz hijo y es de estilo renacentista. Asimismo, su campanario fue edificado sobre los restos de un antiguo alminar.

Igualmente, es magnífica la iglesia de Santa Marina de Aguas Santas, que combina los estilos tardorrománico, gótico y mudéjar. Impresionante es su fachada principal, con dos poderosos contrafuertes y un rosetón. No menos bonito es el retablo de la capilla mayor, con pinturas de Antonio del Castillo y una imagen de la Virgen de la Luz obra de Gómez de Sandoval.

También la fachada de la basílica de San Pedro presenta dos contrafuertes y un rosetón, mientras que la iglesia de San Miguel es, principalmente, románica, con ciertos elementos góticos. En fin, otros templos como los de San Juan y Todos los Santos, San Agustín o San Andrés también destacan entre las iglesias fernandinas de Córdoba.

Otros monumentos que ver en Córdoba en un día

Monumento a Julio Romero de Torres

Monumento memorial a Julio Romero de Torres

Si durante una estancia de un día en Córdoba tienes tiempo a ver todo lo anterior, podrás decir que tu vista ha valido la pena. No obstante, si te queda algo de tiempo libre, podrías aprovecharlo para conocer también la Real Colegiata de San Hipólito, donde están enterrados los reyes Fernando IV y Alfonso XI. O, ya en las afueras, el santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta, construido a finales del siglo XV en estilo gótico mudéjar, aunque su fachada, de una reforma posterior, es barroca.

Por otra parte, en los Jardines de la Agricultura encontrarás el monumento memorial a Julio Romero de Torres, el famoso pintor cordobés, obra de Juan Cristóbal González Quesada. Y, repartidas por la ciudad, tienes estatuas en honor a Maimónides, Averroes, al califa Alhakén II o al Gran Capitán. Pero más fama tienen los llamados Triunfos de San Rafael, un conjunto de monumentos que reflejan la devoción de Córdoba por este santo, que es su custodio.

En conclusión, te hemos mostrado qué ver en Córdoba en un día. Pero nuestra recomendación es que, si tienes esa posibilidad, visites esta preciosa ciudad de Andalucía con más calma. Porque es una de las más impresionantes y monumentales del mundo y exige contemplarla con detenimiento. De hecho, nos hemos dejado en el tintero sus magníficos palacios. Por ejemplo, los de Viana, de los Fernández Mesa o de los marqueses de Carpio. Pero, para terminar tu estancia en la ciudad, tómate algo en la plaza de la Corredera, uno de los centros neurálgicos de su vida social.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*