Que ver en Corea del Sur

De un tiempo a a esta parte Corea del Sur está en la boca de millones de personas en todo el mundo: adolescentes, jóvenes y adultos. Y es que los productos de su cultura de masas se han hecho tremendamente populares.

Hablo de los k-drama, el k-pop, su cine de autor, su gastronomía… Todo eso es lo que atrae ya desde hace un tiempo a miles de turistas. Entonces, hoy, qué ver en Corea del Sur.

Corea del Sur

La República de Corea está en el este de Asia, sobre la Península de Corea, que comparte con Corea del Norte, país comunista. La habitan 51 millones de personas y la gran mayoría se concentra en Seul, su capital, y las zonas aledañas. Con esta concentración poblacional ocupa el cuarto lugar de zonas metropolitanas populosas en el mundo.

Corea fue gobernada por distintas dinastías, aunque la más extensa fue la Dinastía Joseon que duró desde fines del siglo XIV hasta fines del XIX. Después, llegaron los japoneses en 1910, de quienes los coreanos no tienen el mejor de los recuerdos. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial el país fue divido en dos, una zona administrada por los Estados Unidos y otra por la Unión Soviética.

La actual República de Corea nace en 1948. Los años ’50 están marcados por la Guerra de Corea, enfrentamiento entre ambas partes de la península, que al día de hoy sigue manteniéndose en una suerte de guerra fría. Gran parte de la segunda parte del siglo XX estuvo signada por gobiernos autoritarios y golpes de estado, hasta que hacia los años ’90 el panorama político empezó a tranquilizarse.

Hoy, Corea del Sur es una democracia establecida y un país muy desarrollado, el tercero detrás de Singapur y Japón, con un buen sistema de transporte, Internet que vuela, exportaciones a la orden del día y como dijimos al comienzo, con una cultura de masas que ha transformado a sus actores, directores y músicos en figuras internacionales.

Se que me voy a ganar algunos enemigos pero como Licenciada en Comunicación Social que soy y analista de medios no puedo dejar de opinar. Me gusta mucho el cine coreano, lo sigo desde hace más de 20 años, pero al k-pop lo considero un refrito de las boy bands de los ’80, ’90 de occidente. Nada nuevo bajo el sol, productos musicales al estilo New Kids on the Block o Backstreet Boys con caras bonitas y éxitos de plástico.

¿Qué hay con los k-drama? Muy bien hechos muchos de ellos, mucha filmación en exteriores y buenas actuaciones, en especial de los adultos mayores. Hay historias geniales, creo que al producir mucho se la juegan más en las tramas, pero… que los protagonistas tarden entre ocho y nueve episodios para darse un beso y casi nunca tengan relaciones sexuales me parece muy naif y antiguo. Dice mucho de la cultura coreana y del largo camino que le falta recorrer a las mujeres en ella.

Que ver en Corea del Sur

Dicho todo esto, ¿qué hay que ver en este país? Podemos decir que Corea del Sur está dividida en 10 regiones, entre ellas Seúl, Gyeongiu, Jeju, Busan, Pyeongchang y la Isla Ulleundo/Doko. Obviamente vamos a empezar por Seúl, la capital.

Uno de los iconos de Seúl es la Arroyo Cheongyecheon, un arroyo urbanizado que quedó precioso. Comienza en la Plaza Cheongye, preciosa, con placas sobre los 22 puentes que cruzan el arroyo y sus fuentes. La zona conmemora el Proyecto de Restauración del Arroyo Cheongyecheon que simboliza el encuentro, la armonía, la paz y la unidad. Es libre de coches los fines de semana y días festivos, así que si vas un día así podrás pasear más tranquilo.

Un punto focal es la Fuente Vela, con su juego de luces y sus cuatro metros de alto, cual cascada. A ambos lados hay ruedas de deseos hechas con ocho piedras, representando las ocho provincias del Corea del Sur. La zona está abierta todo el año.

Otra zona turística es Insa-dong, donde puedes hacer grandes compras. Hay una única calle con callejones a ambos lados con casas de té, restaurantes y cafeterías. Hay alrededor de 100 galerías de arte, geniales para ver parte de la cultura tradicional coreana. Las casas de té y restaurantes también son estupendas. Todos los sábados entre las 2 y las 10 pm y los domingos de 10 am a 10 pm, la calle principal se cierra al tránsito de coches y se vuelve un gran y colorido espacio cultural.

Hablando de la cultura y la historia coreana puedes visitar la Aldea Bukchon Hanok: hay cientos de edificios tradicionales, llamados hanok, que datan de la Dinastía Joseon. Hoy muchas de estas casas son centros culturales, casas de huéspedes, restaurantes o casas de té, pero dan la impresión encantadora de un simple viaje en el tiempo. Cierra los domingos, día de descanso, así que ve con cuidado, pero otros días puedes apuntarte a un tour a pie de tres horas y media, en inglés y haciendo la reserva al menos tres días antes.

El Palacio Gyeongbokgung está en la misma zona y se lo conoce también como el palacio del Norte. Es un edificio hermoso y de los cinco palacios antiguos que quedan el más grande. Fue en parte destruido en el siglo XVI, pero después fue restaurado y al día de hoy es representativo de la historia nacional. Cierra los martes, y en general las puertas cierran entre las 5 y las 5 :30 pm. la entrada cuesta 2400 won por adulto y hay tours en inglés.

Para seguir paseando, seguimos con el Mercado Namdaemun, un mercado tradicional abierto en 1964 donde se vende de todo a buen precio. El mercado abre de noche, desde las 11 pm hasta las 4 am, y atrae gente de todas partes del país. Es muy pintoresco y puedes comprar ropa, utensilios de cocina, equipo de pesca, de senderismo, arte fina, accesorios, flores… Hay mas de diez mil puestos. Cierra los domingos.

Para mas compras está el distrito Myeong-dong, una de las zonas de compras mas antiguas. Hay dos calles principales que se encuentran en el centro: una comienza en la estación del metro Myeong-dong y la otra en la Euljiro. Verás ropa, joyas, zapatos, accesorios varios pero también restaurantes, cadenas de comida rápida y puestos de comida bien tradicionales. Para compras más a la moda está la calle Cheongdam o el mall Starfield COEX.

Para los amantes de los museos la cita es con el Museo Nacional de Corea y sus grandes colecciones. Hasta aquí, solo la ciudad de Seúl, pero dijimos que el país nos ofrece algo más. Obviamente, si tienes tiempo y ganas puedes recorrer todas las provincias pues el país es bastante pequeño. Pero en general el turismo se concentra en Seúl, Busan y la Isla Jeju. Busan es otra ciudad, ¿recuerdas la película Tren a Busan con sus zombies?

Busan es una ciudad portuaria en la que se ha invertido mucho dinero en su desarrollo. En especial, promocionando su festival anual de cine, el Festival Internacional de Cine de Busan, BIFF. Pero además, está la playa Haendae y la Playa Gwangalli, el Parque Yongdusan y el Mercado Jagalchi. Si viste la peli, ya sabes que puedes llegar desde Seúl directamente en tren bala. Y si te animas a cruzar el océano puedes cruzar hasta la misma costa de Japón pues está cerca.

Finalmente, la Isla Jeju aparece mucho en los k-drama. Es un gran destino de turismo, por sus bellezas naturales y su clima templado. Hay cascadas, playas, acantilados y cuevas. Lo mejor de la isla es el parque nacional,el Parque Marítimo Udo, la Roca Yongduam,  el Museo Aldea Folclórica Jeju, el Jardín Botánico Yeomiji, sus vistas estupendas y el tubo de lava mas largo del mundo, Patrimonio Natural del Mundo según la UNESCO.

Estos son los clásicos destinos de un primer viaje a Corea del Sur. No son los únicos y los fans del país vuelven siempre por más. De hecho, si te gusta Corea y su cultura viajar tierra adentro, conocer sitios menos turísticos, alejarse de las masas y de la capital siempre brinda una nueva perspectiva de lo que estamos conociendo.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*