Qué ver en el Puerto de Santa María

Puerto de Santa María

Explicarte qué ver en el Puerto de Santa María supone repasar numerosos lugares de interés. No en balde, esta localidad de la provincia de Cádiz es conocida como «la ciudad de los cien palacios» por sus espectaculares edificios construidos cuando era núcleo del comercio con Hispanoamérica.

Según la leyenda, fue fundada por Menesteo, rey de Atenas, quien, tras participar en la Guerra de Troya, vio como habían usurpado su trono y tuvo que marchar al exilio. En su viaje, llegó a la desembocadura del río Guadalete y, enamorado del lugar, decidió quedarse en la zona. Sin embargo, más real es que, probablemente, fueran los fenicios quienes primero se instalaron allí creando una factoría. Pero, dejando a un lado sus orígenes, vamos amostrarte qué ver en el Puerto de Santa María.

Iglesia Mayor Prioral y otros monumentos religiosos

Iglesia en el Puerto de Santa María

Iglesia Mayor Prioral del Puerto de Santa María

Situada en la plaza de España de la localidad, se construyó entre los siglos XV y XVII. Declarada Bien de Interés Cultural, en su fachada destacan elementos como la espléndida Puerta del Sol, de estilo plateresco, o la fachada del Perdón, que es gótica.

Asimismo, en su interior puedes ver retablos tan espectaculares como el de plata mexicana de la capilla del Sagrario, el barroco de la de la Virgen de los Milagros, la sillería del coro o el baldaquino neoclásico del presbiterio. Junto a este templo, además, puedes ver la Capilla de Aurora y el Museo Municipal, del que hablaremos más adelante. Por otra parte, junto a la iglesia Mayor Prioral, te aconsejamos visitar otros templos como las iglesias de San Juan de Dios o San Joaquín; conventos como los del Espíritu Santo, edificado a fines del siglo XV, aunque restaurado posteriormente, y de la Purísima Concepción, del XVIII, y ermitas como la de los Caminantes y de Santa Clara.

Pero, quizá más destacado sea el monasterio de la Victoria, levantado a principios del siglo XVI por orden de los duques de Medinaceli, entonces señores de la villa. Es de factura gótica y fue usado como cárcel durante cien años. Actualmente se utiliza para actos culturales y continúa siendo un precioso edificio que consta de iglesia, claustro y el monasterio propiamente dicho.

Antigua Lonja y otras construcciones civiles

El Resbaladero

Antigua Lonja del Puerto de Santa María

Construida en el siglo XVIII, la Antigua Lonja, también llamada El Resbaladero o Pescadería Vieja, es un precioso edificio de corte clásico. Su fachada consta de arcos de medio punto con el central rematado por un motivo heráldico y un pináculo.

Por su parte, la fuente de las Galeras, también del siglo XVIII, se encuentra en la plaza homónima como culminación a un acueducto subterráneo y fue obra de Bartolomé Mendiola. También espectacular es la plaza de toros, construida en el XIX con un estilo ecléctico. Presenta planta poligonal y tres pisos y se debe a los arquitectos Mariano Carderera y Manuel Pardo.

Igualmente, te recomendamos que veas el antiguo Hospital de la Divina Providencia, con su magnífica fachada haciendo chaflán. Fue edificado en el siglo XVIII y también funcionó como escuela pública. Sin embargo, actualmente es sede del Museo Municipal antes mencionado. Cuenta con dos secciones: Arqueología y Bellas Artes y alberga piezas encontradas en la zona junto a obras de pintores como Francisco Lameyer, Eulogio Varela o Manuel Prieto. Incluso muestra la obra gráfica del poeta Rafael Alberti, natural del Puerto de Santa María.

Finalmente, tanto el edificio del Ayuntamiento como el Colegio San Luis Gonzaga son del siglo XIX. El primero es una espectacular construcción neoclásica debida al arquitecto José de la Coba, mientras que, en el segundo, destaca la biblioteca por su mobiliario en madera de pino de Flandes. Entre sus antiguos alumnos, hubo personajes tan ilustres como Juan Ramón Jiménez, Pedro Muñoz Seca o el ya citado Rafael Alberti.

Castillos de San Marcos y de Santa Catalina del Puerto

Castillo de San Marcos

Castillo de San Marcos, una de las maravillas que ver en el Puerto de Santa María

Aunque todos los monumentos que te hemos indicado son preciosos, quizá el símbolo del Puerto de Santa María sea el castillo de San Marcos. Fue construido en el siglo XII por orden de Alfonso X el Sabio como acto de gratitud por haber conquistado la ciudad sobre los restos de una antigua mezquita, de la que todavía conserva algunos elementos. Edificado a modo de iglesia fortificada, consta de cuatro torres defensivas, dos cuadrangulares y dos de planta hexagonal. Actualmente, es propiedad de una firma bodeguera, pero puedes visitarlo.

En cuanto al castillo de Santa Catalina del Puerto, fue construido en el siglo XVI por orden del emperador Carlos V, aunque se terminó bajo el reinado de su hijo Felipe II. Su función era defender la bahía de Cádiz de los ataques por mar.

Palacios, otras maravillas que ver en el Puerto de Santa María

Palacio de Araníbar

Palacio de Araníbar

Como te decíamos, la localidad gaditana es conocida como «la ciudad de los cien palacios». Y, en efecto, puedes ver en ella algunos maravillosos junto a los que hay numerosas casonas señoriales. Vamos a repasar algunos de los más bonitos.

La Casa-Palacio de Cargadores a Indias debe su nombre a la actividad mercantil que tuvo con América la localidad portuense. Se trata de un precioso edificio de patrón italianizante que, sin embargo, presenta elementos de la típica casa patio sevillana. Sus fachadas son simétricas y monumentales y, en su interior, destaca el artesonado y las vigas labradas de los techos.

Pero esta construcción dio lugar a todo un conjunto de edificios debidos a la burguesía comercial que son a cuál más bonito. Es el caso del palacio de Juan Vizarrón o Casa de las Cadenas, que fue edificado a fines del siglo XVII y destaca por su fachada con motivos heráldicos, sus amplios salones, su patio y su capilla. Incluso contaba con bodega, molino de aceite y embarcadero.

También pertenece a este conjunto el palacio del Almirante Valdivieso, igualmente edificado en el siglo XVII. Articulado en torno a un patio central, la fachada destaca por sus columnas de orden toscano y su friso con triglifos. En cuanto al interior, te aconsejamos que te fijes en las pinturas murales restauradas hace poco tiempo.

Otra joya arquitectónica que ver en el Puerto de Santa María es el palacio de Reinoso Mendoza, construido en el siglo XVIII. También destaca su fachada labrada y con una rica decoración que remata el escudo de la familia propietaria. Posterior, concretamente del XVIII, es el palacio del marqués de Villarreal y Purullena, un espectacular edificio rococó que destaca por su torre mirador, sus magníficos patio y jardines, así como por una espectacular escalera imperial.

Finalmente, en cuanto a los palacios que ver en el Puerto de Santa María, te mencionaremos el de Araníbar, que es el más antiguo de todos y cuenta con un impresionante artesonado mudéjar, y la casa de Roque Aguado, de rasgos barrocos, pero ya edificado en el siglo XVIII.

Conjunto urbano bodeguero de Campo de Guía

Conjunto Bodeguero

Una de las bodegas del Campo de Guía

Carácter muy distinto, aunque igualmente debido a la pujanza de la burguesía del Puerto, tiene este conjunto que te proponemos visitar. Se trata de las bodegas situadas entre las calles Valdés y los Moros, todas ellas construidas en el siglo XIX. Asimismo, todas responden al mismo patrón arquitectónico, con planta rectangular, fachadas artísticas y rematadas en frontones y patios o jardines que las separan de la calle. Es un conjunto de gran valor como muestra de patrimonio histórico industrial de la bahía de Cádiz.

Alrededores que ver en el Puerto de Santa María

Playa del Buzo

El Buzo, una de las playas del Puerto de Santa María

Para terminar nuestro recorrido por la localidad gaditana, te hablaremos de sus privilegiados alrededores. Al sur tienes, justamente, el precioso parque natural de la Bahía de Cádiz, con sus marismas, playas como la del Aculadero, el Buzo o la Puntilla y amplios pinares. En el centro, ocupando el espacio entre la sierra de San Cristóbal y el río Guadalete, encontrarás las marismas de San José.

Pero, quizá, lo más bonito en las cercanías de la localidad esté al norte, con la campiña de Jerez y, sobre todo, con el llamado Complejo Endorreico del Puerto de Santa María, una reserva natural formada por tres lagunas: Salada, Juncosa y Chica. Tiene una superficie de casi trescientas hectáreas y posee enorme valor como hábitat de aves lacustres autóctonas. Podrás ver ánades, garzas, rapaces y fochas, entre otras especies.

Carácter muy distinto tiene el yacimiento arqueológico del Castillo de Doña Blanca, situado en la pedanía de Sidueña. Declarado Bien de Interés Cultural, es un gran conjunto de restos fenicios y cartagineses que incluye, además de murallas, necrópolis y viviendas, un puerto fluvial que fue el más extenso de todo el Mediterráneo. Asimismo, es solo una parte de un enclave mucho mayor que agrupa otros elementos patrimoniales como el poblado de la Dehesa, el yacimiento de Las Cumbres y Las Canteras y el Hipogeo del Sol y la Luna, un enterramiento subterráneo con símbolos astronómicos.

Como su nombre indica, además se halla junto al castillo de Doña Blanca, una torre de vigilancia costera edificada en el siglo XIV en la que, según la tradición, estuvo cautiva doña Blanca de Borbón, esposa del rey Pedro I el Cruel.

En conclusión, te hemos mostrado qué ver en el Puerto de Santa María. Esperamos no habernos dejado nada en el tintero. Sin embargo, también queremos decirte que, ya que visitas la ciudad gaditana, también aproveches para visitar las cercanas Sanlúcar de Barrameda o Chipiona, que son igualmente preciosas villas.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*