Qué ver en Icod de los Vinos

Icod de los Vinos

¿Qué ver en Icod de los Vinos? Para responderte a esta pregunta, lo primero que haremos será localizar este precioso pueblo lleno de encanto. Se halla al noroeste de la isla canaria de Tenerife, entre las primeras estribaciones del volcán del Teide y el mar.

Ocupa una extensión de, aproximadamente, noventa y cinco kilómetros que engloban maravillas naturales, un amplio patrimonio monumental y todo el encanto de los pueblos canarios. Tomándolo como base, podrás disfrutar tanto de la playa como de la montaña, sin olvidar la deliciosa gastronomía de la isla. Pero, sin más preámbulos, vamos a mostrarte qué ver en Icod de los Vinos.

Qué ver en Icod de los Vinos: Naturaleza y monumentos

Comenzaremos nuestro recorrido hablándote de la espectacular naturaleza de Icod de los Vinos para luego centrarnos en su patrimonio monumental. Este último se compone de edificios religiosos y civiles e incluso de algunos museos. No es casualidad que Icod reciba, cada año, en torno a un millón de visitantes.

Naturaleza de Icod de los Vinos

Drago milenario

Drago milenario de Icod de los Vinos

Desde esta bonita localidad canaria puedes obtener las mejores vistas del Teide. Pero, además, debido a la naturaleza de la zona, dominada por el volcán, puedes hacer maravillosas rutas de senderismo. Entre ellas, te citaremos la circular de Santa Bárbara, que pasa por la ermita de la Cruz del Chacho, la que llega hasta las playas de Garachico o la que va hasta la zona de acampada de El Lagar.

No obstante, Icod de los Vinos cuenta con otras dos maravillas naturales que debes visitar sin falta. Una es el drago milenario, que se halla en el parque del mismo nombre de la localidad. El drago es un árbol típico de las islas Canarias, pero este posee aún más valor por tener más de mil años. De hecho, se le considera uno de los seres vivos más ancianos del mundo. Mide unos veinte metros de altura y su base tiene nada menos que catorce metros de perímetro.

El drago poseía valor curativo para los guanches. Según las leyendas de la zona, un joven que huía del mercader al que debía dinero se refugió en las entrañas del árbol y este le ofreció frutas para que se alimentase procedentes del Jardín de las Espérides. A su vez, según otro relato legendario, este se hallaba en las islas Canarias.

El otro gran monumento natural que ver en Icod de los Vinos es la Cueva del Viento-Sobrado. Con unos dieciocho kilómetros de longitud, es el mayor tubo volcánico de Europa y el quinto más grande del mundo (los cuatro primeros están en la isla de Hawái). Fue resultado de las coladas de lava que expulsó el Pico Viejo hace unos 27 000 años y en su interior puedes ver las caprichosas formas que este material creó dentro de la tierra. Entre ellas, simas, terrazas, lagos de lava y otros fenómenos geomorfológicos.

La cueva posee un centro de visitantes y varios paneles en su recorrido que explican el curioso fenómeno de los tubos volcánicos. Y también tiene interés desde el punto de vista de la paleontología, ya que en su interior se han hallado fósiles de animales ya extinguidos en la Prehistoria. Por si todo ello fuera poco, la Cueva del Viento está conectada en su interior con otras cavidades parecidas como la cueva Belén, la de las Breveritas o la de los Piquetes.

Carácter muy diferente tiene la playa de San Marcos, que se encuentra abrigada por una bahía y es de arena negra. En ella, podrás darte un agradable baño y también disfrutar de las instalaciones turísticas que encontrarás en el puerto pesquero que tiene al lado.

Iglesia de San Marcos Evangelista

Iglesia de San Marcos

La iglesia de San Marcos Evangelista

Una vez te hemos hablado de las maravillas naturales que ver en Icod de los Vinos, vamos a hacerlo de su patrimonio monumental, que también es rico y variado. Comenzaremos por la iglesia matriz de San Marcos Evangelista. Se encuentra en la plaza de Andrés de Lorenzo Cáceres, uno de los centros neurálgicos de la villa.

Fue construida en el siglo XVI siguiendo los cánones del estilo colonial canario. Pero, si bonita es por fuera, más espectacular es por dentro. Alberga un rico patrimonio artístico e incluso un museo de arte sacro y orfebrería. Entre estas maravillas, destacan el retablo de la Capilla Mayor, de estilo barroco isleño y policromado, y varias pinturas. Pero la pieza más curiosa de la iglesia es una imagen del Señor Difunto de Icod de los Vinos realizada en pasta de millo por los indios tarascos de Michoacán (México) en el siglo XVI.

Iglesia de San Agustín y Ayuntamiento

Ayuntamiento

Ayuntamiento de Icod de los Vinos

La encontrarás si vas por la calle que le da nombre y que termina en la plaza de León Huerta, donde, por cierto, hay cuatro estatuas genovesas que representan a las estaciones. Fue construida en el siglo XVI y, en su interior, puedes ver un precioso artesonado mudéjar en la capilla de la Soledad. También te aconsejamos que te fijes en el tabernáculo neoclásico y en el púlpito.

Junto a la iglesia de San Agustín se halla el edificio del Ayuntamiento, una preciosa construcción de estilo neocanario, con sus balcones de madera y sus paredes blancas.

Convento del Espíritu Santo

Convento del Espíritu Santo

El convento del Espíritu Santo

Este cenobio franciscano fue construido en el siglo XVII y actualmente es la sede de la biblioteca municipal. Como curiosidad, te diremos que en su interior hallarás una fuente que representa al dios Neptuno. Fue regalada por unos navegantes italianos que naufragaron en las costas de Icod y fueron ayudados por los monjes del convento.

Iglesia del Amparo

Iglesia del Amparo

La iglesia del Amparo, uno de los monumentos que ver en Icod de los Vinos

Ubicada en el barrio del mismo nombre, es un pequeño templo cubierto en su interior por un bonito artesonado. En la capilla Mayor puedes ver un espectacular retablo barroco del XVIII con la imagen de la Virgen del Amparo.

Una vez más, como curiosidad, te hablaremos de la Casa del Ermitaño. Se trata de un edificio adosado a la iglesia que, supuestamente, sirvió como vivienda al fundador del templo, Pedro de la Cruz. Pero más interesante es que se trata de un magnífico ejemplo de arquitectura rural canaria.

En fin, respecto a las construcciones religiosas, también tienes que ver en Icod de los Vinos las ermitas de San Felipe, el Tránsito, las Angustias o Buen Paso y la capilla de los Dolores.

Casa de los Cáceres

La casa de los Cáceres

Casa de los Cáceres

Situada en la ya citada plaza de Andrés de Lorenzo Cáceres, fue la residencia de este coronel de ingenieros considerado un prócer en Icod de los Vinos. Destaca su fachada de tres plantas y estilo neoclásico con ventanas de cuarterones. También debes fijarte en su balaustrada con balcón en la principal de aquellas.

Actualmente, la casa alberga un museo y también sirve como sala de exposiciones de la localidad. Además, junto a ella, podrás ver la estatua dedicada a José Antonio Páez, uno de los líderes de la independencia de Venezuela y descendiente de icodenses.

Museo Guanche y Artlandya

Museo Guanche

Museo Guanche de Icod de los Vinos

Como verás enseguida, el museo dedicado a los antiguos habitantes de las islas Canarias no es el más curioso que ver en Icod de los Vinos. Pero sí te aconsejamos que lo visites porque es muy interesante.

Respetando estrictamente las teorías etnográficas, te muestra varios momentos de la vida cotidiana de estos aborígenes del archipiélago con recreaciones a tamaño real. Además, al terminar tu visita, podrás llevarte una fotografía como recuerdo de tu paso por el museo.

Por otra parte, si te decíamos lo anterior, era porque el museo más peculiar de Icod es Artlandya. Se halla en el distrito de Santa Bárbara y está dedicado al mundo de las muñecas, aunque también expone ositos de peluche y figuras en vidrio. Pero, además, cuenta con un jardín tropical por el que puedes pasear y que te ofrece maravillosas vistas del Teide y de la costa. Asimismo, para terminar tu visita, cuenta con una cafetería donde podrás relajarte.

Gastronomía de Icod de los Vinos

Papas arrugadas

Papas arrugadas con mojo

Finalmente, te hablaremos un poco de la cocina de Icod. Porque sería una pena que te fueses de la localidad sin probar sus delicias. Como habrás deducido por el nombre de la población, esta cuenta con buenas bodegas vinícolas que puedes visitar.

Pero, respecto a los platos típicos de Icod, es imprescindible que te mencionemos las papas arrugadas, típicas de todas las islas Canarias. A veces, se usan como guarnición para la vieja, un pescado típico de la zona. También es muy consumido el chicharro al horno con mojo picón y el atún en escabeche.

En cuanto a las carnes, destaca el conejo en salmorejo. Pero también el cerdo, que se usa, por ejemplo, para la llamada carne de fiesta o adobada. Asimismo, es muy famoso el queso de cabra de la zona y, respecto a los dulces, te aconsejamos el bienmesabe canario. Este se elabora con huevos, almendras, miel y limón. Así, se consigue una textura espesa que se sirve con galletas o helado.

En conclusión, te hemos mostrado todo lo que ver en Icod de los Vinos y también las actividades que puedes realizar en este precioso pueblo canario. Además, para que no te vayas de la localidad sin probar su deliciosa gastronomía, te hemos hablado de sus platos típicos. Ahora ya solo te resta hacer la maleta e ir a conocerlo.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*