Qué ver en Irlanda del Norte

Por años Irlanda del Norte no ha estado en el mapa turístico, opacada por su hermana independiente y por su propia historia política, pero de un tiempo a esta parte el turismo ha redescubierto sus atractivos. ¡Enhorabuena!

Hoy, entonces, nos espera Irlanda del Norte y todos sus atractivos: castillos, iglesias, rutas medievales y Juego de Tronos.

Irlanda del Norte

Es parte del Reino Unido, la parte que no logró independizarse allá en los comienzos del siglo XX. Por décadas su historia política ha estado signada por el enfrentamiento entre católicos y protestantes y la acción terrorista del IRA y la presencia militar inglesa en la isla.

¿Cómo es la geografía de esta isla de historia tan agitada? Pues en tiempos de la Edad de Hielo estaba congelada y sus inviernos no son muy agradables que digamos. Su corazón dicen que es el Lago Neagh con casi 400 kilómetros cuadrados de superficie, el más grande de todas las Islas Británicas. Hay muchos lagos pero también hay montañas, de basalto y de granito, colinas y valles.

Supo ser un territorio muy forestado, con robles, pinos, sauces y demás, pero hoy en día la superficie arbolada ni siquiera llega al 10 % y de las especies originales no queda ni una. Una pena. Geopolíticamente hablando hay seis condados históricos: Antrim, Fermanagh, Londonderry, Tyrone, Down y Armagh.

¿Cómo se mueve uno entre esos condados? Bueno, no es que Irlanda del Norte tiene un super sistema de transporte, no es el caso. Moverte por as grandes ciudades no es difícil pero ya alejarse de los centros urbanos cuesta más y requiere más organización.

Qué ver en Irlanda del Norte

Pues hay castillos y edificios históricos, playas, casas señoriales, museos, bosques y parques y por supuesto, las locaciones relacionadas con Juego de Tronos. Se calcula que hay unos 200 castillos para conocer aunque uno debe hacer una elección. La nuestra es esta:

  • Castillo Carrickfergus: es el mas grande y famoso de este territorio, es más antiguo incuso que Belfast, construido en 1177 por John de Courcy, anglo-normando invasor del Ulster. Está abierto al público y vale la pena visitarlo.
  • Castillo Enniskillen: encabezó muchas revueltas contra los ingleses ya que está en la frontera irlandesa. Fue construido por los Maguire, familia gaélica, y con sus seis siglos descansa a orillas del Lago Erne.
  • Castillo Dunluce: está en un promontorio rocoso cerca del mar y aunque está en ruinas deben ser las ruinas más románticas del mundo. Fue construido en el siglo XIII, aparece en Las Crónicas de Narnia y lo encuentras en el Condado de Antrim.
  • Castillo de Harry Avery: está en el condado de Tyrone y es uno de los pocos construidos por el jefe irlandés O’Neill, convertido a Harry Avery. Es impresionante, sobre una montaña, con vistas maravillosas. Tiene mas de seis siglos.
  • Castillo de Belfast: no tiene tanta apariencia de castillo, está en el centro de la ciudad, y fue construido por los normandos en el siglo XII. En el XVIII fue el hogar de la familia Chichester y aunque originalmente era de estilo normando se quemó y se reconstruyó en estilo victoriano.
  • Castillo Shane: está en Antrim y aparece en Juego de Tronos. Se incendió en el siglo XIX y las ruinas se pueden visitar.
  • Castillo Monea: fue reconstruido durante los años de la Plantación Inglesa en Irlanda en el siglo XVII. A pesar de su historia está casi intacto.
  • Castillo Hillsborough: es mas una mansión georgiana construida a fines del siglo XVIII. Hoy es un palacio real, residencia de la familia real cuando está en Irlanda del Norte. Tiene jardines hermosos y todo puede visitarse por alrededor de 10 libras.

Mas allá de estos castillos hay otros que proponen caminatas, ya no visitas. Por ejemplo, puedes hacer el Sendero del Castillo Ward, en el condado de Down.Se trata de un camino de tres kilómetros por un terreno precioso que va desde el castillo hacia el Castillo Audrey, que en la serie Juego de Tronos es el Campamento de Robb. Es una construcción del siglo XIII y en la aldea costera puedes comer buenos pescados locales.

Otros castillos para deambular son el Benburb Castle, el Castillo de Antrim, el Castillo Dunseverick & Dunluce y el Crom Estate, por ejemplo. ¿Te quieres quedar a dormir en un castillo? Es posible. Lo puedes hacer en el Castillo Crom, en el Castillo Narrow Water, de cinco estrellas de categoría, o en el Castillo Ballygally, de cuatro estrellas y con playas de arena sobre la bahía del mismo nombre, por ejemplo.

Otros de los edificios históricos que puedes visitar son las abadías y sitios monásticos de Irlanda del Norte.Por estas tierras pasa el Camino de San Patricio, así que he aquí los mejores sitios religiosos para visitar:

  • Manantial de Struell: forma parte del Sendero de San Patricio y está en un valle alejado de Downpatrick. Es un destino popular de peregrinaje desde el siglo XVII y se cree que las aguas tienen poderes curativos.
  • Monasterio de Bonamargy: está en el condado de Antrim y fue construido por Rory MacQuillian en el 1500. No tiene techo pero está en buen estado.
  • Abadía de Inch: está a orillas del río Quoile y fue fundada por John de Courcy. Lo que queda de los edificios data del siglo XII y XIII.
  • Abadía de Grey:  fue fundada en 1193 y está en los fondos de la Residencia Rosemount. Está en ruinas, pero es un sitio hermoso.
  • Monasterio de Nendrum: también forma parte del Sendero de San Patricio y se cree que fue construido por San Machoi en el siglo V.
  • Isla Devenish: está en los Lagos de Fermanagh, alejadísimo y en ruinas. Por años los vikingos arrasaron con la zona pero en algún momento de la Edad Media floreció.

Más allá de visitar sitios históricos, algo que personalmente me encanta, Irlanda del Norte tiene destinos para disfrutar de su naturaleza y hacer deportes acuáticos, pasear en bicicleta, salir de pesca, jugar al golf, hacer senderismo o pasar el día en la playa.

Hacer  la Ruta Costal es toda una experiencia, eso sí: inicia en Binevenagh, pasa por Mountsandel, la Destilería Bushmills, el Puente de Carrick-a-rede, los Jardines Memoriales de Joey & Robert, la Casa de Arthur, la Isla Rathlin, la Calzada del Gigante… Aquí me detengo: es un sitio Patrimonio de la Humanidad y es un fenómeno geológico con 40 mil columnas de basalto formadas hace 60 millones de años.

¿Pero sobre todo te interesa Juego de Tronos? Entonces hay mucho para hacer entre experiencias de arquería y de cenas medievales hasta visitas guiadas a los sitios reales donde la serie fue filmada.

Lo cierto es que lo que está más de moda es lo relacionado con esta serie de HBO pero antes que ella la historia del Titanic se llevó toda la atención y en este sentido, en Belfast, no me puedo olvidar del museo, de los astilleros y de todo lo maravilloso que Irlanda del Norte ha armado en torno a la construcción y tragedia de este barco legendario. ¡No te lo pierdas!

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*