Qué ver en Jaipur

India es un país enorme y uno de los estados que lo componen es Rajasthan, cuya capital es la hermosa y atractiva ciudad de Jaipur. De ella hablaremos hoy porque es uno de los destinos más turísticos del país.

Es una de las ciudades más pobladas de India y tiene un sobrenombre precioso: «la Ciudad Rosa», porque si hay un color que predomina entre los edificios es ése. Además, desde 2019 Jaipur es Patrimonio Mundial. Hoy, entonces, qué ver en Jaipur.

Jaipur

Es la capital del estado de Rajasthan, está habitada por 3 millones de personas y así, es la décima ciudad más poblada de India. Además, como dijimos más arriba es un destino super turístico ya que se ubica en el circuito del Triángulo Dorado que conforma con Delhi y Agra. Delhi está a unos 240 kilómetros de distancia y Agra 149 km, amén de que la propia Jaipur suele ser el trampolín a otras ciudades como Kota, Udaipur o el Monte Abu…

Jaipur fue fundada por el Rey de Amer en 1727 con la intención de mudar su capital desde Amer a esta nueva ciudad ya que había más gente y menos agua. Así, Jaipur fue pensada, planificada y construida. El plano se dividió en nueve bloques, dos con los edificios públicos y palacios y el resto dedicados a la población común. Se sumaron siete puertas fortificadas y varias enormes rampas de acceso.

Fue en 1876 que la ciudad fue pintada de color rosa, con motivo de la visita del Príncipe de Gales Alberto, futuro Rey Eduardo VII. Al día de hoy mucho queda de ese color original y es por eso que Jaipir también se llama Ciudad Rosa.

El clima es muy caluroso en verano, y húmedo, y los inviernos son templados y cortos. Llueve mucho entre julio y agosto, por el paso del monzón, y si vas en verano preparate que puede haber días que rocen los 48 ºC. Un espanto.

Qué ver en Jaipur

En principio, el Complejo Palaciego que está dentro de la ciudad amurallada. Fue pensado por el rey Maharaja Sawai Jai Singh II, el fundador, y es una fusión hermosa de dos estilos arquitectónicos, el Mughal y el Rajput. Todavía hoy, en algunas partes del complejo, vive la familia real.

El complejo incluye el Mubarak Mahal o palacio de recepción, el Palacio Maharani o palacio de la reina. Hoy en día el primer palacio alberga un museo real y el segundo expone armas antiguas del siglo XV, pero además es un edificio hermoso con pinturas en los cielos rasos que aún hoy se ven estupendas.

Una de las postales más clásicas de Jaipur es el Hawa Mahal, o Palacio de los Vientos. Fue construido en 17879 por el rey poeta Sawai Pratap Singh como retiro de verano familiar. A través de sus innumerables ventanas la familia real podía espiar el exterior sin ser vista.

El edificio tiene cinco pisos, mezcla de estilo indio e hindú, está hecho con caliza rosada y si bien siempre se lo fotografía por fuera uno puede entrar y subir hasta el techo para disfrutar de una genial vista panorámica de la ciudad.  En el patio hay un museo arqueológico.

El Fuerte Nahargarth está sobre las Colinas Aravalli y son el mejor telón de fondo para Jaipur. Fue construido en 1734 y ampliado en 1868, y funcionó como una barrera increíble contra los enemigos. Dentro funcionaba un retiro de verano real, un palacio con lugar para doce esposas y un rey. Todo conectado mediante corredores con murales.

Otro fuerte imponente es el Fuerte Jaigarh, a unos 15 kilómetros de distancia de la ciudad, en colinas rocosas y áridas. Es antiguo y tiene un viejo cañón que es el cañón más grande del mundo. Otro sitio recomendable es el Templo Birla, construido en la base de Moti Dungari, sobre una alta plataforma, todo en mármol blanco. Fue construido por la familia Birlas, empresarios muy ricos, en 1988, y está dedicado a Vishnu y su compañera, Lakshmi.

Hay dos templos más que son turísticos: el Templo Govind Devji y el Templo Moti Doongri Ganesh. Pero por supuesto, no son los únicos, también está el Templo Digamber Jain Mandir, a 14 kilómetros, en Sanganer. Por otro lado, los peregrinos llegan a Galtaji, un antiguo centro de peregrinación en la ciudad, cruzando por el Templo del Mono, con muchos de estos animales que andan sueltos. El sitio es precioso, en una verde colina.

El Palacio del Lago o Jal Mahal es un tesoro en Jaipur, un edificio de caliza coloreada, en un lago azul, contrastando de la mejor manera. Flota como un barco en el medio del lago Man Sagar y no se puede entrar pero sí admirar desde afuera. El Palacio Sisodia Rani y su jardín está a solo ocho kilómetros de Jaipur sobre la carretera Agra. Es de estilo Mughal, pintado con las leyendas de Radha y Krishna. El jardín tiene muchas fuentes, espacios acuáticos y pabellones coloridos.

El Jardín Vidyadhar está cerca y también es muy hermoso. Siguiendo con el tema verde está el Parque Central, enorme zona verde en el centro de la ciudad. Es genial para pasar, detenerse un poco, tomar fotos. Es el parque mas grande de la ciudad y contiene hasta un campo de golf. Aquí está además la Bandera Nacional, enorme. Otro jardín recomendable es el Jardín Ram Nivas, que data de 1868, en el corazón de la ciudad y albergando el Museo Albert Hall o Museo Central, un zoo, un parque de aves, un teatro y una galería de arte.

Este museo se inspiró en el Museo Victoria & Albert de Londres y en sus salas podrás ver artesanías de distintos materiales, carpetas, esculturas, armas, objetos de marfil y una hermosa y valiosa colección de miniaturas de todas las escuelas de arte locales.

Otro sitio parecido es la estatua tamaño natural, en mármol blanco, del fundador de Jaipur, el rey Sawai Jai Singh II. O el minarete Ishwar, cerca de la Puerta Tripolia, construida en 1749, desde cuya cima puedes tomar una foto inolvidable.

Tampoco nos podemos olvidar el Memorial de las Reinas, la zona funeraria que pertenece a las mujeres de la familia real, justo en el camino hacia el Fuerte Ambar. Se trata de un crematorio con muchos bellos cenotafios, en mármol y piedra local.  Un sitio interesante para aprender sobre la historia local y de India es el Museo de Cera de Jaipur, dentro del Fuerte Nahargarh, con su colección de 30 estatuas, entre ellas Gandhi, Bhagat Singh o Michael Jackson.

Otro sitio famoso en Jaipur es el cine Raj Mandir, un cine lujoso que es ideal para disfrutar de una buena película de cine indio. Data de 1976 y es bastante extravagante, con escalinata y candelabros por doquier. También está el Palacio Madhvendra que el rey Sawai Ram Singh construyó para sus nueve reinas, a unos 15 kilómetros si quieres moverte un poco, o el Templo Akshardham, uno de los mas visitados por su esplendor arquitectónico.

Hablamos de parques, de templos, de fuertes… pero falta hablar de más museos: está el Museo de las Gemas y la Joyería, cerca de la Puerta Nueva, el Museo Amrapali, también dedicado a la joyería india, el Museo de los Legados, dedicado a la cultura de Rajasthan y el Museo Anokhi de la escritura manuscrita, que funciona en una hermosa mansión y el Jantar Mantar, un sitio Patrimonio Mundial que es el observatorio más grande de los cinco que construyó el rey maharaja Sawai Jai Singh II, el rey fundador de la ciudad. Es espectacular.

Información práctica sobre Jaipur

  • Cómo llegar: Jaipur tiene aeropuerto internacional, el Aeropuerto Sanganer. Hay vuelos domésticos hacia toda India. también se puede llegar por carretera desde las demás ciudades del estado y por tren desde Agra, Delhi, Bombai, Calcuta,Udaipur, Bangalor, etc.
¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*