Qué ver en la Bretaña Francesa

Bretaña Francesa

La Bretaña es una región francesa de las trece que hay en Francia. Esta región se encuentra en la zona noroeste del país y ha estado habitada desde el Neolítico, época de la cual quedan formaciones rocosas como la de Carnac. Aunque esta zona se dedicó casi en exclusiva a la pesca durante siglos, en la actualidad está muy enfocada al turismo, ya que tiene mucho que ofrecer.

Desde paisajes que quitan el aliento a grandes playas, ciudades históricas y pueblos con encanto. De todo esto y más hay en la zona de la Bretaña Francesa. Vamos a ver algunos de los puntos más interesantes así como esos pueblos en los que hay que perderse haciendo una ruta.

Concarneau

Concarneau

Esta población surgió en la isla fortificada de Ville Close, que hoy en día sigue siendo una zona clave para visitar este pueblo de la región de Finisterre. En lo alto de la ciudad se puede ver el castillo de Keriolet de estilo neogótico del XIX. Es un pequeño pueblo marítimo que destaca por esa zona antigua fortificada que se convirtió en una de las principales zonas de defensa de la Bretaña Francesa.

Josselin

Josselin

Este es un pueblo que parece sacado de un cuento. En este pueblo destaca el Castillo de Rohan del siglo XV con sus torres sobre el río. Dentro de este castillo hay un Museo de muñecas. En la localidad también se puede ver la Basílica de Notre Dame du Roncier, que se inició en el siglo XIII. En la plaza en donde se encuentra hay restaurantes y bares, ya que es una zona céntrica de encuentro para sus habitantes. Pasear por sus antiguas calles medievales es volver atrás en el tiempo.

Dinan

Dinan

Dinan es un pueblo situado cerca de la costa y de Saint-Malo. La Rue Du Jerzual, la calle más antigua de la ciudad, con una bella puerta medieval. En el casco antiguo de la ciudad se puede ver la plaza Des Merciers y Des Cordeliers. En su zona antigua se pueden ver esas típicas y bonitas casas con entramado de madera en la fachada que parecen sacadas de cuentos antiguos. Estos pueblos conservan todo su encanto y por eso se han convertido en un lugar muy turístico.

Locronan

Locronan

Frente a las casas con entramado de madera nos encontramos con pueblos en donde lo que predomina es el granito, como Locronan. Este pequeño pueblo tiene bellas casas construidas en este material. en La Grand Place se pueden ver mansiones de granito de los siglos XVII y XVIII. En la localidad hay que visitar la iglesia del priorato Saint-Ronan del siglo XV.

Fourgères

Fougeres

Esta población puede presumir de estar protegida por la fortaleza más grande de toda Europa occidental. En su zona más antigua tenemos un castillo medieval con sus torres y murallas. Hay que recorrer las calles para disfrutar de las antiguas casas con entramado de madera, algunas pintadas de colores. Otras cosas que hay que ver en esta ciudad son la Puerta de Notre Dame de los siglos XIV y XV, la iglesia de Saint Sulpice o la iglesia de Saint Leonard.

Mont Saint-Michel

Saint michel

Este es uno de los lugares más populares y más visitados de la Bretaña Francesa. Esta isla no se unió a tierra hasta el siglo XIX gracias a un dique. En la actualidad se puede pasar a esta isla por una pasarela que conecta con ella desde tierra. En el siglo VIII se creó la iglesia en honor a Saint Michel o San Miguel en el monte Tombre. En la actualidad tenemos una gran abadía amurallada que se ha convertido en un complejo que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Nantes

Nantes

Nantes es una de las ciudades de Bretaña. Aunque visitar los pueblos tiene su encanto también hay urbes muy bonitas en estas rutas. En la ciudad hay que visitar las máquinas de la Isla de Nantes. Hay que recordar que Julio Verne nació en esta ciudad y sin duda se le rinde homenaje en todos sus rincones. Podremos ver un enorme elefante de metal o el Carrusel de los Mundos Marinos. También tenemos un poco de historia con el Castillo de los Duques de la Bretaña, una fortaleza medieval del siglo XIII.

Saint-Malo

Saint Malo

Saint-Malo nació en Alet como un puerto galorromano. En la actualidad tenemos una ciudadela rodeada por murallas. Es posible pasear por una antigua ciudad pero también tenemos muchas playas alrededor para poder disfrutar del buen tiempo.

Carnac

Carnac

Los alineamientos de Carnac son un monumento megalítico del Neolítico que todavía se conserva. Es el más extenso del mundo que pertenece a la prehistoria, de ahí que tenga una gran importancia. La tradición local tiene muchas leyendas sobre estos menhires colocados a lo largo de esta zona. Es posible ver la zona pero en los noventa crearon un recinto para proteger los lugares con mayor erosión ante el peligro de que los menhires cayeran y se desgastaran.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*