Qué ver en Niebla, Huelva

La antigua ciudad de Niebla se encuentra en una colina al lado del río Tinto en la provincia de Huelva, Andalucía. Es un lugar tranquilo y que no está saturado de turismo, pero que tiene mucho que contar con respecto a su historia. Por eso se trata de una estupenda elección para hacer una pequeña escapada y conocer un poco más de la comunidad andaluza.

En esta pequeña ciudad podemos ver algunos monumentos y disfrutar del colorido blanco de sus casas en contraste con el rojizo de las murallas. La población se encuentra a solo 30 kilómetros de Huelva, por lo que nos resultará muy fácil hacer una escapada de un día para verla.

Importancia histórica de Niebla, Huelva

La historia de Niebla comienza hace muchos siglos, con ligures y cartagineses. Es importante la época en la que estuvo bajo dominación romana, de la que se conservan algunos vestigios todavía, como restos de una calzada romana. Tras los romanos se convirtió en reino de taifas, siendo la capital de una de las coras o provincias designadas por los musulmanes para dividir Al-Andalus. Los almorávides crearon su recinto amurallado para protegerla, el cual llega a la actualidad. Niebla fue reconquistada por Alfonso X el Sabio y las tropas cristianas. La ciudad todavía sufrió daños en otras guerras, como la Guerra de la Independencia en el siglo XIX, con el asedio de las tropas francesas. Como podemos ver, aunque hoy en día no se encuentra entre los lugares más turísticos, sí fue un punto de vital importancia para la conquista del territorio, probablemente por su posición estratégica sobre una colina dominando los alrededores.

Qué ver en Niebla

Niebla es una población pequeña que se puede ver en un día. No obstante, tenemos muchos monumentos y bastante historia por conocer. Además, hay que salir del centro para ver algunas cosas interesantes en los alrededores, como puede ser el puente romano o los dólmenes prehistóricos. Sea como sea, la visita a Niebla merece la pena.

Iglesia de Santa María de la Granada

Esta antigua iglesia fue construida sobre la zona en donde se encontraba la mezquita, como suele ser habitual en las ciudades andaluzas con la reconquista de los territorios de Al-Andalus. El edificio que ha llegado a nuestros días es una interesante mezcla de construcciones y culturas. Hay restos de la antigua mezquita que fue casi derrumbada por completo, columnas de la época romana y puertas y ventanas en forma de herradura por lo que ha sido calificada como una obra de estilo mudéjar. Fue declarada Monumento histórico y se encuentra en la Plaza de Santa María, junto al Ayuntamiento de Niebla.

Castillo de los Guzmanes

El lugar en el que se encuentra este castillo es en donde estaban las villas de los antiguos gobernadores romanos. También fue ocupado más tarde por emires musulmanes. A partir del siglo XIV se toma la ciudad y es cuando los condes de Niebla reforman y decoran todo el edificio, creando la Torre del Homenaje, con almenas defensivas. La zona residencial del castillo es de la época de los duques de Medina Sidonia. Poseía un foso y un puente levadizo, además de estar rodeado por una barrera que lo protege de ataques desde el exterior. En 1932 fue declarado Monumento Nacional.

Murallas almorávides

Estas murallas son sin duda lo más preciado de la ciudad, por su buen estado de conservación. Cuentan con un largo de dos kilómetros y más de cuarenta torres en pie. Además, se pueden ver las puertas por las que todavía se accede a la ciudad desde diferentes puntos. Tenemos la Puerta del Agua, la del Buey, la del Socorro, la del Agujero y la de Sevilla. También fueron declaradas Monumento Nacional. Es fácil ver en su estructura diferentes épocas por las tonalidades de las piedras con las que ha sido elaborada. Una visita relajado por las murallas es algo obligado en el pueblo de Niebla.

Puente romano sobre el río Tinto

Niebla también puede presumir de tener uno de los puentes romanos mejor conservados de la Península Ibérica. Pasa sobre el río Tinto, que llama la atención por su color rojizo. En la zona este del puente es donde se conservan mejor los elementos romanos, como los arcos de medio punto. En otras zonas hay estructuras de elementos de la época musulmana, pues el puente sufrió algunas reconstrucciones. No obstante, hay que decir que este puente, con sus antiguos elementos y estructuras sigue soportando el paso de los vehículos en la actualidad, lo que nos indica lo fuertes que eran las construcciones romanas.

Dólmenes cercanos

El Dolmen de Soto en la población de Trigueros se encuentra cerca de Niebla  y es un monumento megalítico del año 3000 o 2500 a. C. Se trata de un dolmen yuxtapuesto en forma de corredor largo, el más grande de la provincia de Huelva. Más cerca de Niebla se encuentra el Dolmen de la Hueca, aunque este no es tan asombroso como el de Soto, al que vale la pena acercarse.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

España, Que ver, Viajes

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en otros blogs como Bezzia, Decoora o MundoPerros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*