Qué ver en Périgord Noir

Périgord Noir

En el suroeste de Francia se encontraba la antigua provincia del Périgord, en el noreste de Nueva Aquitania. Toda la comarca se divide en distintos departamentos, entre los cuales se encuentra el conocido como Périgord Noir. Este nombre se le ha dado a esta zona por el tono oscuro de sus bosques y también por el preciado manjar que se encuentra en ellos, la trufa.

Vamos a ver qué es lo que se puede conocer en la zona del Périgord Noir en Francia, una subcomarca que ofrece bonitos paisajes naturales para perderse. En Francia hay sin duda muchos lugares que van más allá de las grandes ciudades.

Divisiones del Périgord

Este espacio se puede dividir de dos formas. Por una parte se puede dividir entre Périgord Alto con capital en Périgueux y Périgord Cada con capital en Sarlat-la-Caneda. No obstante, hay una manera mucho más turística en la que han dividido la comarca, con subcomarcas que se denominan por colores.

El Périgord Verde tiene su centro en Nontrom. Este nombre viene de las extensas campiñas de color verde con impresionantes bosques de roble. Este nombre turístico hace que esta zona se conozca por su bonito colorido verde, con bonitos campos.

El Périgod Blanco tiene a Périgueux como ciudad principal. En esta zona de la comarca predomina un suelo calcáreo que es el que le da nombre, de ahí que el blanco sea el tono escogido para esta subcomarca.

En el Périgord Púrpura está la hermosa villa de Bergerac. Este nombre parte de la gran cantidad de viñedos que se dedican al cultivo de la uva para la producción de un rico vino.

Sarlat-la-Canéda

Sarlat

Este es el pueblo más importante del Périgord Noir y sin duda uno de los pueblos más bonitos de toda Francia, que tiene poblaciones espectaculares. Este es una de esas poblaciones de Francia que conserva su encanto medieval realmente bien. En sus antiguas calles destacan las casas que parecen pequeños palacetes con altas torres. Esto se debe a que los comerciantes de aquella época deseaban mostrar su estatus aunque no tuviesen nobleza en la sangre. De esta forma compraban dos casas y entre ellas construían esas torres. Esta es la ciudad con mayor número de edificios declarados de interés histórico.

La catedral de San Sacerdos es su edificio más representativo. Todavía conserva algunos de los restos de la antigua iglesia románica que se encontraba en ese lugar. El campanario es del siglo XII pero casi todo el edificio pertenece al siglo XVI.

Sarlat la Caneda

Otro de sus puntos de interés es la Linterna de los Muertos o torre de San bernardo de Sarlat. Este es el edificio en pie más antiguo de la ciudad, que data del siglo XII. Se dice que esta torre se utilizaba como linterna para guiar a los viajeros perdidos, aunque sus ventanas son demasiado estrechas para cumplir bien con este fin. Es por eso que a día de hoy se cree que pudo ser o bien un mausoleo o una capilla pequeña para realizar algunos rituales.

En la Plaza de la Liberté está el mercado de la ciudad, que se encuentra en la iglesia de Santa María que hace varios siglos que ya no es una iglesia. En esta plaza hay estupendos cafés y terrazas para poder relajarse y descubrir el ajetreo de esta pequeña población.

El Valle del Vézère y Lascaux

Cuevas de Lascaux

Esta zona conserva muchos restos de la prehistoria, con más de 100 yacimientos arqueológicos y 25 cuevas pintadas durante el Paleolítico. La Cueva de Lascaux es una de las más importantes y se encuentra cerca del pueblo de Montignac. En los años 60 las cuevas fueron cerradas debido al visible daño que el turismo les estaba causando, por eso en los ochenta decidieron crear una réplica como se ha hecho con las cuevas de Altamira, con el fin de preservarlas intactas.

Jardines de Eyrignac

Eyrignac

Estos jardines parecen ser los más bellos de Francia y se encuentran precisamente en esta parte de Dordoña, en el Périgord Noir. Están muy cerca de Sarlat, por lo que es una visita casi obligada. Fueron creados en el siglo XVIII y en ellos se pueden ver esculturas vegetales, pequeñas piscinas, miles de plantas diferentes, flores, fuentes  e incluso una pagoda china. Sorprende a todo el que los visita debido a su elegancia y a lo cuidados que están.

La Roque Gageac

La Roque Gageac

Este es otro pueblo que cautiva con su increíble belleza. Se encuentra fortificado y está situado a orillas del río Dordoña. Una de las actividades más habituales para los turistas que visitan la población es subirse a uno de sus barcos tradicionales para poder ver las casas y el castillo desde el río, en donde tienen la mejor perspectiva de la villa. La segunda actividad consiste en perderse por sus empinadas calles y disfrutar de los antiguos edificios y de sus calles empedradas.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*