Qué ver en Plasencia, Cáceres

La ciudad de Plasencia es otra de esas ciudades tranquilas que son ideales para una sencilla escapada de fin de semana. Esta es una ciudad monumental que realmente cuenta con bastantes cosas que ver y con un casco antiguo muy bonito. Además, dispone de muchas zonas verdes en las que se puede descansar, por lo que lo tiene todo para ser la escapada ideal.

Hay varias cosas que ver en Plasencia y las vamos a ver para no perdernos ni un solo rincón cuando vayamos a esta ciudad. Es fácil verla en uno o dos días y lo mejor de todo es lo acogedora que resulta frente a otras urbes más grandes, por lo que es una buena idea para cualquier pequeño viaje.

Catedrales de Plasencia

Una de las cosas más interesantes que tiene la ciudad de Plasencia es su zona monumental, en la que nos encontramos con dos catedrales, una más antigua y otra conocida como la Catedral Nueva de Plasencia. La Catedral Vieja o Catedral de Santa María comenzó a construirse en el siglo XII o XIII y no se terminó hasta un siglo después. La peculiaridad de estas catedrales es que son dos edificios que se han unido para formar una especie de catedral única, aunque desde luego son dos. De todas formas así nos será mucho más fácil visitarlas. En la entrada de la Catedral Vieja veremos una portada típica del románico. El claustro tiene planta irregular y en él podemos ver cómo se iba introduciendo el estilo gótico. Otro de los elementos importante es la Torre del Melón o Capilla de San Pablo. En la Catedral Nueva destacan los bellos retablos del interior, así como la zona del órgano.

Plaza Mayor

Si deseamos disfrutar del centro más animado de la ciudad debemos dirigirnos a la Plaza Mayor. Si vamos a viajar a la ciudad en agosto hay que reservar un martes para disfrutar de la fiesta del Martes Mayor precisamente en esta plaza, en la que se crea un gran mercadillo. En esta plaza se encuentra la Casa Consistorial del siglo XVI. Hay que fijarse bien en la torre del campanario, en donde veremos una figura que es todo un símbolo en la ciudad. Es el Abuelo Mayorga. Esta plaza es el lugar perfecto para hacer una parada en las visitas y tomar algo en los bares, que en verano sacan sus terrazas para disfrutar de las vistas a esta zona monumental.

Murallas de la ciudad

Las murallas de la ciudad, tan bien conservadas, son otra de las cosas que se suele destacar de Plasencia. Disponen de hasta 21 torres de las 71 que tenía,  y las puertas por las que se entraba a la ciudad, por lo que es una parte importante de su patrimonio, tanto que fue declarada Bien de Interés Cultural ya en el año 1958. Una de las cosas que debemos saber es que además podemos caminar por ellas, para disfrutar de unas vistas diferentes de la ciudad.

Convento de Santo Domingo

Si buscamos alojamiento de lujo y que además nos aporte el toque histórico tenemos el estupendo Convento de Santo Domingo del siglo XV, que se ha convertido en parador y que alberga un pub en su interior. No hay que perderse la bonita escalera volada, y se puede disfrutar de una piscina exterior y de zona de wellness.

Acueducto de San Antón

El acueducto de San Antón se encuentra en la zona norte de la ciudad y es otro de esos monumentos que hay que ver si nos acercamos a la ciudad. Aunque relacionamos los acueductos en la Península con la época romana, lo cierto es que este no es tan antiguo, sino que data del siglo XVI, cuando se utilizó para recoger el agua de la sierra y de los manantiales para abastecer a la ciudad.

Zona verde de Los Pinos

Esta ciudad se caracteriza por tener muchas zonas verdes. Una de ellas es el parque de Los Pinos, un enorme parque municipal con especies autóctonas, en donde también se pueden encontrar sequoyas. En el parque hay muchas aves, entre ellas patos, garzas o avestruces. El lugar ideal para pasar la tarde, ir con niños o simplemente descansar dando un paseo a la sombra mientras se disfruta del espacio natural.

Palacio de Mirabel

El Palacio de Mirabel que mandó edificar el duque de Plasencia en el siglo XV, en la zona de la judería, que se convirtió en un espacio de tierras expropiadas. Hoy en día este palacio es otro de los edificios emblemáticos de la ciudad. Dentro se puede disfrutar de un patio de estilo neoclásico con dos pisos.

Excursiones cerca de Plasencia

Plasencia se encuentra cerca de una de las zonas más bellas en primavera. Nos referimos al famoso Valle del Jerte, en donde se pueden ver durante un corto periodo los cerezos en flor, convirtiéndose estos árboles en el espectáculo principal del valle.


Categorías

Escapadas

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en otros blogs como Bezzia, Decoora o MundoPerros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*