Qué ver en Salamanca

La ciudad de Salamanca es una de las más importantes en nuestro país y sin duda se trata de un lugar ideal para realizar una escapada de fin de semana con el fin de conocer los rincones de esta urbe histórica. Sus monumentos, edificios y personajes ilustres han hecho que en el año 88 se declarase Patrimonio de la Humanidad.

Si quieres descubrir todo lo que puedes ver en Salamanca, te damos unas cuantas ideas, con esos lugares imprescindibles por los que hay que pasar si visitamos la ciudad. Una urbe con mucha historia que algunos escritores eligieron como inspiración.

Catedral Nueva y Catedral Vieja

En Salamanca no hay solo una catedral, sino que podremos visitar dos. Con el crecimiento de la ciudad la primera, a la que llaman Catedral Vieja, se quedó pequeña, por lo que se realizó una segunda, la Catedral Nueva. La Vieja es una representación del románico medieval. Están pegadas por un muro, por lo que es fácil visitarlas, pero las entradas de cada una son independientes. En la Catedral Vieja se destaca la Torre del Gallo o las capillas. La Catedral Nueva cuenta con un estilo gótico y en su fachada se debe buscar el famoso astronauta, una figura que parece sacada de un imaginario futurista y que se ha convertido en todo un símbolo en la ciudad. Esta es una de las cosas que hay que buscar en las fachadas de los monumentos de Salamanca, aunque no es la única. Puede que en nuestra visita nos pasemos un buen rato buscando figuras en las fachadas.

Plaza Mayor

Las grandes plazas de muchas ciudades españolas eran sin duda el centro social al que se acudía en busca de entretenimiento. Esto no ha cambiado tanto a lo largo de los años, porque la Plaza Mayor sigue siendo un lugar muy social al que acudir. La plaza tiene forma de cuadrilátero cerrado y cuenta con soportales en los que hay bares y terrazas para poder descansar y tomar un refrigerio. Si somos de los que nos tomamos las visitas con tranquilidad, seguramente pasaremos varias veces por la estupenda Plaza Mayor. Así además podremos disfrutar del ambiente animado de esta ciudad universitaria. En esta plaza de estilo barroco también se encuentra la fachada del Ayuntamiento. Hay que buscar entre los locales de ocio algunos que se han convertido en toda una institución, como el Novelty.

Universidad de Salamanca

La Universidad de Salamanca puede ostentar el título de la más antigua de España, habiendo sido fundada en el siglo XIII. Los turistas que la visitan lo hacen sin duda para ver su fachada, ya que en ella parece descansar una rana de piedra que se debe encontrar. Como pista diremos que está en la zona derecha de la fachada y que la rana está posada sobre una calavera. Se dice que los estudiantes se pasaban el rato buscándola porque si la encontraban les daría suerte para pasar la carrera. Lo cierto es que parece que no es nada fácil dar con la rana y hay gente que se pasa bastante rato buscándola en la fachada. Debemos afinar la vista y sobre todo tener paciencia para lograr pasar el reto de la rana en Salamanca.

Casa de las Conchas

La Casa de las Conchas es un palacio construido en el siglo XVI en estilo gótico. Es conocida con ese nombre porque en su fachada cuenta con más de trescientas conchas talladas en piedra, lo que le da un aspecto único y singular. Este palacio cuenta con elementos muy variados, de estilo mudéjar, gótico o renacentista. Dentro de esta casa hay en la actualidad una biblioteca que se puede visitar, además de un bonito claustro. Hay una leyenda en torno a esas conchas que dice que bajo ellas se esconde el mapa de un tesoro y por eso algunas están rotas.

Casa Lis

La Casa Lis es un edificio modernista del siglo XX que destaca por las bellas vidrieras de la fachada sur. Se edificó sobre las murallas de la ciudad y en la actualidad alberga el Museo de Art Nouveau y Art Decó. Cuenta con exposiciones y actividades. Los jueves la entrada es gratis.

Jardín de Calixto y Melibea

Aunque puede que la visita a este pequeño huerto no sea muy espectacular, pensamos que se trata igualmente de una visita obligada por la relación que tiene con la célebre obra de ‘La Celestina’, la cual todos hemos leído en el colegio. Se dice que este fue el jardín en el que se inspiraron para escribir la obra sobre los amantes Calixto y Melibea, por lo que siempre resulta interesante pararse a pensar en aquello que le pudo servir de inspiración. Desde las barandillas se disfrutar de unas excelentes vistas de la ciudad, aunque ciertamente es un lugar bastante concurrido por estas razones, con lo que es difícil encontrarle el lado romántico.

¿Quieres reservar una guía?


Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en otros blogs como Bezzia, Decoora o MundoPerros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*