Qué ver en Salzburgo

Salzburgo

La ciudad de Salzburgo se encuentra en Austria y es la cuarta urbe más poblada en el país. Se encuentra a 150 kilómetros al este de Múnich. La ciudad se asienta en ambas orillas del río Salzach. Este lugar es conocido por ser el lugar de nacimiento de un genio de la música como Mozart. No es una ciudad extremadamente grande, por lo que se puede ver lo principal en uno o dos días.

Vamos a disfrutar con lo que hay que ver en Salzburgo, una bella ciudad europea que ya es Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO debido a su cuidado centro histórico, una de sus zonas más pintorescas e interesantes. Os contamos todo aquello que no hay que perderse en esta ciudad austríaca.

Catedral de Salzburgo, la Salzburger Dom

Catedral de Salzburgo

En la ciudad hay muchas iglesias si lo que nos gustan son los edificios religiosos, pero una destaca sobre todas las demás. Se trata de la Catedral de Salzburgo, construida en el siglo XVII en estilo barroco. Una de las anécdotas más interesantes es que en esta catedral es en donde fue bautizado Mozart, que después fue el organista durante varios años. En su interior se puede visitar la cúpula, el museo, ver el órgano y los frescos del Antiguo Testamento.

Residenzplatz

Residenzplatz

La Plaza de la Residencia es una de las más populares en la ciudad y en ella se encuentra la residencia de los arzobispos de Salzburgo. Dentro se puede visitar su museo y los salones de Estado, que cuentan con una rica decoración. En el centro de la plaza hay una enorme fuente barroca que aparece en la película de ‘Sonrisas y Lágrimas’. No hay que olvidar que esta película se rodó en la ciudad y hay muchos emplazamientos que salen en ella.

Fortaleza de Hohensalzburg

Fortaleza de Hohensalzburg

Esta fortaleza domina la ciudad, situada sobre la montaña Festungsberg. El el mayor castillo mejor conservado de Europa Central y una de las visitas imprescindibles en la ciudad. La fortaleza abre todo el año y se puede llegar a ella en funicular o a pie. Dentro de la fortaleza hay un museo en el que se pueden ver objetos históricos de la vida en la corte. En su interior también se puede visitar el Museo de Marionetas y el Museo del Regimiento de Rainer.

Getreidegasse

Getreidegasse

Getreidegasse es una de las calles más conocidas en toda la ciudad. Se trata de la calle comercial situada en la zona histórica, en donde también está la casa de Mozart. Destacan las cuidadas casas antiguas en las que se conservan los letreros de hierro para mostrar qué tipo de tienda hay en cada lugar, lo que le confiere a la calle un toque muy pintoresco y especial.

Casa natal de Mozart

Casa de Mozart

La casa en la que nació Mozart, situada en el número 9 de la calle Getreidegasse es hoy en día uno de los museos más visitados de toda Austria. Se puede recorrer la casa del siglo XVIII para conocer la vida de Mozart en la ciudad y ver objetos suyos, como el violín infantil. Si se desea conocer más acerca del músico se pueden reservar tours para conocer los lugares de la ciudad que están relacionados con Mozart.

Palacio de Mirabell

Palacio de Mirabell

Este palacio cuentan con los jardines más bellos de la ciudad y además se trata de un lugar en el que se rodaron muchas de las escenas de ‘Sonrisas y Lágrimas’. Es por eso que incluso hay tours que llevan a la gente por las localizaciones. El palacio data del siglo XVII y en la actualidad se utiliza como escenario de bodas, puesto que se trata de uno de los lugares más románticos de todo Salzburgo. Cuando más bonitos están los jardines es en primavera, puesto que se pueden ver las flores en todo su esplendor.

Palacio de Hellbrunn

Palacio de Hellbrunn

Esta visita hay que dejarla normalmente para el final, puesto que el palacio se encuentra a cinco kilómetros del centro. Sin embargo, es una de las visitas importantes, por lo que no hay que perdérselo. Se trata de un palacio que ofrece un bello estilo renacentista. Era la residencia de verano del príncipe-arzobispo de Salzburgo. Además de ser un bello edificio cuenta con los interesantes ‘Juegos de agua’, una serie de cuevas, fuentes y figuras  de estilo manierista que resultan asombrosas.

Colina de Kapuzinerberg

Vistas a Salzburgo

Si deseamos tener una perspectiva global de la ciudad de Salzburgo, nada mejor que acudir al monte de los Capuchinos. El único inconveniente que le vemos a esta excursión es que hay que subir a pie, por lo que no todo el mundo está dispuesto a hacer el recorrido. Se recomienda hacerlo con las energías renovadas, aunque no sea una subida difícil. Las vistas desde allí valen la pena y ya desde el lugar en el que se encuentra el monasterio de los capuchinos se pueden apreciar panorámicas de la ciudad.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*