Qué ver en Sighisoara, Rumanía

Sighisoara

La ciudad de Sighisoara se encuentra en los Cárpatos de la región histórica de Transilvania. Se ubica en el río Tarnava en el distrito de Mures. Su centro histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1999 y ha conservado su zona medieval con un gran encanto, de ahí que en la actualidad sea un lugar turístico de gran interés.

Vamos a ver cuáles son los lugares de interés de esta ciudad de Rumanía, que también es famosa por ser el lugar de nacimiento de Vlad Tepes, más conocido como Vlad el Empalador, en quien se inspiró Bram Stoker para crear el personaje de Drácula.

Historia de Sighisoara

Esta ciudad fue fundada durante el siglo XII por los sajones llegados de la zona de Alemania. Esta ciudad se levantó sobre los restos que quedaban de un fuerte romano conocido como Castrum Sex. Durante el siglo XIV y XV la ciudad desarrolló su economía facilitando la comunicación de Europa con Oriente por su situación. En la actualidad se puede decir que Sighisoara es una de las ciudades medievales mejor conservadas de Europa.

El personaje de Vlad Tepes

Vlad el Empalador

Vlad III nació como Vlad Draculea, pero fue conocido más tarde como Vlad Tepes, que significa Vlad el Empalador. Tomó el trono de Valaquia y fue conocido como uno de los gobernantes más duros conocido por realizar empalamientos. Precisamente en este personaje, nacido en Sighisoara, se inspiró el escritorio Bram Stoker para crear el personaje del Conde Drácula, el vampiro más internacional.

Centro histórico

Sighisoara

El centro histórico es uno de los lugares más interesantes de la ciudad, ya que en esta zona se concentran sus mejores monumentos y calles. Este recinto amurallado que se conserva tan bien cuenta con cinco calles principales por las que pasear para ver cada pequeño rincón. Hay que decir que esta zona histórica es bastante pequeña, por lo que es fácil encontrar grupos de turistas que parecen llenar la zona en ocasiones. La hora del mediodía y las últimas horas del día son las mejores para visitar el casco antiguo, para no encontrarse con tanta gente. Esta zona es adoquinada y peatonal. Destacan especialmente las casas pintadas de colores, algunas de las cuales tienen un aspecto viejo y desgastado, lo cual no les resta encanto.

De las catorce torres que había en la ciudadela quedan todavía en pie nueve de ellas y de los cinco bastiones artillados quedan dos. Sigue siendo una de las ciudades medievales mejor conservadas. La torre Cositorilor todavía muestra algunos de los impactos recibidos en el siglo XVIII. En esta zona de la ciudad, en donde antes había casas de artesanos y los gremios, hay hoy en día bares, restaurantes y tiendas variadas para atraer a los turistas.

La Torre del Reloj

Torre del reloj

La Torre del Reloj se encuentra en la plaza central o Piata Cetatii, la zona más céntrica de la ciudadela, que antaño era el lugar de reunión alrededor del cual se concentraban las tiendas de los gremios y el mercado. En esta plaza está esta torre, que es uno de los monumentos más importantes de la ciudad y uno de los más visitados. Se puede visitar por dentro, aunque la visita es de pago, y desde lo alto se puede disfrutar de unas estupendas vistas de los tejados de la ciudad. Aunque la torre es del siglo XIII, el reloj es del siglo XVII. Tiene un bonito carrillón con figuras. Cerca de esta torre también se encuentra la casa de Vlad el Empalador.

Museos de Sighisoara

En esta ciudad hay tres museos que se pueden visitar comprando un ticket conjunto para todos ellos. El Museo de la Historia está situado dentro de la Torre del Reloj, por lo que es sin duda una visita obligada. Dentro de esta torre también está otro de los museos, llamado la Cámara de Tortura. Es un museo pequeño que se encuentra en donde estaban las salas de tortura antiguamente. El Museo de las Armas está en la casa de Vlad, con armas de la época medieval.

Escalera de los Estudiantes

Escalera de los estudiantes

La escalera de los estudiantes es una curiosa escalera con una cubierta de madera que fue creada en el siglo XVII. Se ideó para que los estudiantes no faltasen nunca a clase y contaba con 300 escalones de los que solamente quedan 175 en la actualidad. Se puede subir por ella igualmente para llegar a lo alto de la colina. En lo alto se encuentra el cementerio alemán de la ciudad, lo que recuerda el pasado anglosajón de la urbe. Es un bello y tranquilo cementerio para quienes gusten de hacer visitas a los campos santos.

Otros lugares de interés

En esta ciudad hay algunos otros edificios de interés. La Antigua Escuela con material del siglo pasado, la iglesia del Monasterio Dominicano o la Iglesia Católica. Es una visita bastante completa pero que se hace rápido porque todo se encuentra bastante cerca.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*