Qué ver en Soria y alrededores

Soria

Si te preguntas qué ver en Soria y alrededores porque planeas una visita a la ciudad castellana, debes saber que cuenta con un extraordinario patrimonio monumental. De hecho, sorprende que una localidad tan pequeña (apenas cuarenta mil habitantes), posea tanta riqueza de patrimonio.

En cuanto a este, abarca desde época romana hasta el presente, pasando por el Medievo, el Renacimiento, el Barroco o el Neoclasicismo. Por tanto, no cabe mayor variedad y riqueza monumental. Además, Soria tiene una amplia oferta de zonas verdes. Y, por si estas te parecen poco, cuenta con un entorno natural maravilloso y en el que también abundan los edificios históricos. Pero, sin más preámbulos, vamos a mostrarte todo lo que ver en Soria y alrededores.

Qué ver en Soria y alrededores, de los monumentos urbanos al entorno natural

Comenzaremos nuestra ruta por Soria, cuyos monumentos no desmerecen a los de Segovia o Ávila, en el centro de la localidad castellana. Luego nos acercaremos a los paisajes y monumentos del extrarradio que, no obstante, son igualmente espectaculares y te fascinarán. Todo ello sin olvidar los interesantes museos que te ofrece.

Plaza Mayor, lo primero que ver en Soria

La plaza Mayor

Plaza Mayor de Soria

Para cumplir nuestro plan, iniciamos el recorrido por Soria en su plaza Mayor, auténtico centro neurálgico de la ciudad. Porticada y con la fuente de los Leones en su centro, que fue edificada en 1798, cuenta con varios monumentos que, por sí solos, justifican una visita a Soria.

Es el caso del palacio de la Audiencia, una imponente y sobria construcción neoclásica del siglo XVIII que hoy alberga un centro cultural. También de la Casa de los Doce Linajes, cuya fachada es de estilo post-herreriano, y de la Casa del Común, hoy Archivo Municipal. Igualmente, puedes ver en la plaza Mayor el palacio de Doña Urraca, cuya forma actual data del siglo XVII, y del Ayuntamiento con su casona adjunta, que data de finales del XVI.

Concatedral de San Pedro

Concatedral de San Pedro de Soria

Concatedral de San Pedro

Aunque conserva restos de la iglesia monacal primitiva del siglo XII, fue edificada en el XVI siguiendo los cánones del estilo plateresco. Tiene planta de salón con tres naves divididas en cinco partes y con techos en bóveda estrellada. En su interior alberga varias capillas y el retablo mayor, obra de Francisco del Río en el siglo XVI. En cuanto al exterior, destacan la Puerta Santa y la torre, con sus espectaculares campanas.

Pero la gran joya de la Concatedral es su claustro, declarado monumento nacional en 1929. Se accede a él a través de una portada con arco de medio punto y fue edificado en el siglo XII. Se conservan tres de sus galerías de arcos con capiteles que representan animales fantásticos, vegetación y pasajes de la Biblia. Desde el claustro, además, se accede al Refectorio, que actualmente alberga el Museo Diocesano.

Otras iglesias que ver en Soria

La iglesia de San Juan de Rabanera

Iglesia de San Juan de Rabanera

La ciudad castellana llegó a contar con treinta y cinco parroquias, pero muchas de sus iglesias han desaparecido. Sin embargo, entre las que se conservan, debemos recomendarte que visites tres: la de San Juan de Rabanera, la de Nuestra Señora del Espino y la de Santo Domingo.

La primera pertenece al románico tardío y es Monumento Nacional desde 1929. Por su parte, la segunda alberga la imagen de la patrona de la ciudad y fue construida en el siglo XVI siguiendo los cánones del plateresco sobre los restos de otra iglesia primitiva. En cuanto a la de Santo Domingo, también es románica, pero su mayor originalidad reside en su portada. Se trata de una trinidad rodeada por cuatro arquivoltas con escenas bíblicas labradas y solo hay cinco de este tipo en el mundo.

Como te decíamos, no son, ni mucho menos, las únicas iglesias que ver en Soria y alrededores. También te aconsejamos que visites las de San Nicolás, San Ginés, Santa María la Mayor o la de San Miguel de Cabrejas.

Muralla y castillo de Soria

Murallas de Soria

Las murallas de Soria

Pasando a la arquitectura civil de Soria, te hablaremos en primer lugar de su muralla medieval. Edificada en el siglo XIII, tenía un total de 4100 metros de longitud y forma cuadrangular. Actualmente, se conserva buena parte de ella, aunque no sus puertas. En cambio, todavía existen dos postiguillos o puertas pequeñas: los de San Ginés y San Agustín.

Por su parte, el castillo, actualmente en ruinas, formaba parte de la muralla y se cree que fue edificado en tiempos de Fernán González. Hoy puedes ver los restos de la torre del homenaje, el recinto amurallado interior y su acceso, flanqueado por dos cubos.

En cambio, se encuentra perfectamente conservado el puente medieval de la ciudad, bien es cierto que ha sido restaurado en varias ocasiones. Esta construido en piedra, mide ciento doce metros y cuenta con ocho arcos de medio punto. Te aconsejamos que lo visites de noche, pues cuenta con una bonita iluminación nocturna.

También te recomendamos visitar el puente de Carlos IV, que data del siglo XVIII y el de Hierro, edificado en 1929 como paso para el ferrocarril entre Soria y Torralba.

Palacios nobiliarios

El palacio de los condes de Gómara

Palacio de los condes de Gómara

Buena parte del patrimonio monumental que ver en Soria y sus alrededores está conformado por palacios nobiliarios. Entre ellos, destacan igualmente dos: el de los condes de Gómara y el de los Ríos y Salcedo.

El primero de ellos fue edificado a finales del siglo XVI con mucha influencia del estilo herreriano y es Bien de Interés Cultural desde el año 2000. Curiosamente, el palacio de los Ríos y Salcedo fue construido por la misma familia que hizo en anterior. Es de estilo renacentista y actualmente alberga el Archivo Histórico Provincial.

Junto a estas casas nobiliarias, puedes ver en Soria otras muchas. Te destacaremos los palacios de los Castejones y de don Diego de Solier, que están unidos, así como el de la Diputación, que es neoclásico y te ofrece un interesante conjunto de estatuas en su parte frontal.

Por su parte, el edificio del Círculo de la Amistad Numancia es un bonito inmueble del siglo XIX. En su interior destacan el Salón de los Espejos y el Museo de los Poetas, dedicado a los que pasaron por Soria y le dedicaron versos: Gustavo Adolfo Bécquer, Antonio Machado y Gerardo Diego.

Alrededores de Soria

La ermita de San Saturio

Ermita de San Saturio

Aunque hemos dejado algunos monumentos en el tintero, vamos a hablarte ahora de los preciosos alrededores de la ciudad castellana y del patrimonio con que igualmente cuentan. En el parque del Castillo, situado donde se halla este, tienes los mejores miradores para ver Soria desde su parte más elevada. No obstante, el principal pulmón verde de la ciudad es el parque de la Alameda de Cervantes, donde existen más de ciento treinta especies vegetales.

También puedes caminar por el Paseo de San Polo y, en verano, bañarte en la Sotoplaya del Duero. Justamente tomando este camino llegarás a la ermita de San Saturio, uno de los templos más curiosos de la ciudad castellana y dedicado a su patrono. Se construyó en el siglo XVIII sobre una serie de grutas y salas horadadas en la piedra. En su interior alberga murales barrocos y también el altar pertenece a este estilo.

Por otra parte, a unos ocho kilómetros de la ciudad está el monte Valosandero, que es uno de los lugares preferidos por los sorianos para hacer senderismo y disfrutar de la naturaleza. Al recorrer algunos de sus caminos, podrás ver pinturas rupestres de la Edad de Bronce.

Pero, si hay un lugar que debes ver en los alrededores de Soria, este es el enclave de las ruinas de Numancia, la antigua población celtíbera que resistió heroicamente el asedio de las tropas romanas hasta terminar suicidándose de forma colectiva. Concretamente, se halla sobre el cerro de la Muela y cuenta con recreaciones de las casas y otros edificios de la época.

Complemento indispensable de esta visita es el Museo Numantino. Alberga muchas de las piezas encontradas en el yacimiento de la antigua ciudad, pero también otras aún más antiguas, pertenecientes al Paleolítico y a la Edad del Hierro.

Cañón del río Lobos

Ermita de San Bartolomé, en el cañón del río Lobos

Por otra parte, también están cerca de Soria las imponentes ruinas del monasterio de San Juan de Duero. Construido en el siglo XII, llegaremos hasta él pasando el puente romano. En la actualidad, apenas se conservan las majestuosas arcadas de su claustro, adornadas con relieves.

Finalmente, te aconsejamos que visites el Cañón del río Lobos, todavía más impresionante que el lugar anterior y ubicado en el parque natural del mismo nombre. En él, al abrigo de escarpadas colinas, se encuentra la ermita de San Bartolomé, conformando un sitio lleno de misticismo. Construida en el primer cuarto del siglo XIII por los templarios, combina el románico con el gótico y formaba parte de un monasterio hoy desaparecido.

A lo largo de este parque natural, hay varios miradores a los que puedes llegar por rutas de senderismo para obtener magníficas vistas del cañón. Entre ellos, el de Costalago, el de la Lastrilla y el de la Galiana. También puedes hacer recorridos en bicicleta e incluso a caballo.

En conclusión, te hemos mostrado mucho de lo que ver en Soria y alrededores. No tenemos espacio para mencionarte todas las maravillas de la ciudad castellana y las que la circundan. Pero no nos resistimos a citarte poblaciones como El Burgo de Osma, con la espectacular catedral de Santa María de la Asunción y el Hospital de San Agustín; Medinaceli, con su espectacular plaza Mayor, o Vinuesa, con su amplio patrimonio religioso, situada cerca de la Laguna Negra y de los circos glaciares de la sierra de Urbión. ¿No te parece una magnífica idea visitar todas estas maravillas?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)