Qué ver en Vitoria Gasteiz

La plaza de la Virgen Blanca

Plaza de la Virgen Blanca

Si te preguntas qué ver en Vitoria Gasteiz porque estás pensando en visitarla este verano, te diremos que se trata de una ciudad con más de ochocientos años de historia (más aún si se considera el precedente de la primitiva Victoriacum), un precioso casco medieval y una espectacular tradición enológica y gastronómica.

Pero, sobre todo, es una localidad que prima la vida saludable, pues cuenta con gran número de parques naturales tanto en su interior como en las afueras. No en balde, fue declarada Capital Verde Europea en 2012. Si quieres conocerla mejor, te invitamos a seguirnos.

Qué ver en Vitoria Gasteiz

La ciudad del País Vasco se halla estratégicamente ubicada en una llanura rodeada de sierras como las de Urquilla, Urbasa y Gorbea. Su expansión urbanística ha sido armónica y ordenada, reservando un anillo verde en su exterior que está destinado a ser el pulmón de la Vitoria del futuro. Pero, sin más preámbulos, vamos a explicarte lo que puedes ver en esta localidad.

Plaza de la Virgen Blanca

También llamada plaza Vieja, es el centro neurálgico de la vida de la ciudad pues goza de una situación privilegiada entre el casco antiguo y el ensanche. En su centro se encuentra un espectacular monumento que rememora la batalla de Vitoria, durante la Guerra de la Independencia.

Catedral Vieja de Vitoria

Catedral de Santa María

Asimismo, en uno de sus extremos, se halla la imponente iglesia de San Miguel, construida en el siglo XIV siguiendo los cánones del gótico tardío al cual se añadieron numerosos elementos platerescos. En su parte exterior, junto a la entrada, puedes apreciar una hornacina donde se encuentra la Virgen Blanca, patrona de Vitoria. Y, en su interior destaca el magnífico retablo mayor, obra barroca de Gregorio Fernández.

Desde lo alto de su torre desciende cada cuatro de agosto el Celedón para inaugurar las fiestas de la ciudad. Este personaje representa a un aldeano que llega a Vitoria para disfrutar de las celebraciones y simboliza la invitación a todos los visitantes para que se unan a los festejos.

Dos catedrales

Vitoria es una de las pocas ciudades que puede presumir de contar con dos catedrales. La de Santa María o Vieja es, justamente, un edificio gótico del siglo XIV con una torre del XVII. Además, en su interior guarda pinturas de Rubens y Van Dyck.

Por su parte, la catedral Nueva es la de María Inmaculada, del siglo XX y edificada en estilo neogótico. También alberga tesoros en su interior, en este caso, esculturas modernistas e igualmente el Museo Diocesano de Arte Sacro de Álava.

Otros monumentos religiosos que ver en Vitoria Gasteiz

Además de las catedrales, puedes visitar en la ciudad las iglesias góticas de San Pedro Apóstol, San Miguel Arcángel y San Vicente Mártir, así como la neoclásica del Carmen. Pero, sobre todo, la basílica de San Prudencio de Armentia, una joya del románico vasco edificada en el siglo XII. Puedes llegar hasta ella paseando desde el magnífico parque de la Florida.

La basílica de San Prudencio de Armentia

Basílica de San Prudencio de Armentia

Muralla y casco medieval, lo primero que ver en Vitoria Gasteiz

También tienes que ver en Vitoria Gasteiz la muralla medieval. Y ello no solo por su importancia histórica, sino por lo reciente de su hallazgo. Un tramo de más de doscientos metros y dos torres fue puesto al descubierto en 2001 durante unas excavaciones arqueológicas que se llevaron a cabo en los bajos de la catedral Vieja. Además, en 2010, esta muralla recibió el premio Europa Nostra, que se considera el Nobel del patrimonio.

Forma parte del casco medieval de la ciudad, uno de los mejor conservados de toda España. Aún mantiene la distribución de sus calles, además de albergar la mayoría de los templos góticos y algunos museos como el Bibat de Arqueología o el más singular de los Naipes.

Palacios y casas señoriales

También abundan en Vitoria los palacios renacentistas. Buenas muestras de ellos son el palacio Escoriaza-Esquivel, el de los Álava-Esquivel y el de Ruiz de Vergara. Por otra parte, de estilo barroco es el de los marqueses de la Alameda y en el siglo XV están fechadas las Torres de Doña Ochanda y de los Hurtado de Anda.

Carácter muy distinto, aunque es igualmente del siglo XV, tiene el Portalón, pues fue construido como casa de postas y conserva toda su apariencia medieval. Otras construcciones como las casas del Cordón, de los Maturana o de los González Chávarri completan el patrimonio de arquitectura civil de Vitoria.

La muralla medieval de Vitoria

Muralla medieval de Vitoria

Itinerario de los murales

Otra peculiaridad de Vitoria es el llamado itinerario de los murales, un conjunto de pinturas realizadas por diferentes artistas en fachadas del casco viejo de la ciudad. Puedes verlos en la plaza de las Burullerías y en los cantones de las Carnicerías, de Santa Ana y de Anorbin.

Parques y zonas verdes

Como te decíamos, además de muchas cosas que ver en Vitoria, también tienes muchas zonas verdes de las que disfrutar. Destaca entre ellas el parque de la Florida, que ya te hemos mencionado y que es un auténtico jardín botánico adornado con riachuelos y pequeños bosques al estilo del Romanticismo.

Continuación del anterior es el parque de la Senda, que lleva hasta la basílica de San Prudencio de Armentia por un camino sembrado de castaños. Y, junto a ellos, los jardines del obispo Fernández de Piérola con su peculiar escultura de un rinoceronte y los parques de San Martín, del Norte y de Arriaga, entre otros. Sin olvidar el anillo verde conformado por una red de zonas ajardinadas que circundan la ciudad.

Qué comer en Vitoria

Nuestra información sobre la ciudad vasca quedaría incompleta si, además de explicarte qué ver en Vitoria Gasteiz, no te habláramos de qué comer en ella. Porque la gastronomía de Euskadi se encuentra entre las más famosas del mundo.

En lo que a la cocina vitoriana se refiere, esta se nutre de los magníficos productos de sus huertas y de sus montes. Entre ellos, destacan las habas y las setas. Respecto a estas últimas, destacan las conocidas como perrechicos, que alguien ha calificado como «las angulas del monte».

Plato con perrechicos

Revuelto de perrechicos

Entre los platos típicos de Vitoria destacan los caracoles a la alavesa, que se sirven con una contundente salsa; los potajes, sobre todo de alubias rojas o de patatas con chorizo; la codorniz estofada y los chuletones de ternera. Respecto a los pescados, se come mucho el besugo en escabeche y las truchas con jamón.

Para terminar tu comida, puedes pedir el gochua, un postre que lleva nata, bizcocho, crema pastelera y caramelo líquido. Pero también puedes elegir unos canutillos, unos vasquitos o unas nesquitas. Y, para regar la comida, nada mejor que un buen caldo de La Rioja Alavesa, uno de los mejores vinos de España.

No obstante, si quieres algo más liviano, puedes aprovechar la costumbre del pote-pintxo, que hay en Vitoria. Consiste en un vino y una tapa a precio de un euro. Hay varias rutas de bares organizadas a lo largo y ancho de la ciudad por lo que tienes la opción de disfrutar de este hábito tan arraigado en todo el País Vasco.

En conclusión, pocas localidades te ofrecen tanto como Vitoria: un rico patrimonio monumental, muchos espacios verdes, deliciosa gastronomía y la tranquilidad de una ciudad pequeña. Si te preguntabas qué ver en Vitoria Gasteiz, esperamos que esta pequeña guía te haya dado algunas respuestas.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*