Qué ver en Zagreb, Croacia

La capital de Croacia tiene mucho encanto, aunque está lejos de ser tan visitada como Dubrovnik, que sin duda es una de las joyas del país. No obstante, sabemos que Zagreb es una urbe que tiene mucho que ofrecer a quien decide verla, ya que además cuenta con un ambiente no demasiado turístico o agobiante.

El casco antiguo de la ciudad tiene puntos de interés que vale la pena visitar, y sin duda es una ciudad para pararse y disfrutar de un café en sus terrazas. Esta ciudad de estilo centroeuropeo es una parada imprescindible si se hace una ruta por los Balcanes, así que os contamos todo lo que se puede ver en ella.

Iglesia de San Marcos

Esta iglesia es una de las más vistas en la ciudad. Construida en estilo románico en el siglo XIII, fue reformada más tarde en gótico tardío. En la fachada de la zona sur se puede ver un portal con hasta 15 figuras de estilo gótico. Pero sin duda lo que resulta más pintoresco y peculiar es su tejado, que es muy diferente a cualquier tejado que hayamos visto antes. En el tejado de la iglesia hay dos escudos de armas, el de Zagreb y el de los reinos de Croacia, Dalmacia y Eslovenia. Además, esta iglesia se encuentra en una zona muy céntrica, en la plaza de San Marcos, en la que hay otros edificios importantes, como el Parlamento de Croacia o la sede del Gobierno.

Puerta de Piedra

La Puerta de Piedra o Kamenita vrata es una de las cuatro puertas de acceso que había en las antiguas murallas de la ciudad que ya no se encuentran en pie. Estas murallas rodeaban lo que ahora es el antiguo barrio de Gradec, el cual llegó a ser una ciudad independiente. Aunque data del siglo XIII, su aspecto actual se debe a renovaciones posteriores. Además, la puerta cuenta con leyenda propia, ya que en el siglo XVIII un incendio hizo arder casi toda la puerta, excepto una imagen de la Virgen y el Niño. Esto hizo creer a mucha gente que la puerta era milagrosa y que albergaba algún tipo de poder. En el interior de la puerta y bajo la muralla hay un espacio que se ha habilitado como una capilla, por lo que hoy en día es lugar de peregrinaje.

Torre Lotrscak

Esta torre también data del siglo XIII y formaba parte de esa muralla defensiva. Dentro de la torre hay una galería de arte. En la entrada se incluye la posibilidad de subir por las escaleras hasta la cima de la torre para tener unas estupendas vistas de la ciudad. A las 12 de la mañana se dispara un cañón que conmemora un acontecimiento histórico.

Mercado de Dolac

Si lo que nos gusta es ver lo auténtico de las ciudades, ese ajetreo que es propia de ellas, entonces debemos acudir al Mercado de Dolac. Este mercado tradicional al aire libre se lleva a cabo por las mañanas en Kaptol. En el mercado es posible encontrar los productos más típicos de su gastronomía tradicional, por lo que también será una visita de lo más interesante. Es posible ver también algunos puestos de artesanía. Lo mejor de todo es que no es un mercado que se haya visto afectado por el turismo, por lo que se puede disfrutar de un estupendo ambiente.

Calle Tkalciceva

Si lo que deseamos es disfrutar de un ambiente animado a cualquier hora en la ciudad, debemos dirigirnos a esta calle, situada en la zona antigua de Gradec. Esta calle destaca por ser la zona en la que poder encontrar decenas de bares con un ambiente animado, con muchas terrazas y restaurantes en donde poder hacer una parada para comer algo. Es el lugar ideal para pararse a descansar y ver el ambiente de la ciudad mientras se degusta un helado o un café.

Funicular de Zagreb

Puede que este no sea uno de los atractivos turísticos más interesantes del mundo, pero el funicular puede ser algo divertido si nunca hemos ido en uno. Este funicular lo que hace es unir el barrio de Gradec y la ciudad baja. Aunque podría hacerse el recorrido perfectamente a pie, siempre es una divertida experiencia subirse a uno de estos transportes. De paso se pueden disfrutar de las vistas a la ciudad desde la parte alta.

Catedral de Zagreb

La catedral de la ciudad se encuentra en el barrio Kaptol, construida en estilo neogótico. Lo más relevante son sus dos esbeltas torres góticas que se elevan hacia el cielo  y que destacan desde muchos puntos de la ciudad. El templo original que se levantaba en esta zona era del siglo XI, pero fue reformado de forma sucesiva hasta llegar al que hay en la actualidad. En su interior se puede ver un sarcófago con un muñeco de plástico que es imitación de Alojzije Stepinac.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Croacia, General

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en otros blogs como Bezzia, Decoora o MundoPerros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*