Qué visitar en Toledo

Imagen| Pixabay

Toledo es una las ciudades medievales más bonitas y mejor conservadas de Europa. Se le apoda ‘la ciudad de las tres culturas’ pues de aquella convivencia centenaria entre cristianos, judíos y árabe surgió una gran riqueza monumental que cada año atrae a miles de turistas de todos los rincones.

Este legado histórico artístico que ver en Toledo convierte a la antigua capital de España en un museo al aire libre, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Acompáñanos en este viaje en el tiempo para descubrir qué ver en una de las ciudades con más encanto del sur de Europa.

La Catedral de Santa María

Se trata de una obra maestra del gótico español y uno de los lugares imprescindibles que conocer en Toledo. Su exterior es espectacular y se caracteriza por tener tres fachadas: la principal (profusamente decorada donde destaca una torre de 92 metros de altura), la puerta del Reloj (la fachada más antigua) y la puerta de los Leones (la última en construirse).

Para ver el interior es necesario adquirir una entrada. Lo más aconsejable es comprar la completa ya que permite visitar el claustro y subir a la torre, desde donde hay unas vistas fantásticas de la ciudad. A todo ello hay que añadir que podrás ver el precioso retablo, la sala capitular, las vidrieras, la capilla mozárabe, el tesoro, la zona museística con la sacristía y en la capilla de los Reyes Nuevos donde descansan los restos de varios reyes de la dinastía Trastámara.

Monasterio de San Juan de los Reyes

El monasterio de San Juan de los Reyes fue erigido a solicitud de los Reyes Católicos en 1476 y se le considera el mejor ejemplo de estilo gótico isabelino. La fachada norte es bonita pero lo mejor está en el interior: su claustro de dos plantas repleto de esculturas y elementos ornamentales que combina el estilo gótico y mudéjar. En la planta superior, mención especial merece el hermoso artesonado y ya dentro de la iglesia el imponente retablo de la Santa Cruz.

Alcázar de Toledo

Imagen| Pixabay

En la parte más alta de la ciudad sobresale un edificio en cualquier panóramica de Toledo: su Alcázar. Se cree que en este emplazamiento hubo distintas clases de fortalezas desde tiempos romanos dada la buena visibilidad del terreno que desde este lugar se tiene.

Posteriormente, el emperador Carlos V y su hijo Felipe II lo restauraron en la década de 1540. De hecho, el conquistador Hernán Cortés fue recibido por Carlos I en el Alcázar tras derrotar al imperio azteca. Siglos después, durante la Guerra Civil española el Alcázar de Toledo fue completamente destruido y tuvo que construirse de nuevo. En la actualidad es la sede del Museo del Ejército por lo que para ver su interior interior hay que adquirir una entrada.

Sin embargo entrar en la Biblioteca de Castilla-La Mancha, en la última planta del Alcázar de Toledo, es gratis y tiene unas vistas asombrosas de la ciudad.

Santa María la Blanca

En el antiguo barrio judío de Toledo se encuentra la que fue una sinagoga reconvertida en iglesia con el nombre de Santa María la Blanca. Se trata de un edificio mudéjar erigido en 1180 para el culto judío que destaca por su austero exterior frente al bello interior de arcos de herradura, pilares octogonales y paredes blancas.

Otra sinagoga que merece la pena conocer es la del Tránsito del siglo XIV que alberga en su interior el museo sefardí y posee un impresionante artesonado de madera digno de ver.

Puente de Alcántara

Imagen| Pixabay

La manera más común de acceder a la ciudad amurallada de Toledo si llegas en bus o en tren es atravesar el puente romano de Alcántara. Se construyó sobre el río Tajo en el 98 d.C y tiene casi 200 metros de largo y 58 metros de altura. Su arco central está dedicado al emperador Trajano y a los pueblos de los alrededores que cooperaron en su construcción.

Si te gustan los puentes en Toledo debes conocer también el de San Martín de la época medieval, el cual también cruza el río Tajo pero se ubica en el otro lado de la ciudad.

Plaza de Zocodover

La Plaza de Zocodover, centro neurálgico y plaza mayor durante muchos siglos, es uno de los lugares con más ambiente que ver en Toledo. Se trata de una plaza porticada rodeada de edificios de arquitectura castellana donde antiguamente se celebraban mercados, corridas de toros, desfiles… En la actualidad muchos toledanos acuden al centro histórico para dar un agradable paseo por la plaza o para tomar algo en alguna de sus terrazas. Además, aquí se encuentran algunas de las tiendas que venden el mejor mazapán de Castilla- La Mancha . ¡No te puedes ir sin probarlo!

Iglesia de Santo Tomé

En esta iglesia se encuentra una de las obras más populares de El Greco: «El entierro del conde de Orgaz». Para verlo hay que pagar una entrada con el fin de poder acceder al interior. Esta pintura fue realizada en honor a este noble que fue un importante benefactor en Toledo y destacó por sus actos de caridad, contribuyendo a la reconstrucción de iglesias parroquiales como ésta.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*