Quien construyó la Muralla China

Muralla China

Una de las maravillas de nuestra historia es la Gran Muralla China. Es una muestra de lo que pueden hacer el ingenio y la perseverancia humana, y si vas de viaje a China pues es uno de los tesoros que no puedes perderte.

Pero, ¿quién construyó la Muralla China? ¿Cuándo y por qué?

Gran Muralla China

muralla china

Más que una única muralla la Gran Muralla China es una serie de fortificaciones que se construyeron a lo largo de las fronteras del norte de la antigua China para protegerse de los grupos nómadas de la estepa euroasiática.

Los chinos ya venían construyendo murallas y fuertes para proteger sus dominios pensando siempre en ejércitos o grupos armados con espadas y arcos, por lo que esas viejas murallas eran construidas con piedras y tierra. Por aquel entonces China estaba divida en distintos estados que se peleaban entre sí y cómo ocurrió en otras partes del mundo siempre hay un vencedor y unificador, y en el caso de China el primer emperador fue el de la dinastía Qin en el año 221 a.C.

Él ordenó que todas esas defensas se destruyeran, pues la idea era contar con un país unificado, pero mantuvo y ordenó construir más en el norte, pues de allí venía un peligro externo. El acarreo de materiales no era fácil, así que las cuadrillas intentaban siempre hacerse con los materiales in situ. No ha llegado hasta nuestros días ninguna información sobre la longitud exacta de esas construcciones defensivas, pero no fue algo de un año o días, sino de siglos de permanente trabajo.

Muralla China

La construcción no se mantuvo dentro del gobierno de la dinastía Qin sino que fue más allá y los emperadores de las dinastías Han y Sui continuaron con las obras. Otras dinastías como las Tang o Song no se dedicaron mucho, pero otros señores feudales sí lo hicieron, de acuerdo a sus situaciones particulares, así que vemos murallas incluso en Mongolia Interior.

Debió llegar la Dinastía Ming, en el siglo XIV, para que la idea de una enorme y extensa muralla defensiva cobrará nuevamente vigor. Los mongoles acechaban y era difícil controlarlos así que las murallas se alzaron de nuevo en los territorios del norte y siguieron el perfil del Desierto de Ordos, controlado por los mongoles. Pero estas murallas eran distintas, más fuertes y más elaboradas porque ya se usaban ladrillos y piedras en lugar de tierra.

Además, surgieron alrededor de 25 mil torres, pero como los mongoles eran muy difíciles de controlar la muralla fue constantemente mantenida, reconstruida, reforzada. Por ejemplo, las secciones cercanas a la capital, Beijing, son de las más fuertes. A cada emperador le tocó su parte y así, los Ming, debieron hacerle frente ya no a los mongoles sino a las invasiones de los manchues en el siglo XVII.

Muralla China

Pero si sabes algo de historia china los manchues te deben sonar familiares, así que, sí, un buen día los invasores lograron cruzar la Gran Muralla China y Beijing cayó en el año 1644.  Se firmó una alianza pero a la postre los manchues acabaron con la dinastía Shun  y lo que quedaba de los Ming y consolidaron la Dinastía Qing por todo China. Bajo esta dinastía China creció y brilló, Mongolia se anexó a sus territorios, así que el mantenimiento de la Gran Muralla China ya no fue tan necesario.

China es un mundo en sí mismo, a los chinos nunca les ha importado mucho el resto del mundo si no es para comerciar. Así, los europeos no habían oído mucho sobre la maravilla de la Gran Muralla o si habían oído, no la habían visto. Incluso Marco Polo. Pero claro, no importa lo que quiera China sino Europa la codiciosa, así que finalmente los chinos debieron abrir su país (después de las dos Guerras del Opio contra Gran Bretaña y Francia), y ahí sí, la Gran Muralla fue protagonista.

En resumidas cuentas, se puede decir que la Gran Muralla China está compuesta en realidad por varias secciones construidas por varios emperadores compuestas por murallas, torres, rampas, edificios individuales y pasos. Así, se dice que hay dos murallas claramente distintivas:  la Gran Muralla Han y la Gran Muralla Ming, de la cual se siguen descubriendo secciones.

Muralla China

Si vas a China la sección cercana a Beijing es la más popular y en mejor estado. De hecho, hasta puedes llegar en metro. Después, en la medida en que te internas en el país puedes llegar a ver secciones mas antiguas, menos mantenidas, en ruinas, comidas por la vegetación, e incluso hay otras partes vandalizadas. El 22% de la muralla Ming, por ejemplo, se ha perdido para siempre, mientras que se calcula que muchos kilómetros de la provincia Gansu se perderán en el futuro debido a ala erosión.

Visitar la Gran Muralla China

Muralla China 7

Entonces, nos queda claro que la Gran Muralla no es una muralla única y extensa sino distintas partes de construcciones. Se extienda a lo largo de 16 provincias, ciudades y regiones autónomas como Mongolia Interior, Shanxi, Shaanxi, Shandong, Henan, Hebei, Gansu, Liaoning, Beijing, Ningxia, Tianjin y muchos sitios más.

Considerando entonces la ubicación, el paisaje, el transporte y las facilidades turísticas podemos decir que hay siete secciones de la Gran Muralla China que son las más populares para visitar:

  • Mutianyu: es una sección restaurada, de hermosos paisajes, no tan difícil de caminar, con poca gente. Tiene un cablecarril y desde el centro dista 74 kilómetros.
  • Jianshanling: mitad agreste, mitad restaurada. Bellísimos paisajes, un poco mas difícil de caminar, con poca gente, con cablecarril y a 154 km de la ciudad.
  • Simatai: es una sección agreste, sin turistas, a 140 km del centro.
  • Jiankou: es agreste, está a 72 km del centro, no tiene cablecarril.
  • Huanghuacheng: mitad restaurada/mitad agreste. Está a 80 km dl centro, no tiene cablecarril.
  • Gubeiko: bien agreste, sin restauraciones a la vista. Hermosos paisajes, a 144 km del centro, sin cablecarril.
  • Juyongguan: esta sección está restaurada, siempre hay visitantes. Está a 56 km del centro y sí tiene cablecarril.
  • Badaling: restaurada, muy concurrida siempre, a 75 km del centro. Con cablecarril.

Si viajas con niños en líneas generales la mejor sección es Mutianyu. La caminata es bonita, pero si te gusta caminar en serio entonces puedes elegir un par de secciones de la muralla en Jinshaling, Simatai y Gubebou. Hablo de caminatas de uno o dos días. Y si ya conoces algo de la Gran Muralla, pues la sección en Huanghuacheng es super atractiva, con una parte que mira a un lago, por ejemplo.

Finalmente, otra caracterización de qué partes de la Gran Muralla China visitar:

  • Las mejores restauradas: Mutianyu
  • La más hermosa: Jinshanling.
  • La más agreste de todas: Jiankou

Y le siguen Simatai, Huanghuacheng, Gubeiko, Juyongguan, Huangyaguan, Shanhaiguan y la más popular de todas, Badaling.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*