Razones para elegir un destino rural en tus vacaciones

Destino rural

El destino de playa es el más buscado por los turistas a la hora de irse de vacaciones. Sin embargo, desde hace unos años vemos un aumento de la gente que busca un destino rural para irse, ya sea solos, en pareja, en familia o con un grupo de amigos. Son muchas las razones por las que elegir un destino rural en nuestros viajes y vamos a ver algunas de ellas.

Si te gusta la tranquilidad seguramente disfrutarás con los destinos rurales de todo tipo. Los hay para todos los gustos, para los amantes de la aventura, para los más románticos, para los sibaritas y aquellos que buscan una nueva perspectiva. Vamos a ver todo lo que nos pueden aportar unas geniales vacaciones rurales.

Tranquilidad ante todo

Deportes

Si algo nos va a ofrecer un destino rural a aquellos que huimos de las playas o de los destinos más turísticos es tranquilidad. En los destinos rurales no se ha hecho efectiva la masificación, y estaremos en pequeños pueblos con encanto en donde no hay que tomarse las cosas con prisa. Esta es una forma de aprender a relajarse y a bajar nuestro nivel de estrés, el cual está alta en el ritmo de vida actual. Un destino rural nos asegura muchísima tranquilidad y paz en un entorno natural en el que no hay ruidos y la vida se lleva de una forma más serena. ¿A quién no le apetece esto?

Un estilo de vida diferente

Ir a un destino rural también puede ser una buena forma de encontrar un estilo de vida diferente al de las ciudades. El mundo rural funciona de otro modo, las gentes son más acogedoras, el ambiente es más sereno y tranquilo, y la vida tiene otro ritmo. Puede que nos sirva de experiencia para saber si realmente nos gusta nuestro estilo de vida o también para reflexionar sobre lo que hacemos o lo que queremos hacer. La tranquilidad del medio rural nos dará para todo esto y más.

Aprender a apreciar la naturaleza

Casa rural

Para todos aquellos que han crecido en un medio urbano, ir de vacaciones al mundo rural puede ser una grata experiencia para conocer la naturaleza. Conocer la flora y la fauna, el ciclo de vida, e incluso para ayudar a alimentar animales o cuidar un huerto, ya que en algunas casas rurales se ofrecen esta clase de experiencias.

Descubrir el lado más aventurero

Actividades en el rural

En muchas casas rurales ofrecen actividades para que los huéspedes no se aburran. Sin duda podemos sacar nuestro lado más aventurero en un destino rural, ya que se pueden hacer todo tipo de deportes. Desde escalada a tiro con arco, equitación, rafting o senderismo por la montaña. Aunque podemos elegir tranquilidad, en un destino rural también hay mucho entretenimiento disponible.

Rural para los más sibaritas

Hace tiempo que lo de rural puede ser sinónimo de vacaciones de calidad, ya que hay casas rurales que son de auténtico lujo. Los más sibaritas también pueden apuntarse a esta experiencia buscando casas en las que encontrar zonas de spa con masajes a la carta o restaurantes premiados que ofrecen la cocina del lugar en su vertiente más moderna. También son un buen lugar para hacer rutas de vinos con denominación de origen, o para descubrir nuevas gastronomías.

Cuidarse durante las vacaciones

Spa rural

Si lo que queremos es cuidarnos durante nuestras vacaciones en el rural, lo mejor es elegir un destino que tenga tradición termal. Encontraremos en pequeñas villas lugares con aguas termales que son perfectas para los problemas de piel, o hoteles rurales en los que el spa es el principal protagonista, para disfrutar de variados tratamientos en un entorno natural de gran serenidad y belleza. En muchos hay cartas extensas con tratamientos de salud o de belleza a elegir, para volver al trabajo como nuevos tras las vacaciones.

Encontrar rincones especiales

Si algo nos gusta de los destinos rurales es que podemos encontrar rincones especiales en cualquier lugar. Desde bosques tranquilos a cascadas, pequeños pueblos y lugares históricos. Las zonas rurales no tienen tanto turismo y por lo tanto no se han visto tan estropeadas, y por ello podemos hallar lugares que sean especiales casi sin querer. Además, la gran mayoría de los destinos rurales están en parajes naturales que suelen ser muy bellos, para dejar grandes recuerdos y fotografías.

Evitar la masificación

Esta es una de las principales razones por las que los destinos rurales se han convertido en imprescindibles para muchos. Los destinos más buscados durante la temporada alta, cuando todo el mundo tiene vacaciones, pueden ser agobiantes debido a la gran masificación de personas. Esto hace que no se disfrute de la misma forma ni de los monumentos ni de las playas, por lo que son muchos  los que han optado por buscar un destino rural diferente, alejado del ruido y de las aglomeraciones turísticas de la temporada alta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *