Restaurante más caro del mundo

Me gustan los sitios bonitos pero estoy lejos de tener mucho dinero, así que me tengo que conformar con verlos en la tele o en revistas. Siempre digo que si tuviera mucho dinero me lo gastaría en ir a esos restaurantes y hoteles para millonarios, no por el servicio sino por los lugares, experiencias y sabores que brindan.

Hablando de restaurantes, ¿cuál es el restaurante más caro del mundo? Pues varía de tanto en tanto, pero parece que al día de hoy es un restaurante español que está en Ibiza: el Sublimotion.

Sublimotion

Si tienes mucho dinero entonces puedes ir y disfrutar del servicio de este restaurante que está en Ibiza, España. Lo inauguraron en 2014 y es una creación conceptual de Paco Romero, sujeto a la vanguardia de lo culinario en el país. Basta decir que tiene 3 soles Repsol y dos estrellas Michelin. Nada mal.

Lo que ofrece este restaurante es más que un plato, es toda una experiencia culinaria donde se combinan tecnología, gastronomía y show. Todo junto, pero obviamente, la cocina es de calidad suprema pues detrás están los chefs Dani García, Toño Perez, Diego Guerrero y David Chang y el maestro repostero Paco Torreblanca.

Lo cierto es que en un mundo donde siempre se trata de hacer la diferencia, la idea del restaurante es ir un paso más allá en la gastronomía y no solo ofrecer comida, lisa y llanamente, sino una experiencia. Hoy en día, en todas las áreas, pareciera que lo que hay que hacer es brindar no un servicio sino una experiencia lo más de inmersión posible.

Entonces, hay comida, hay diseñadores, hay ilusionistas, hay técnicos, escenógrafos, músicos, guionistas y mucho más. En torno a los comensales se orquesta un verdadero espectáculo, de esos cuya calidad e ingenio uno siempre ve en Hollywood o Broadway.

En Sublimotion solo hay espacio para 12 personas que se acomodan no en varias mesas sino en una sola. La comida y los comensales son los protagonistas y desde el momento en que te sientas a la mesa comienza el show. Un show que tiene, a la altura del sitio, tecnología de punta para hacerlo realmente inolvidable. ¿Y que qué tecnología hablamos? De la realidad virtual

La idea es que el comensal pueda viajar sin moverse de la silla, cambiar de espacio, con un juego de imágenes, luces, proyecciones varias y música. Y mientras, degusta una carta compuesta por muchos platillos exóticos. El menú, a su vez, consta de 14 platos, bebidas y dos postres. Uno a uno, y el viaje sigue hasta el final.

La comida comienza con un cóctel, un whisky carísimo que puede costar la friolera de 240 euros la botella. Basta decir que es artesanal y que tiene una miríada de aromas y que no vas a a fruncir el paladar y la nariz porque es lo más suave, exótico y sabroso del mundo. Y obviamente, tampoco es que lo sirven de manera simple así que es un comienzo extraordinario.

El menú no es siempre el mismo, pero seguro vas a encontrar muchos productor de mar, por ejemplo ostras en escabeche, mejillones, navajas o berberechos. Cuando el menú incluye pescados y mariscos el salón entero se convierte en el mar y sus profundidades. Luz, colores…

Después cambia el escenario y puede ser que te encuentres en la densidad de un bosque comiendo setas e hierbas o en un pueblo italiano, con música de El Padrino, degustando vegetales de huerta. Más tarde llega el turno de usar gafas de realidad aumentada. Entonces, nos metemos de lleno en la realidad virtual que te brinda información sobre los ingredientes de lo que estás a punto de comer con receta de la preparación incluida en un vídeo.

¿Puedes imaginar siquiera eso? ¿No es muy Blade Runner? Y cuando crees que estas en el siglo XXI puede ser que de golpe aparezcas en un tren elegante y el plato en tu mesa sea absolutamente otro. El paladar y la vista no paran de experimentar maravillas. 

¿Hay lugar para una feria o un circo? También, pero los productos a la venta son platos, y los sabores, nada que hayas probado en tu vida. ¿Piensas que una barbacoa es común y corriente? Sí, pero en esta la música y el baile acompañan, y, raro, aparece de nuevo el whisky pero con otro sabor, ahumado, que se repite en la salsa barbacoa. Recuerda que aquí las bebidas son el maridaje ideal con la comida que se sirve, así que los chefs han pensado en absolutamente todo. Cada plato tiene su par en la bebida y viceversa.

Finalmente, los postres que llegan con un chef por comensal que lo prepara allí mismo, a su lado. Puede ser una esponja de yogur, una crema de mantequilla, una muselina de naranja… El segundo postre trae el chocolate de la mano con un nuevo whisky que, para no variar, es super caro. Está en la copa pero también en el propio postre, embebiendo el bizcocho con su sabor a madera.

No sabría decir si los platos son abundantes, lo dudo, pero aquí estás pagando otra cosa absolutamente distinta. ¿Y cuánto se paga? Cerca de 2000 euros por comensal. Aunque parezca un montón no está nada mal considerando que estamos hablando de un restaurante en Ibiza donde una bebida puede estar entre los 250 y 600 euros si es de buena marca. La entrada a Pacha, otro ejemplo, ronda los 500 euros por persona así que si hablamos de precios el Sublimotion no es de otro planeta.

Lo mejor es que cualquiera con euros en el bolsillo puede pagar y estar allí entre esos doce comensales. Entonces, con algo de suerte uno de tus compañeros puede ser alguna celebridad, ¿quién sabe? Lo cierto es que si estás dispuesto a pagar alrededor de 1600 euros vas a vivir una gran experiencia, sabores, show, servicio, todo es muy bueno e inolvidable. En dos palabras: arte culinario.

¿Hay gente común y corriente dispuesta a pagar eso por una cena? Claro, hay gente dispuesta a pagar muy caro una entrada para ver la final de la Copa del Mundo. ¿O no? Parece que los comensales salen super satisfechos de Sublimotion, así que si te gustan las experiencias más que la compra de objetos puedes pensar en invertir en una noche realmente inolvidable.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)