Riquewihr y Colmar, dos joyas en Alsacia

Colmar

La zona de Alsacia, en Francia, es famosa por la ruta de vinos y por la calidad de estos caldos. Pero lo cierto es que también es la zona de Francia en la que se dice que se hayan los pueblos más bonitos de toda Francia. Y entre estos destacan algunos, como Riquewihr y Colmar, dos auténticas joyas para aquellos que desean disfrutar de unos pueblos de cuento en plena Francia.

Hoy veremos un poco más de estos pequeños pueblos que sin embargo están conquistando el turismo a nivel internacional con su increíble encanto. No todos los día se puede volver atrás en el tiempo con espacios tan increíbles como estos, en donde todavía se puede ver ese toque medieval y el estilo antiguo en la arquitectura y en las calles.

Riquewihr

Riquewihr

Comenzamos con el que ha sido proclamado como uno de los pueblos más bellos de Francia, y desde luego se merece el título que ostenta. Este pueblo se encuentra en la zona del Alto Rin, en la región de Alsacia. Ha sido un entorno que ha sido disputado por alemanes y franceses por su posición, pero hoy en día viven en un momento de paz. Además, es un pueblo que parece un espacio aislado entre viñedos. No hay que olvidar que se halla en la ruta de los vinos de Alsacia, en donde se producen algunos de los vinos más deliciosos del mundo. Otra de las razones para visitar esta zona y sus acogedores pueblos.

Casas de Riquewihr

Una de las estampas más típicas de Riquewihr son sus casas, algunas de las cuales son de los siglos XV y XVI. Esos coloridos, el entramado de madera tan típico de la región y las flores adornando las fachadas han convertido este pueblo en algo único y digno de ver. Destaca también el hecho de que muchas de las casas están pintadas de colores, lo que le da un toque muy alegre al conjunto. Por ejemplo, la Casa Dissler será fácil de encontrar, con un color azul añil que hace destacar la madera. Esta casa hoy en día es un restaurante con deliciosos platos.

Torre Dolder

Uno de los lugares que no podemos perdernos en Riquewihr es la torre del Dolder en la parte alta de la ciudad. Era una torre de vigilancia para proteger a la ciudad de cualquier ataque. De hecho Dolder en alsaciano significa ‘el punto más alto’. Hoy en día alberga dentro tres pisos con el museo de arte local y colecciones de armas y objetos. También tenemos la Puerta Alta, otro vestigio de las construcciones defensivas en la ciudad. Una puerta que fue construida junto con unas murallas y baluartes a petición del Duque de Wüttemberg. También se puede visitar la Torre de los Ladrones, en donde hay una sala de tortura con instrumentos, el lugar en el que antiguamente se encerraba a los ladrones.

Colmar

Colmar

Otra pequeña y bonita población en la región de Alsacia, en su llanura y a pie de la cordillera de los Vosgos. Es una ciudad que tiene más que ver que Riquewihr, por lo que la visita nos llevará más tiempo. Se encuentra muy cerca de Alemania y por ello la arquitectura de la zona antigua se inspiró en el gótico alemán. A esta ciudad se le conoce también con la Capital de los vinos de Alsacia.

La pequeña Venecia en Colmar

Uno de los lugares que más visitantes atrae en Colmar es la pequeña Venecia o La Petite Venise. Se trata de un conjunto de casas del típico estilo de la región, que están a la orilla del río Launch. Para verlo todo desde la mejor perspectiva, se puede alquilar un barco para dar un paseo por este río. En la ciudad podemos recorrer además diferentes distritos que estaban dedicados como en la época medieval, a un oficio en concreto, en donde se instalaban los artesanos. Hoy en día es digno de ver el Distrito de la Pescadería y el Distrito del Curtidor.

San Martín en Colmar

Hay otras cosas que ver en Colmar, como la Colegiata de San Martín, una de las más bellas iglesias góticas de la zona de Alsacia, la Iglesia Dominicana, que data del siglo XII pero ha sufrido muchas modificaciones. El Museo de Unterlinden es uno de los más visitados de Francia, con el Retablo de Isenheim, del gótico alemán. También tienen el Museo de la Historia Natural, el Museo de la Madera o el Museo de los Juguetes Animados.

Otra de las cosas que es nueva en la ciudad y que puede ser muy interesante desde nuestra perspectiva de turistas es la conocida ruta de La Magia de las luces. En este paseo por la zona antigua de la ciudad se ha convertido en algo todavía más bonito, ya que se trata de un recorrido nocturno por determinadas calles en las que han utilizado iluminación para crear un conjunto todavía más romántico y más bello.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *