Salobreña

Salobreña presume de ser la costa tropical de Europa. De hecho, así se llama la zona de la provincia de Granada donde se encuentra. Y es una denominación razonable ya que goza de un clima privilegiado todo el año y posee magníficas playas bañadas por el mar Mediterráneo en las que puedes disfrutar de un día tranquilo.

Pero Salobreña te ofrece mucho más. Cuenta con un amplio patrimonio monumental cuyo símbolo es el castillo que domina la localidad; una deliciosa gastronomía y una población amable que te acogerá cálidamente durante tu estancia. Si quieres conocer Salobreña, te invitamos a seguirnos.

Qué ver y qué hacer en Salobreña

Enclavada en la cima de un peñón, Salobreña conserva un casco histórico medieval de callejuelas estrechas y laberínticas conformadas por casas encaladas y llenas de flores. Vamos a ver sus principales monumentos.

Castillo de Salobreña

Se ha documentado la existencia de una fortaleza en Salobreña desde el siglo X. La actual dispone de tres recintos. El primero de ellos se corresponde con el antiguo alcázar nazarí, mientras que los otros dos son ampliaciones del siglo XV realizadas por los castellanos con fines defensivos.

En su interior puedes ver jardines y desde sus torres tienes unas maravillosas vistas de la costa, de la vega e incluso si el día está despejado de Sierra Nevada. Desde mediados del siglo XX el castillo está catalogado como Bien de Interés Cultural.

El castillo de Salobreña

Castillo de Salobreña

La iglesia del Rosario

Este precioso templo de estilo mudéjar fue construido en el siglo XVI. Destacan en su aspecto exterior la puerta lateral, profusamente decorada con azulejos, y la esbelta torre almenada. En su interior alberga una imagen de la Virgen del Rosario datada en el siglo XVI.

El barrio del Albaicín, uno de los más típicos de Salobreña

Cercano al castillo, este barrio es uno de los que te mencionábamos anteriormente al hablar del casco histórico medieval de la villa. Disfrutarás perdiéndote por sus calles estrechas enmarcadas por pequeñas viviendas encaladas y decoradas con flores. También pasarás por la Bóveda, un pasaje que antiguamente comunicaba el barrio con la Medina. Todo ello para llegar al mirador que se halla a noventa y ocho metros de altura y te ofrece maravillosas vistas de la vega.

Es uno de los barrios más típicos de la localidad. Otro de ellos es el del Brocal, cuyas calles se trazaron aprovechando el recorrido de la antigua muralla de la cual queda solamente una parte llamada el Torreón.

La Casa Roja

Este bonito edificio fue construido en 1905 y destaca en él su torre poligonal coronada por un chapitel. Actualmente es sede de la Fundación Martín Recuerda, donde podrás conocer mejor la vida y la obra de este escritor que vivió en Salobreña.

Azucarera La Caleta

Esta fábrica de azúcar es un brillante ejemplo de la arquitectura industrial del siglo XIX, pues fue construida en 1861. Durante décadas fue el único centro de transformación de caña de azúcar que hubo en Europa y actualmente es Bien de Interés Cultural de Andalucía.

La antigua azucarera

Antigua azucarera La Caleta

La Torre del Cambrón

Situada en un cerro que enmarca la playa del mismo nombre de la cual te hablaremos, es una atalaya de época nazarí que tenía la finalidad de vigilar la costa y avisar en caso de ataque pirata. Construida en mampostería, tiene una altura de aproximadamente diez metros.

Las playas de Salobreña

Junto a su patrimonio monumental, el otro gran atractivo de Salobreña son sus playas. Las hay para todos los gustos. Tienes la urbana del Caletón, pequeña y acogedora; la del Cambrón, más agreste y aislada; las más grandes y preparadas para el turismo de La Charca-Salomar y La Guardia y la de Punta del Río que comunica con el término municipal de Motril.

Qué comer en la localidad andaluza

La cocina de la villa andaluza se basa en los productos del mar y en los de la huerta de su vega. Puedes degustar sus platos tanto en restaurantes como e bares en forma de tapas, que son toda una tradición en Salobreña, al igual que en toda la provincia de Granada.

Algunos de estos platos son el guiso de cazón con patatas, los escabeches de pescados azules, el espeto de sardinas o el pulpo al estilo de Salobreña. Junto a ellos, puedes saborear distintas variedades de gazpachos elaborados con verduras de las huertas de la zona, la espichá de boquerones con huevos fritos y ajos, la original tortilla de aguacate, las migas o una ensalada tropical que lleva mango y otros frutos exóticos.

Como postre, tienes magníficos y originales helados como el de leche rizada o el de chirimoya, así como roscos fritos con canela y azúcar. Para beber, tienes los magníficos vinos de la zona.

Calle de Salobreña

Casco histórico de Salobreña

Cuándo es mejor ir a Salobreña

Cualquier época del año es buena para que visites la localidad granadina. Como te decíamos, tiene un clima mediterráneo con temperaturas medias anuales de unos veinte grados centígrados. Las medias máximas superan los veinticuatro grados, mientras que las mínimas no bajan de doce.

Por ello, las mejores fechas para que visites Salobreña son la primavera y el otoño. Respecto a este último, es incluso más cálido que la primera debido al influjo del mar. También puedes ir en verano pero quizá haga mucho calor. Además, el siete de octubre son las fiestas de la Virgen del Rosario, patrona de la localidad, con la Romería del Sur, famosa en toda la provincia de Granada.

Cómo llegar a la localidad andaluza

El aeropuerto más cercano a la villa andaluza es el de Granada, que se halla a unos setenta kilómetros. También puedes viajar en tren hasta Málaga y luego tomar un autobús a Salobreña. Asimismo, tienes autobús hasta Granada y luego otros que van a la localidad.

Pero, si quieres viajar en tu propio coche, te diremos que la carretera que te lleva hasta Salobreña es la A-7, aunque, si viajas desde el norte, deberás transitar primero por la A-4 para luego tomar la primera vía citada.

En conclusión, Salobreña es una de las localidades más bonitas de la Costa Tropical granadina. Te ofrece magníficas playas, destacados monumentos y una exquisita gastronomía mediterránea. ¿No te apetece conocer esta preciosa villa andaluza?

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*