Templo de Toshogu: El santuario de los 3 monos sabios

Hoy quiero que tengas la oportunidad de descubrir uno de los santuarios asiáticos más famosos gracias a sus grandes conocidos los 3 monos sabios. Llegamos la ciudad de Nikko en Japón para visitar al Templo de Toshogu.

Sin duda si quieres viajar a Japón no podrás olvidar ir a visitar este estupendo templo que te enseñará grandes verdades sobre la vida y sólo contemplarlo no te hará quedarte indiferente.

Más de 350 años

Templo de los tres monos sabios

Este ancestral templo data de hace más de 350 años, para ser exactos tiene 382 años en pie pues fue construido en el período Edo (también conocido como etapa Tokugawa). Es interesante saber que esta edificación fue realizada en honor del primer shogun (militar y gobernante) Ieyasu Tokugawa, precisamente para conmemorar su muerte. ¿Quién tuvo la iniciativa de implementar este mausoleo? Pues Iemitsu, el nieto de Tokugawa, así le ofrecía un gran honor a su abuelo y además, sería por siempre recordado, ¡y así es!

Es un tesoro nacional de Japón

El Templo de Toshogu, considerado como tesoro nacional del país, guarda en su interior una escultura de Los 3 Monos Sabios o Místicos que nos enseñan mucho más de lo que parece con sólo mirarlos.

Durante tu visita podrás observar esta escultura en donde estos tres monos se tapan con las manos los ojos, los oídos y la boca. Seguramente en muchas ocasiones has visto esta imagen pues ha recorrido el mundo entero en infinidad de momentos y ahora con las redes sociales, mucho más y más rápido.

Los tres monos del templo

Monos del templo Toshogu

¿Sabías que esta escultura representa al concepto de negación? Sí, no es muy difícil de interpretarlo, tan sólo se debe analizar un poco la imagen y podremos darnos cuenta de que implícitamente estos 3 monos nos están diciendo: Mizaru (“No veo”), Kikazaru (“No oigo”), y Iwazaru (“No Hablo”). Pero, ¿qué significan exactamente estos tres simpáticos monos? Tienen dos interpretaciones que sin duda te harán pensar en cómo vives la vida actualmente y qué es lo mejor que puedes hacer:

  • Negar la maldad. Estos tres monitos, según la tradición nipona quieren decirnos que debemos negarnos a escuchar, ver y decir maldades. Sin duda alguna, una sabia visión de la realidad porque sólo de esta manera podremos encontrar la paz interior y la paz con los demás, ¡algo imprescindible para que seamos felices unos con otros!
  • No tener miedo. Otra interpretación también coherente y que no debemos dejar de lado es lo que estos tres animales representan: la evasión del miedo absoluto. ¿De qué manera? No ver, no escuchar, no decir. La cultura japonesa siempre es muy interesante.

El templo Toshogu

Acceso al Templo de Toshogu

Sigamos hablando sobre el Templo en sí. Es importante recalcar que la arquitectura del templo es bastante particular pues mezcla el estilo budista, el de la religión nativa nipona Shinto y Stupa (tipo de arquitectura para contener reliquias y objetos funerarios). Asimismo te recomendamos llevar una cámara fotográfica para capturar imágenes de los edificios de colores y adornos estridentes… porque te gustará poder mirarlos de nuevo y enseñarlos a tus amigos y familiares una vez que te hayas marchado del recinto.

El ingreso al Templo de Toshogu se realiza mediante la puerta principal que es un arco tradicional japonés denominado como Tori. De esta manera se marca la frontera entre lo profano y lo sagrado, algo muy importante para poder sentir la grandeza del lugar con tan sólo entrar.

No debemos ser arquitectos para notar que la estructura es bastante simétrica y que en el interior se han utilizado rectángulos verticales opacos que definen los espacios.

Además te informamos que una gran celebración se lleva a cabo aquí: “El Gran Festival Toshogu“. Se trata de una enorme procesión donde podrás ver a personas disfrazadas de samuráis, algo que sin duda puede ser muy interesante de ver. Si quieres asistir debes visitar el lugar el 14 de mayo, porque es el día de la celebración de este festival.

Otras curiosidades que merece la pena conocer

Entrada al templo Toshogu

El templo Toshogu también es conocido como santuario sintoísta que está dedicado a la kami de leyasu (el espíritu de leyasu) que murió en 1616 y fundó el shogunato Tokugawa, una dinastía militar que gobernó Japón entre 1603 – 1867.

Se necesitaron 15.000 artesanos

Para crear el santuario que debía ser digno para el shogun, se necesitaron 15.000 artesanos que trabajaron durante dos años con nada menos que 2’5 millones de hojas de pan de oro. La consagración del espíritu de leyasu se recrea dos veces al año en la procesión de los Mil Guerreros.

Se caracteriza por su arquitectura exuberante

A diferencia de otros santuarios Shinto que se caracterizan por una arquitectura más minimalista para integrarlos en el entorno, Toshogu es un derroche de color, oro, tamaños, pájaros, flores, doncellas bailando y sabios que están alrededor del edificio y que merece la pena que fotografíes.

Toda esta exuberancia es alabada por muchos visitantes, lo ven como un templo imponente y muy hermoso. Pero como para gustos están los colores, también hay otras personas que piensan que es algo vulgar y que debería ser de otro modo. La realidad es que existe un gran contraste con la exuberancia de la capilla con el mausoleo de leyasu que es sencillo y austero.

Los elementos más famosos de Toshogu

Uno de los elementos más famosos del templo es el que te he comentado más arriba de los tres monos sabios, pero eso no es todo, también existe el establo sagrado donde se mantiene un caballo blanco imperial (regalo de Nueva Zelanda). Otro de los elementos famosos es un gato durmiendo y una representación de un elefante pero que no parece un elefante realmente.

Elementos budistas

A pesar que se trata de un santuario sintoísta, el templo Toshogo contiene varios elementos budistas como más de siete mil rollos de textos sagrados y una puerta de entrada formal budista así como la presencia de dos reyes Deva.

Así que no olvides que si vas a Japón no puedes olvidar acercarte a este templo para poder conocerlo de primera mano. ¡Seguro que te encantará!

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *