Teotihuacan (México): el mayor legado de la América pre-colombina

Pirámide Luna en Teotihuacan

México posee una extensa historia rica y milenaria que tiene como uno de sus mayores exponentes patrimoniales a la ciudad sagrada de Teotihuacan. Situada en un inmenso valle próximo a la ciudad de México, la zona de Teotihuacan fue para la antigua mitología Náhuatl el lugar donde se crearon el sol y la luna. Esta ciudad de los dioses, tal como lo indica su nombre, comenzó a construirse 500 años antes de nuestra era, y aún se levanta como un monumental emblema del pueblo mexicano y de su glorioso pasado, y verdaderamente un sitio de valor incalculable para la humanidad.

La zona de Teotihuacan se ubica noreste del valle de México, a sólo 45 kilómetros de distancia del centro de la Ciudad de México, razón que la convierte en una visita obligada en el caso de visitar la capital mexicana. A la llegada del equinoccio de primavera, numerosos grupos esotéricos acuden a hasta este lugar para recargar energía, dado que existe la creencia popular de que las pirámides son canales energéticos.

La estructura de Teotihuacan

Calzada de los muertos en Pirámide Luna en Teotihuacan

Si hay algo que llama mucho la atención al llegar a esta ciudad sagrada es la gran planificación que se puede ver en sus calles, similar a las planificaciones urbanas actuales. Dos grandes avenidas que se cruzan y que son el eje principal de la ciudad, una de ellas la más importante, llamada Calzada de los Muertos. Estas eran la referencia para dirigirse al resto de calles y callejones, y en donde se encontraban los principales edificios rituales y administrativos.

Un poco de historia

Es una ciudad cuyo esplendor tuvo lugar sobre los siglos III y VII después de Cristo. En esta región de Mesoamérica se aprovechaban los recursos del gran valle, creándose así una gran civilización que llego a los 100.000 habitantes en unos 21 kilómetros cuadrados. Por eso es una de las civilizaciones más grandes que se conocen de la América pre-colombina, y un complejo más grande y lleno de vestigios que Chichen Itzá.

Su decadencia llegó en el siglo VII después de Cristo debido a la inestabilidad política, las rebeliones interiores y los cambios climatológicos que acabaron con la prosperidad, como ha ocurrido con todas las grandes civilizaciones a lo largo de la historia. Esto dio lugar al período Epiclásico Mesoamericano. Aunque hay poca información sobre cómo llegó a formarse la ciudad y por qué decayó exactamente, lo cierto es que es una de las ciudades mejor conservadas de esta etapa.

Teotihacan en la actualidad

Cactus en Teotihuacan

Teotihuacan es la zona arqueológica mexicana que recibe mayor número de visitantes de todo el país, superando a importantes zonas pre-colombinas como Chichén Itzá (Yucatán) y Monte Albán (Oaxaca). El conjunto que se encuentra abierto al público cubre una superficie de 2.5 km cuadrados y corresponde al Área Central de Monumentos incluida en la zona protegida. La Ciudad Pre-Hispanica de Teotihuacan fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por UNESCO en el año 1987, debido a su enorme riqueza cultural y a su arquitectura colosal.

Información útil de Teotihuacan

Dragón arquitectónico de Teotihuacan

La forma más sencilla de ver el complejo de Teotihuacan es realizar alguna de las rutas monumentales que ya están establecidas, porque nos permiten ver lo más importante. La zona arqueológica abre de lunes a domingo, de las 8.00 am a las 5.00 pm. Si no deseamos complicarnos la vida, podemos coger uno de los autobuses que hacen directamente la ruta a Teotihuacan desde la Terminal Central de Autobuses del Norte en la Ciudad de México, y que tarda unos 45 minutos.

En la entrada del parque se pueden comprar los tickets para poder ver el complejo. Este ticket nos da acceso a lugares como el Museo de Sitio, la zona arqueológica con la Pirámide de la Luna  y la Pirámide del Sol, Tetitla o el Templo Quetzalpapálotl. En la zona también hay numerosos vendedores ambulantes con recuerdos y una tienda de souvenirs. Además, hay cafeterías y restaurantes, por lo que no nos faltarán espacios para hacer una parada.

Qué ver en Teotihuacan

Pirámide de Teotihuacan

Si hay algo que tenemos que hacer una vez vayamos a esta ciudad es pasear por la zona de la Calzada de los Muertos, admirando las construcciones y los restos arqueológicos, hasta llegar a Pirámide del Sol, la más alta de todas, con 63,5 metros de altura. Se piensa que podría haber un templo al final de la estructura, resultando todavía más alta de lo que es hoy en día. Lo mejor de todo es que se puede subir a ella, pero hay que subir nada menos que 365 escalones, uno por cada día del año. Las vistas del resto del complejo desde esta gran pirámide son espectaculares, y las fotos que puedes sacar también. En 1971 se descubrió bajo la pirámide una cueva, por lo que se piensa que este lugar ya tenía importancia espiritual antes de albergar esta gran construcción.

Palacio ateleco de Teotihuacan

La Pirámide de la Luna es la otra gran pirámide que se conserva. Está en el extremo norte, al final de la Calzada de los Muertos y cuenta con 42 metros de alto. Ya que estamos en ella aprovecharemos para ver el Palacio de Quetzalpapálotl, en el suroeste, que se cree que fue residencia de un importante sacerdote. En él podremos disfrutar con las bellas columnas del patio así como con los bellos murales que se conservan en las paredes. Tampoco hay que olvidar una visita al museo, en donde encontramos muchos vestigios de la vida diaria en Teotihacan, pequeñas estatuas y enseres.

Murales de Teotihuacan

Los murales que encontramos en las construcciones de Teotihuacan merecen una mención especial, y es que han sido muy estudiados en cuanto a sus técnicas. Son muy peculiares, y serán todo un descubrimiento para los aficionados al arte por lo bien que se conservan, notándose los vivos colores. El color más utilizado fue el rojo, y se hacía con minerales que pulverizaban para conseguir los pigmentos. Hay muchos otros en los que se representa aves, felinos o plantas sobre muros pulidos, como en el Patio de los Jaguares o en el Palacio de los Caracoles.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

América, México

Susana Garcia

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Charly Vazquez dijo

    Majestuoso lugar que pude disfrutar en mi visita a México, tuve que ir a exposición por esas tierras y en el hotel en Toluca , estado de México, me recomendaron que si no había ido fuera mexicano o extranjero tenía que ir, y aproveché la cercanía para visitar un lugar que todo el mundo tiene que ir antes de morir, no se lo pueden perder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *