Torre de Hércules

La llegada de los romanos a nuestra Península dejó muchísimas obras y monumentos que todavía a día de hoy se conservan. El ingenio constructor de estos romanos ha creado edificios que todavía están en perfecto estado, como puede ser la Torre de Hércules situada en una colina en la ciudad de A Coruña en Galicia.

Este faro y fortificación es una gran torre que se alza frente al mar. Hoy en día es uno de los símbolos de la ciudad de A Coruña, y cuenta con una gran historia a sus espaldas. Vamos a conocer este monumento y lo que podemos ver  en esta ciudad del norte de Galicia.

Información de la Torre de Hércules

Esta torre se encuentra en la ciudad de A Coruña, situada en una pequeña colina mirando al mar. Está a unos 50 metros de altitud y a su alrededor se encuentra el Parque escultórico de la Torre de Hércules, que es un museo al aire libre. La venta de entradas se hace en el Centro de Información y Atención al Visitante, con un horario de las 9.45 a las 17.15. Los lunes la entrada es libre pero hay que recogerla de todas formas en este centro.

El acceso a la torre se hace en franjas de 15 minutos en grupos de un máximo de 17 personas. Debemos saber que para llegar arriba hay que subir más de doscientos escalones, por lo que hay que estar dispuestos a hacer un poco de ejercicio.

Mitología asociada a la torre

Existen distintas leyendas que se asocian a esta torre. Una de las más utilizadas es la de Hércules, el cual utilizó ese lugar para enterrar la cabeza del gigante Gerión después de vencerlo en combate. También se dice que en este lugar habría estado la Torre de Breogán de la mitología irlandesa, desde la que el hijo de Breogán, Ith habría visualizado las costas de Irlanda.

Historia de la Torre de Hércules

Su origen se desconoce, pues es una torre que fue reedificada por los romanos en el siglo I de nuestra era. Fue construida en sus inicios como un faro de navegación debido a su emplazamiento. Se llevó a cabo durante los reinados de Nerón y Vespasiano. La construcción romana en la actualidad solamente se puede ver por dentro, ya que durante el siglo XVIII fue restaurada con un estilo neoclásico que es el que se puede ver desde fuera. En sus inicios era una torre rectangular con ventanas asimétricas. La parte superior se añadió más tarde y al parecer durante la Edad Media sirvió más como torre defensiva que como faro.

Este faro se declaró Patrimonio de la Humanidad en el año 2007. En 2008 se hermanó con la famosa Estatua de la Libertad de Nueva York y más tarde con el Faro del Morro de la Habana, el más antiguo de toda América.

Visita la Torre de Hércules

La torre tiene una altura de 55 metros y se puede ver fácilmente desde varios puntos de la ciudad. Se encuentra en una zona tranquila, rodeada de un parque escultórico que ofrece un estupendo espacio para pasear y disfrutar del paisaje marino antes de entrar en la torre.

Al llegar a la torre tendremos que recorrer 234 escalones para llegar a la cima. Dentro se pueden ver los muros romanos de la antigua torre de planta cuadrada, hoy tapada por la fachada neoclásica. En la remodelación se construye una escalera interior de piedra. Al parecer la escalera anterior de la torre romana tenía tramos por fuera y era de madera. Desde la base y recorriendo todos los escalones se llega al mirador, desde el que hay unas espectaculares vistas de A Coruña.

Este faro sigue en funcionamiento, y cada noche comienza su trabajo. Se puede ver cómo el faro lanza cuatro destellos con intervalos de 20 segundos. Estos destellos llegan a 24 millas en el mar. Los días de niebla también cuenta con una señal audible. Es sin duda una gran obra romana que ha demostrado su valía a lo largo de dos mil años.

Qué ver en A Coruña

Ya que viajamos para ver la espectacular Torre de Hércules, podremos realizar una visita por la ciudad de A Coruña. La Rosa dos Ventos se encuentra cerca de la torre y es un gran mosaico a modo de brújula.  Esta ciudad cuenta también con una playa urbana, la Playa de Riazor, que destaca por contar con todo tipo de servicios, con un estupendo paseo y también con bastante oleaje dependiendo del día.

La Plaza de María Pita es el centro de la ciudad, en donde disfrutar del mejor ambiente. En el Mercado Plaza de Lugo se pueden comprar los mejores mariscos y pescados de las rías que dan tanta fama a la gastronomía gallega. También hay que disfrutar de las vistas que ofrece el moderno Mirador de San Pedro, subiendo en coche o en el particular funicular redondo que atrae todas las miradas.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*