Torres más altas del mundo

Burj Khalifa

Las torres más altas del mundo son construcciones recientes. Sin embargo, el ser humano ha buscado las alturas desde la noche de los tiempos. Buena muestra de ello es la edificación de las pirámides de Egipto, que fueron lo más parecido a los actuales rascacielos durante siglos.

También en la Edad Media, especialmente desde la aparición del estilo gótico, se construyeron edificios de enorme altura. Por ejemplo, la catedral de Santa María, en Lincoln (Inglaterra), que alcanzaba casi ciento sesenta metros. Ya en el siglo XIX, los avances de la arquitectura permitieron que la Torre Eiffel alcanzase los 300 metros de altitud. Y qué decir del XX, cuando los norteamericanos construyeron, en 1931, el Empire State Building, que llega a los 381. Además, este marcó el comienzo de los grandes rascacielos, que no otra cosa son las actuales torres más altas del mundo. Vamos a mostrártelas.

1.- Burj Khalifa

Burj Khalifa

Burj Khalifa, la torre más alta del mundo

Diseñado por el arquitecto Adrian Smith a principios del siglo XXI, este edificio es el más alto del mundo, con sus 828 metros. Se encuentra en la ciudad de Dubái, capital del emirato árabe homónimo. Su construcción empezó en 2004 y fue inaugurado seis años después. En cuanto a su presupuesto, era de 4000 millones de dólares, aunque te sorprenderá saber que finalmente costó 20 000.

En cambio, con su altura, no te extrañará conocer que incluye los ascensores más rápidos del mundo. No entraremos a darte sus especificaciones técnicas, que son más bien aburridas. Pero sí te diremos que el Burj Khalifa cuenta con un hotel, varias residencias privadas, oficinas, restaurantes e incluso dos miradores. El más alto de ellos, el llamado The New Deck, se encuentra en la planta 148. Y también debemos mencionarte que el funcionamiento de este edificio es tan complejo que, cada treinta pisos, cuenta con una planta mecánica para su mantenimiento.

2.- Skytree, la torre más alta del mundo para comunicaciones

Tokio Skyfree

Tokio Skytree, cuando estaba en construcción

En este caso, no te hablamos de un edificio, sino de una torre de telecomunicaciones situada en Tokio. En efecto, se trata de una enorme antena de radio, pero también cuenta con un restaurante y un mirador. En cualquier caso, con sus 634 metros, es la segunda construcción más alta del mundo y la primera en su género.

Empezó a construirse en 2007 y se inauguró cinco años más tarde. Como curiosidad, te diremos que su sistema antisísmico se basa en el de las tradicionales pagodas japonesas. Como estas, cuenta con un pilar central cuya parte inferior no está fija. De este modo, se mueve como un péndulo y controla la vibración producida por un terremoto.

También como dato curioso, te mencionaremos que, en su construcción, trabajaron más de quinientos mil operarios y que el día de su inauguración fue visitada por más de doscientas mil. Por otra parte, si vas a Tokio, no dejes de fijarte en ella por la noche, cuando se ilumina con distintos y elegantes colores.

3.- Torre Central de Shanghai

Torre Central de Shanghai

Torre Central de Shanghái, la más alta de China

La gigantesca ciudad china de Shanghái cuenta con algunas de las torres más altas del mundo. Concretamente, muchas de ellas se concentran en el distrito financiero de Pudong. Es el caso del Shanghái World Financial Center, un rascacielos de 492 metros de altura y 101 pisos. También de la torre Jim Mao, con 420 metros y 88 pisos, y de la torre de la Perla Oriental, una antena de telecomunicaciones de 468.

Pero es la nueva torre Central la que se lleva la palma. Asentada sobre una superficie de 420 000 metros cuadrados, tiene 632 de altura y un total de 121 pisos. Además, si visitas la ciudad, llamará tu atención porque se asemeja a un gigantesco papel enrollado. Costó 2400 millones de dólares y comenzó a edificarse en 2008 para terminarse siete años después.

Destaca en ella su fachada de cristal, que reduce las cargas del viento. Gracias a ella, se necesitaron menos materiales para construirla. Y, además, su forma en espiral permite recoger el agua de lluvia que, posteriormente y junto a unas turbinas de viento, se aprovecha para la calefacción y el aire acondicionado del edificio.

4.- Torres de Abraj al-Bait

Abraj al-Bait

Torres de Abraj al-Bait

Deberíamos hablarte en cuarto lugar del Pentominium de Dubai, pero todavía se halla en construcción. Por tanto, colocaremos en este puesto a las torres de Abraj al-Bait, que conforman, en cuanto a masa, el edificio más voluminoso del mundo. Abarca una superficie de 1 580 000 metros cuadrados y, realmente, lo conforman varias construcciones.

Su torre más alta llega hasta los 601 metros, con 120 pisos, y se encuentra en La Meca. De hecho, es el edificio de mayor altura de Arabia Saudí. Concretamente, se halla al otro lado de la calle de la Gran Mezquita. Por eso, alberga salas de oración con capacidad para 4000 personas y también un hotel de cinco estrellas para alojar a los peregrinos. Asimismo, cuenta con un centro comercial que ocupa cinco pisos.

En su fachada, llamará tu atención un gigantesco reloj de 43 metros que ocupa las cuatro caras de una torre. Y también te sorprenderá la enorme aguja que corona la construcción y que mide 93 metros. Bajo ella, incluso existe un centro científico que se utiliza para observar la Luna.

5.- Torre de la Televisión de Cantón

Torre de Cantón

Torre de Televisión de Cantón

Volvemos a China para hablarte de esta otra construcción  para comunicaciones que, con sus 600 metros de altura, también se halla entre las torres más altas del mundo. Fue construida para los Juegos Asiáticos de 2010. La crearon los neerlandeses Bárbara Kuit y Mark Hemel, quienes diseñaron un edificio vanguardista inspirado en los trabajos del ingeniero ruso Vladimir Shújov.

Así, presenta una estructura hiperboloide creada por dos elipses a distintas alturas. Pero lo más sorprendente de esta torre es el llamado Paseo por el Cielo, una escalera exterior que llega hasta la cima. También cuenta con jardines exteriores y, además de las instalaciones de televisión, con cafeterías, restaurantes e incluso un cine en cuatro dimensiones.

6.- Ping An Finance Center

El edificio Ping An Finance Center

Ping An Finance Center

Continuamos en China para hablarte de este edificio que se encuentra en la ciudad de Shenzhen, perteneciente a la misma provincia de Cantón. Tiene una altura de 599 metros repartidos en 115 pisos.

Fue diseñada por el estudio de arquitectura norteamericano Khon Pedersen Fox y se completará con otro rascacielos de 293 metros de altura y 51 plantas. Se construyó como sede de la poderosa compañía de seguros Ping An Insurance y cuenta con una de las plataformas de observación más altas del mundo, ya que se halla a 592 metros.

7.- Lotte World Tower

Lotte World Tower

La torre Lotte World

Dentro de la fiebre asiática por las construcciones gigantescas, llegamos ahora a Corea del Sur para hablarte de este edificio de 555 metros de altura y 123 pisos que también figura entre las torres más altas del mundo. Ubicado en Seúl, es el más alto de su país y también tiene una planta de observación a más de quinientos metros de altitud. Imagínate las vistas.

Su construcción comenzó en 2010 y se terminó siete años después. Exteriormente, tiene forma de esbelto cono con lados convexos formando una suave curva. La fachada es de cristal teñido pálido que imita a la cerámica coreana y muestra elementos de filigrana metálica. En su interior, hay tiendas, oficinas, viviendas y un hotel de lujo. No obstante, si lo visitas, podrás acceder a la plataforma de observación, ya que es de uso público.

8.- Torre Nacional de Canadá, la torre más alta del mundo en Occidente

CN Tower

Torre Nacional de Canadá de noche

Ha hecho falta llegar hasta la octava posición para encontrar la torre más alta del mundo en Occidente. Se trata de esta torre de comunicaciones que se halla en la ciudad de Toronto. Hasta la inauguración de la Tokio Sky Free fue la más alta del mundo en su género y, aún hoy, sigue siendo la más elevada de América.

Su altura es de 553 metros de altura y también tiene una zona de observación a 447 metros. De su belleza te dará idea el hecho de que ha sido incluida entre las Siete Maravillas del Mundo Moderno por la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles. Su edificación empezó en 1973 y solo pasaron dos años hasta que fue culminada. Bien es cierto que se trabajaron las 24 horas del día y los 365 días del año.

Costón unos trescientos millones de dólares de la época. Pero representó tantas ventajas para las telecomunicaciones que solo quince años después estaba amortizada. De hecho, hoy es una de las principales atracciones turísticas de Toronto y la visitan unos dos millones de personas al año.

Si lo haces, te impresionará el punto de observación con suelo de cristal situado a 342 metros de altura. Todavía se puede subir más, ya que tiene una escalera exterior que llega hasta los 447. Pero esta se usa en casos de emergencia. Solo se abre al público dos veces al año con motivo de eventos benéficos.

Por otra parte, además de su función comunicativa, tiene varios restaurantes y cafeterías. Entre los primeros, destaca el que se halla a 351 metros por estar sobre una plataforma que gira trescientos sesenta grados. Las vistas son tan espectaculares que, en días despejados, incluso se ve la ciudad de Rochester, en el estado de Nueva York.

En conclusión, te hemos mostrado las ocho torres más altas del mundo. Pero no nos resistimos a mencionarte las siguientes. Son el nuevo One World Trade Center de la propia Nueva York, con sus 541 metros de altura; la Torre Ostankino de Moscú, que es la más alta de Europa con sus 540 metros, y el CTF Finance Center, de nuevo en Cantón, que mide 530. ¿No te parecen unas construcciones vertiginosas?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)