Torrijos

Colegiata de Torrijos

Colegiata del Santísimo Sacramento

Torrijos se encuentra ocupando una llanura entre los ríos Alberche y Tajo, hacia el centro de la provincia de Toledo. Esta zona, habitada desde tiempos inmemoriales, vivió una época de esplendor con la dominación visigoda, justamente por su cercanía a la capital toledana y por ser zona de paso entre esta y Ávila. Ya en la Edad Media, fue lugar de descanso para los reyes y una villa en la que convivieron las tres culturas: cristiana, judía y musulmana.

De todo ello han quedado como testigos mudos un sinfín de monumentos en Torrijos que hacen de esta pequeña localidad castellana una verdadera joya turística merecedora de una visita prolongada. Si te apetece conocerla, síguenos.

Qué ver en Torrijos

Capital de la comarca de Torrijos, en los campos próximos a la villa abundan los olivares, hasta el punto de que también se la conoce como Torrijos de Las Olivas. Pero lo más destacado de esta localidad es su patrimonio monumental. Vamos a conocerlo.

Plaza de España

Construida en el siglo XVI, es el centro neurálgico de Torrijos, con sus casas porticadas típicas de Castilla. En ella estuvo el palacio de don Gutierre de Cárdenas, señor de Maqueda, pero fue derribado en el siglo XX para reformar el espacio urbano.

Palacio de don Pedro de Castilla

Palacio de Pedro I

Colegiata del Santísimo Sacramento, uno de los emblemas de Torrijos

Uno de los elementos más representativos de la villa castellana es la colegiata de Torrijos o del Santísimo Sacramento. Fue construida en el siglo XVI siguiendo los cánones del gótico plateresco. Cuenta con una iglesia de tres naves y una espectacular portada en cuyo interior puedes ver el órgano más antiguo de toda Castilla La Mancha.

Asimismo, en su capilla mayor hallarás un museo parroquial, con pinturas y piezas de orfebrería. Finalmente, no dejes de apreciar el retablo de madera policromada de su altar mayor y su capilla de San Gil, que ha sido declarada Bien de Interés Cultural.

Capilla del Cristo de la Sangre

Construida sobre una antigua sinagoga, de la cual se aprovechó buena parte, fue transformada por el citado Gutierre de Cárdenas en el Hospital de la Santísima Trinidad. Destacan en esta edificación la portada y el patio renacentistas.

Palacio de Pedro I

Su nombre obedece a que fue este monarca de Castilla, llamado «el Cruel» por sus enemigos, quien mandó construirlo para su entonces amante María de Padilla. Pero la edificación se debe a Antonio Egas, uno de los principales arquitectos del gótico tardío español y autor también de la Catedral Nueva de Salamanca.

Posteriormente fue convento de las Concepcionistas Franciscanas y actualmente es el Ayuntamiento. En su interior puedes ver algunas estancias de gran belleza. Es el caso del salón de plenos, con un techo en artesonado mudéjar, y de sus dos claustros.

Estación de Torrijos

Estación de ferrocarril de Torrijos

La estación de ferrocarril o el siglo XIX en Torrijos

El edificio de la estación de ferrocarril te brinda una perfecta muestra de lo que fue la arquitectura del XIX en Torrijos. Es una preciosa construcción en piedra berroqueña que responde al estilo historicista en su variante neomudéjar. Actualmente se halla en servicio por lo que la verás a tu llegada a la localidad si lo haces en tren.

Otros edificios singulares de Torrijos

Los anteriores son los monumentos más importantes de esta localidad castellana. Sin embargo, hay otros que también te recomendamos visitar. Es el caso del hogar del pensionista. Pero también del antiguo depósito de agua, una construcción neomudéjar que alcanza los veinticinco metros de altura, y del silo de trigo, donde se guardaba antiguamente este cereal.

Las barrancas de Castrejón y Calaña

Aunque no pertenecen estrictamente a Torrijos, sino a la cercana localidad de La Puebla de Montalbán, no puedes perderte este espectáculo de la naturaleza. Son unos impresionantes acantilados de arcilla roja que se hallan en la orilla norte del embalse de Castrejón. Este sorprendente paisaje recuerda, en cierto modo, al del Gran Cañón del Colorado norteamericano.

La gastronomía de Torrijos

Antes de terminar tu visita a la localidad toledana, debes probar su deliciosa gastronomía. Productos típicos de la comarca son las hortalizas y frutas de La Puebla de Montalbán e igualmente los aceites procedentes de los olivares que te mencionábamos anteriormente.

Entre los platos típicos preparados con carnes, te aconsejamos probar la perdiz escabechada y estofada, el cordero o el cochinillo asados, la liebre con arroz, el conejo al ajillo o los guisantes con cordero. Por otra parte, el guiso del pescador se elabora con truchas y barbos.

Mazapán

Mazapán de Toledo

Respecto a los postres, la zona cuenta con unos magníficos albaricoques y melocotones. Pero, si prefieres algo dulce, tienes los cortadillos, las empanadillas y las cajitas, además de magníficos turrones y, por supuesto, mazapanes.

Por otro lado, si quieres llevarte un recuerdo de tu visita a Torrijos, te diremos que la villa cuenta con una magnífica artesanía elaborada con madera.

Cuándo es mejor viajar a Torrijos

Torrijos presenta un clima continental, con inviernos fríos en los que las temperaturas llegan a bajar de cero grados y veranos muy calurosos, durante los que se alcanzan los cuarenta. Para evitar ambos extremos, quizá las mejores épocas para que visites la localidad toledana sean la primavera y el otoño.

En este sentido, la celebración de la Semana Santa es muy importante en toda la comarca. Por ello, también es un buen momento para visitarla. Igualmente, a principios de junio, Torrijos se transforma por unos días en villa medieval para celebrar la fiesta denominada Crónica del Rey don Pedro I.

Las barrancas de Castrejón

Barrancas de Castrejón y Calaña

Cómo llegar a Torrijos

La localidad toledana está muy bien comunicada. Ya te hemos hablado del ferrocarril. Hay líneas de trenes con Madrid, Cáceres y Badajoz entre otras ciudades. Lo mismo puede decirse de los autobuses. Puedes moverte en ellos por todas las localidades de la comarca, pero también llegar a ella desde Toledo, Madrid y otras capitales.

Finalmente, si lo prefieres, puedes viajar en tu propio coche. La principal carretera que te lleva a Torrijos es la A-40. Tienes que salir de ella por la CM-4009 que va directamente a la villa toledana.

En conclusión, Torrijos es una de las localidades más bonitas de toda Castilla La Mancha. Con un patrimonio monumental que se remonta al Renacimiento, también te ofrece una deliciosa gastronomía y espacios naturales de enorme interés. ¿No quieres conocerla?

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*