Traje típico de Jalisco

El traje típico de Jalisco tiene muchas similitudes con la indumentaria típica de los mariachis, hasta el punto de que suelen confundirse. De hecho, se cree que estos últimos nacieron en el pueblo jalisciense de Cocula. Sin embargo, no son exactamente iguales. El segundo de ellos incorpora botonaduras en el pantalón y la chaqueta, además de tener una mayor variedad de colores.

No obstante, el auténtico traje típico de Jalisco, que va a ocupar este artículo, resulta más sobrio. Como su propio nombre indica, vamos a hablarte de la indumentaria clásica de este estado mexicano, ubicado en la parte oeste del país y lindando con los de Nayarit, Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, Michoacán y Colima, así como con el océano Pacífico.

Peculiaridades del traje típico de Jalisco

Comenzaremos por hacer un poco de historia respecto a esta indumentaria para luego centrarnos en el traje típico de hombre y en el de mujer. Ambos son muy distintos, mucho más colorido y alegre el de las féminas.

Historia del traje

Los orígenes del traje charro, que, como ya habrás deducido, es el tradicional de Jalisco, se remontan al siglo XVI. Curiosamente, la indumentaria que identifica a México en el exterior nació, según se cree, en tierras españolas, concretamente en Salamanca.

Como también sabrás, a los habitantes de esta provincia se los denomina, justamente, charros. Y, si te fijas en su indumentaria típica, es cierto que guarda parecido con el traje de Jalisco. El español consiste en pantalones negros y resistentes, chaqueta corta y del mismo color y botas altas de montar. Asimismo, el sombrero es parecido, aunque con las alas bastante más pequeñas.

Charros

Charros con el traje típico de Jalisco

Esta indumentaria habría pasado a América con la llegada de los hispanos y sería adoptado en la zona de Jalisco. No obstante, recibió varias modificaciones. En los siglos siguientes, se mejoró añadiéndole numerosos bordados artesanales y adornos. Ya en el XIX, era el usado por los chinacos, denominación que se daba a los hombres que trabajaban en labores del campo.

Como curiosidad, te diremos que el emperador Maximiliano de Habsburgo fue un gran admirador del traje charro. Incluso lo utilizó varias veces intentando adaptarse a su nueva nación. Ya con la revolución mexicana, esta indumentaria se popularizó convirtiéndose en el traje de México por excelencia, superando a los típicos de otras regiones del país (si quieres saber más de estos últimos, te aconsejamos este artículo).

Sin embargo, actualmente no todas las vestimentas típicas charras son iguales. Se diferencian los trajes de faena, de media gala y de gala, aunque apenas existe diferencia entre ellos. La única reside en el lujo de los bordados y adornos que llevan incorporados. Como habrás supuesto, los primeros son más sobrios que los últimos, aunque todos ellos son muy bonitos y llamativos.

Si visitas Guadalajara, capital y ciudad más popular del estado de Jalisco, no te será difícil encontrarte con su traje típico. Lógicamente, sus habitantes no lo usan a diario, pero sí aprovechan cualquier efeméride para vestirlo. Pero, sin más preámbulos, vamos a hablarte del traje típico de Jalisco para mujer.

Traje típico de Jalisco para mujer

Espectáculo típico en Jalisco

Traje de mujer típico de Jalisco

Las mujeres jaliscienses Llevan un vestido de una sola pieza con falda larga. Está hecho con popelina, su cuello es alto y sus mangas de tipo bombacho. Asimismo, en su parte superior, a la altura del pecho, lleva unos bolados en forma de uve que se superponen. También la falda es bastante amplia.

Respecto al color, suele ser de un solo tono, aunque este contrasta con las alegres cintas de colores que tiene superpuestas y también con los encajes que lleva como adornos. En cuanto al calzado, es de cordones y lleva distintos aditamentos. Finalmente, el tocado del pelo se hace con cintas idénticas a las que aparecen en el vestido.

Traje de Jalisco para hombre

Mariachis

Unos mariachis

Respecto al traje charro para hombre, se compone, en su parte superior, de una camisa sobre la que se pone una chaqueta corta. Llega hasta la parte baja del tórax y sus mangas son igualmente cortas para mostrar los adornos plateados de las muñecas. Asimismo, puede estar ornada hasta con setenta botones del mismo tono, aunque también pueden ser dorados.

En cuanto a los pantalones, son ajustados, de gamuza o paño y de tonos oscuros. También llevan adornos a lo largo de todas las perneras. La indumentaria se complementa con botas de cordones del mismo color que el traje.

Mención aparte debemos hacerte del sombrero. Originalmente estaba pensado para resistir los efectos del sol de Jalisco y también como protección para las caídas de caballo. Por ello, se elaboraban con pelo de liebre, fieltro de lana o paja de trigo y llevaban en su copa cuatro pedradas o cintas que lo doblaban y hacían más resistente.

El ala de este sombrero tan típico es grande y ancha, así como doblada en su parte posterior. Finalmente, en ocasiones se adorna con toquilla o ribetes bordados. Tan útil resultaba este diseño para las labores del campo que se convirtió en típico de todo México.

Finalmente, otra pieza que no puede faltar en el estilo charro es el sarape. En este caso, no se trata de una prenda de vestir, sino de una especie de manta que los jinetes llevaban junto a la montura de su caballo. Por tanto, no la verás cuando asistas a bailes o desfiles a pie, pero sí cuando se trata de pases ecuestres o de los espectáculos charros que vamos a mostrarte a continuación.

Cuándo se usa el traje típico de Jalisco

Una escaramuza charra

Escaramuza charra

En efecto, una vez te hemos explicado cómo son los trajes jaliscienses de hombre y de mujer, nos centraremos en hablarte de los eventos y festividades donde es más habitual encontrar personas ataviadas con ellos.

El espectáculo por excelencia donde se llevan estas indumentarias son los de la charrería. Reciben este nombre los eventos ecuestres tradicionales del país azteca. Se desarrollan en ruedos que se denominan lienzos charros y consisten en que los jinetes realizan diferentes ejercicios a lomos de sus caballos.

Como deporte, nace a principios del siglo XX para rememorar los trabajos ganaderos del campo que iban quedando en desuso. La charrería está organizada en México por una federación y sus tradiciones han sido reconocidas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO para conservarlas.

Actualmente, también la mujer desempeña un importante papel en la charrería. No solo porque todos los años se elige una reina que se encarga de inaugurar los distintos festejos, sino porque también interviene en los concursos ecuestres. Son amazonas que participan, sobre todo, en la disciplina conocida por escaramuza charra. Consiste en grupos de ocho amazonas que interpretan coreografías a lomos de sus caballos y al ritmo de la música.

Pero, afortunadamente, cada vez son más las charras que se animan a practicar otras suertes del espectáculo. Entre las más importantes, te mencionaremos la cala de caballo, los jineteos de toro y de yegua, los piales en el lienzo, las manganas a pie o a caballo, la terna en el ruedo o el paso de la muerte.

Lógicamente, en estos casos las mujeres llevan otro tipo de complementos para su traje. Entre ellos, botas con espuelas, sombrero y vara. Además, colocan sobre el caballo una montura especial denominada albarda.

El Día del Charro

El paso de la muerte

Charros representando el paso de la muerte

Tan unida está la charrería a la tradición mexicana que todos los 14 de septiembre el país azteca celebra el Día del Charro. A lo largo y ancho de su territorio (si quieres leer un artículo sobre Veracruz, haz clic aquí) tienen lugar espectáculos ecuestres y musicales para conmemorarlo. En cuanto a estos últimos, los mariachis son los absolutos protagonistas.

Respecto al estado de Jalisco, del que te estamos hablando, en esa fecha Guadalajara celebra el Encuentro Internacional del Mariachi y la Charrería. Como imaginarás, las calles de la capital se engalanan y miles de hombres y mujeres las recorren ataviados con el traje típico de Jalisco e interpretando música tradicional.

Los actos se concentran, principalmente, en la plaza de la Liberación, donde hay numerosas verbenas. Pero también se hacen desfiles, funciones de gala en el Teatro Degollado e incluso misas cantadas en la Basílica de Zapopán.

Los grupos folclóricos interpretan géneros musicales como el jarabe tapatío, igualmente conocido como «el sombrero mexicano» por dejarse este en el suelo y danzarse en torno a él. Se trata de un baile de cortejo cuyo origen debemos buscar en la revolución mexicana.

Igualmente muy populares en este tipo de celebraciones son la Culebra, un baile que recrea el trabajo en el campo, la Iguana y el Caballito, entre otras danzas que los intérpretes realizan al tiempo que se escuchan los sones mariachis. Así se denominan las canciones que acompañan a los bailes y espectáculos de la charrería y que, por tanto, se hallan estrechamente vinculados a los trajes típicos de Jalisco.

En conclusión, te hemos hablado del traje típico de Jalisco tanto para hombre como para mujer. Pero también te hemos explicado la importancia que tiene en México el mundo de la charrería, que incluye esta indumentaria y también los sones mariachis. Todo ello ha configurado una cultura que ha traspasado las fronteras del país azteca para hacerse popular en todo el mundo.

 

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)