Ventajas de trasladar tu coche en las vacaciones mediante un transportista

Grúa

Disfrutar de unas vacaciones con tu propio coche o moto te aporta numerosos beneficios. Tienes total libertad para moverte por los lugares cercanos a tu destino e incluso dentro de él, si se trata de una ciudad grande. Pero, a veces, el viaje hasta el lugar puede ser muy largo y tener muchos inconvenientes. Por eso, prefieres no hacerlo conduciendo. Para evitarlo, puedes contratar un transportista para tu coche.

Trasladándolo hasta allí con una empresa especializada, no tendrás que renunciar al uso de tu vehículo en vacaciones. Esto te aportará muchas ventajas. Vamos a mostrártelas.

Beneficios de que un transportista lleve tu coche al lugar de vacaciones

Grúa cargando un coche

Grúa cargando un vehículo para transportarlo

En primer lugar, es importante que elijas bien la empresa que va a transportar tu vehículo, ya que es una tarea que exige especialización. Por ello, debes contratar a una compañía que se ocupe de esta labor desde hace años y tenga experiencia, así como conocimientos técnicos. Porque es necesario ser muy cuidadosos y seguir ciertos protocolos. Si la escoges bien, no tendrás ningún problema y el coche o moto te esperará en tu destino vacacional. Asimismo, disfrutarás de ventajas muy interesantes.

En primer lugar, no tendrás que conducirlo durante horas con los riesgos que ello conlleva. Las carreteras se encuentran cada vez más saturadas y los accidentes están a la orden del día. Muchos de ellos se producen en viajes largos por cansancio del conductor o por despistes producidos por tanto tiempo al volante. En cambio, si tu vehículo es llevado por un transportista, tú podrás hacer el viaje en tren, barco o avión con todas las comodidades.

Asimismo, eso te permitirá ahorrar en combustible. Este se ha puesto muy caro y en un viaje largo se consume mucho, con el gasto que ello supone. Igualmente, en un trayecto de este tipo, el vehículo sufre desgaste. Las ruedas pierden agarre, se consume aceite e incluso las piezas del motor lo acusan. En este sentido, si tu coche tiene muchos años, quizá ni siquiera resista un viaje tan largo sin estropearse.

En cambio, si contratas a una empresa transportista para el vehículo, sabrás de antemano lo que te va a costar y no sufrirá ningún daño. Igualmente, tendrás la tranquilidad de saber que tu coche ha quedado en manos de expertos que lo llevarán hasta tu lugar de destino. Y, mientras tanto, tú viajas sin preocupaciones y con toda comodidad.

Pero, quizá, la ventaja más importante que te ofrece dejar a un transporte de coches el traslado de tu vehículo es la libertad que vas a tener en tu sitio de vacaciones. Con él te moverás rápidamente para visitar sus principales monumentos. E incluso podrás conocer los alrededores sin necesidad de coger autobuses o trenes que, muchas veces, tardan demasiado tiempo en llegar. En definitiva, con tu propio automóvil disfrutarás de tu lugar de descanso al máximo.

Bien es cierto que también existe la opción de alquilar un coche en la ciudad donde pasas tus vacaciones. Pero este tipo de arrendamiento es muy caro y, quizá, desequilibre tu presupuesto, sobre todo si lo haces por muchos días.

No obstante, como te decíamos, es importante que elijas bien la empresa a la que encargas transportar tu vehículo. Para eso, vamos a darte también unos sencillos consejos.

Consejos para escoger al transportista

Grúa en viaje

Grúa en tránsito

Ya te hemos mencionado que busques una empresa especializada y con amplia experiencia en el sector. Pero, además, es importante que preguntes cómo van a llevar el automóvil. En traslados por tierra, puede hacerse en un camión abierto o cerrado. Lógicamente, es mejor este último, pues preserva al coche de las inclemencias meteorológicas y de la propia circulación. Además, es recomendable que lo lleven solo, no en un gran tráiler con más unidades.

Pregunta todas estas cuestiones antes de encargar el transporte. Así te harás una idea de la profesionalidad de quienes se van a ocupar de él. En este sentido, también es conveniente que busques reseñas de otros clientes en redes sociales y portales de Internet. De este modo, verás si han quedado contentos con sus servicios.

Por otra parte, como pedirás varios presupuestos, no te quedes solo en el precio. Revisa lo que te oferta cada empresa de transportes y las garantías que ofrece para tu vehículo. Ten en cuenta que, a veces, pagando solo un poco más, la diferencia es grande en la calidad del servicio. Por último, contrata a una compañía que tenga una buena atención al cliente. Esta, no solo aclarará todas tus dudas previas al traslado, sino también estará a tu disposición después del viaje, por si surgiera algún imprevisto.

En conclusión, ya has visto las ventajas de llevar tu coche a las vacaciones mediante un transportista. Evitarás tener que conducir durante largas horas y muchos kilómetros con riesgo de accidente. Pero podrás disfrutar de tu vehículo como si estuvieras en tu ciudad. Anímate a pedir presupuesto y viaja mucho más tranquilo.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*