Trasmoz, el pueblo maldito y excomulgado español

castillo trasmoz

Un halo de misterio y secretismo ha rodeado a Trasmoz a lo largo de los siglos. En las faldas del Moncayo, a escasos kilómetros del monasterio cisterciense de Veruela, se sitúa esta localidad zaragozana célebre por ser el único pueblo maldito y excomulgado de España. Halloween se encuentra a la vuelta de la esquina, ¿qué mejor momento que éste para conocer por qué Trasmoz fue excomulgado?

Corría el siglo XIII cuando se produjo la excomunión. Según la leyenda, por aquel entonces la actividad de las brujas estaba en pleno apogeo y, entre los muros de su castillo, los aquelarres y todo tipo de actos paganos eran una constante a pesar del férreo control que el monasterio de Veruela tenía de los alrededores de este territorio.

Trasmoz era independiente, por ejemplo, en el uso del agua ya que la Corona le había otorgado una serie de derechos que le situaban en una posición más ventajosa que al resto de municipios. Además, hay quien señala que en su castillo lo que realmente se hacía era acuñar monedas falsas que minaban los ingresos de Veruela y todo ello condujo a Trasmoz a ser excomulgada por orden papal.

Que el popular poeta romántico español Gustavo Adolfo Bécquer se inspirase en el castillo de Trasmoz para sus leyendas sobre brujería y aquelarres durante su estancia en el monasterio de Veruela, ayudó a propagar la fama del pueblo como maldito.

En la actualidad son 80 los vecinos empadronados aquí y a ellos nada les afecta esta situación. Es más, gracias estas tenebrosas historias cientos de turistas visitan Trasmoz cada año. El pueblo cuenta con un museo dedicado a la brujería y cada verano se celebra una feria dedicada a las brujas, la magia y las plantas medicinales que atrae a muchos curiosos.

Sin embargo, si hay una fecha señalada en el calendario es la celebración de Todos los Santos, el Día de los Difuntos y, en Trasmoz, la noche de las ánimas. Una celebración muy antigua que tiene orígenes celtas, los cuales festejaban la llegada del imperio de las tinieblas, propiciadas por las largas noches invernales.

La Asociación Cultural El Embrujo ha recuperado parte del ancestral ritual de esta noche mágica y misteriosa y cada 31 de octubre celebra “La luz de las ánimas” e invita a los lugareños y turistas a vivir una noche terrorífica.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *