Tres experiencias que no te puedes perder en Sidney

Si nuestro destino es la región Asia Pacífico hay un país que no puede faltar en la ruta: Australia. Esta enorme isla-continente es dueña de paisajes hermosos y variados, desde montañas nevadas y bosques lluviosos hasta rojos desiertos, cañones y arrecifes de coral bien tropicales.

La ciudad más popular de Australia es Sidney. No es la capital y sin embargo es la más conocida internacionalmente y la que atrae mas turismo. Será sin dudas tu destino, tu puerta de entrada, así que yo creo que no puedes dejarla sin haber vivido estas experiencias, las mejores experiencias turísticas en Sidney:

Escalar el Puente de Sidney

El Puente de Sidney es el puente emblemático de esta, la ciudad más grande de Australia. Es un puente típico de arcos que cruza el puerto y lleva coches, peatones, bicicletas y trenes entre la costa norte y el llamado distrito financiero. Junto con la Casa de la Ópera de Sidney compone la postal más clásica de la ciudad.

El puente fue construido en 1932 por una empres inglesa que se inspiró para su diseño en el Hell Gate Bridge de Nueva York. Es uno de los puentes con arcos más largos del mundo y tiene 134 metros entre la parte más alta y el agua y casi 50 metros de ancho. Está sostenido por pilares de concreto anclados con granito y las obras enteras ocuparon casi una década. Y allí está, esperando para ser escalado por entusiastas turistas.

Hay varios tipos de escalada brindadas por la misma empresa llamada Bridge Climb.  Hay escaladas diarias, escaladas por eventos especiales que aceptan una cantidad limitada de gente y escaladas más especiales todavía que tienen que ver con cumpleaños, propuestas matrimoniales, etcétera. Las primeras están disponibles todo el año y a su vez hay cuatro subcategorías: Bridgclimb, Bridgeclimb Express, Bridgclimb Sampler y Bridgeclimb Mandarin.

  • Bridgeclimb: panorámicas de 360º de la ciudad y una caminata que te lleva por el anillo externo de la estructura del puente rumbo a la cima. Cuesta entre 228 (204 euros) y 363 dólares por adulto (325 euros), y 158 y 263 por niño. Los tickets incluyen una fotografía grupal, un rompe vientos, un pase gratuito a Punto Panorámico del Pilón y un certificado de escalada. Dura unas tres horas y media y los grupos son de 14 personas. Trepas más de 1300 escalones y se puede hacer al atardecer, de día o por la noche.
  • Bridgclimb Express: caminata rápida hasta la cima subiendo por el corazón interno del puente entre acero y remaches. Tiene los mismos precios que el anterior pero dura dos horas y cuarto y se suben mil escalones anda más. Es solo de día.
  • Bridgeclimb Sampler: la escalada dura una hora y media y se sube por el arco interno del puente lo que a la mitad del mismo nos entrega postales magníficas. Es la más recomendable si no te gustan mucho las alturas y quieres sentirte más seguro. Este es más barato: entre 158 (141 euros), y 173 dólares por adulto (155 euros), y entre 128 y 143 por niño. Los tickets incluyen el abrigo y la foto grupal. La escalada dura una hora y media, los grupos son de máximo 12 personas y subes 556 escalones anda más. Es de día.

Cruzar el Puente de Sidney caminando

Esta es otra opción. Ya que estás en el puente puedes disfrutar conociéndolo de otra manera. El puente tiene una pasarela para peatones y además es la opción más económica ya que escalar el puente no lo es. Las vistas no son iguales pero son panorámicas y muy hermosas. Cruzarlo no cuesta ni un dólar australiano aunque si quieres acceder al Punto Panorámico Pylon, el del pilón, deberás pagar 11 dólares australianos (12 euros). Vale la pena porque aquí hay tres niveles de exhibiciones y puedes aprender sobre la historia del puente.

Trepas 22 escalones para llegar hasta este punto que se ubica a unos 87 metros sobre el nivel del mar. Abre los siete días de la semana entre las 10 am y las 5 pm aunque puedes ingresar hasta las 4:45 pm. La entrada general es de 13 dólares australianos.

Cruceros por el puerto de Sidney

Seguimos con las vistas fantásticas de la ciudad. Si quieres pasear por el agua y contemplar el perfil urbano puedes apuntarte a uno de los cruceros. Algunos parten al atardecer, son pequeños y privados y cada uno transporta un máximo de 12 personas así que no sientes tanto lo de estar en un tour. Hay varias empresas que ofrecen estos paseos y algunos viajan con grupos más grandes y también hay cruceros nocturnos con cena incluida.

Una de las empresas, por ejemplo, es Captain Cook: ofrece cruceros diurnos con almuerzo, cruceros con desayuno, cruceros de lujo y cruceros con cena. Calcula que las tarifas no superan los 209 dólares australianos y que pasear mientras se pone el sol, suena música y Sidney se va encendiendo es algo que no tiene precio. También puedes dar paseos en veleros y en lanchas a motor de esas que van super rápido.

Vuelos en helicóptero sobre Sidney

No es una opción barata, pero después de todo lo bueno siempre cuesta más. Escalar el Puente de Sidney tampoco lo es pero si yo tuviera que gastar dinero en experiencias que me dejaran algo sin dudas invertiría en estas que te estoy contando hoy.

Un vuelo en helicóptero sobre Sidney te va a dar una vista estupenda de la ciudad, su centro urbano, sus playas, el puerto, el puente y mucho más. Si bien es una experiencia más breve, los vuelos duran unos 20 minutos, las vistas son soberbias y el impacto de lo que ves es mayor.

También hay varias empresas que se dedican a hacer vuelos panorámicos sobre Sidney y una de las mas populares es Red Balloon, empresa que ofrece de todo en todo Australia. Otra compañía es Blue Sky Helicopters. Puedes viajar solo o apuntarte a un grupo: solo y hasta cuatro personas cuesta 150 dólares australianos (135 euros), cada uno en vuelo compartido, ahora bien, si vuelas en tu propio grupo cuesta 200 dólares por persona (179 euros), y va bajando el precio si el grupo es mayor. No más de seis personas.

Los vuelos duran entre 15 minutos y una hora, pero si incluye las Blue Mountains, por ejemplo, pueden ser más extensos. También, si sumas un almuerzo en algún restaurante los precios son más caros y tranquilamente puedes pagar 600 dólares por persona. Yo iría por la opción más sencilla y barata, pero ta vez te guste mucho volar.

Como ves, puedes vivir Sidney de muchas maneras y las imágenes que de esta gran ciudad australiana te queden en la memoria serán todas inolvidables. Para mí, estas son las tres mejores experiencias en Sidney. Hay más, pero estas son las más especiales.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Que ver, Sydney

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *