Tribus de África

Danza masái

Las tribus de África son síntesis de miles de años de historia. Con frecuencia, nada tienen que ver con las modernas fronteras estre los estados que componen el continente, ya que estas fueron fijadas en el proceso de descolonización. Sin embargo, esas tribus ya existían mucho antes de la llegada de los europeos.

Debes tener en cuenta que África ocupa, aproximadamente, el veinte por ciento de la tierra emergida y cuenta con el quince de la población mundial. Por tanto, desde Marruecos hasta el cabo de Buena Esperanza y desde Senegal hasta Somalia se han desarrollado infinidad de culturas y civilizaciones a los largo de los siglos. Tantas que sería imposible hablarte de todas. Por ello, vamos a hacerlo de las tribus de África más representativas y curiosas.

La tribu zulú

Zulúes

Una boda zulú

Para ser más exactos, deberíamos hablar de la etnia zulú, ya que está compuesta por unos diez millones de personas. Es originaria de la provincia sudafricana de KwaZulu-Natal, aunque se ha extendido a territorios de Zimbabue, Zambia y Mozambique.

Se cree que tiene su origen en un clan fundado a principios del siglo XVIII, aunque ya en esa centuria comerciaban con los portugueses. Su primer gran caudillo fue Senzangakona, quien comenzó la integración de los diferentes clanes. No obstante, sería Dingiswayo el que creó el llamado Reino Zulú, también conocido como Zululandia.

De su importancia te dará idea el hecho de que fueron capaces de enfrentarse en una guerra contra los británicos en 1879. Fueron derrotados, pero pusieron a los europeos al borde del colapso. En cambio, fueron ellos quienes perdieron su independencia y ya nunca la recuperaron. Sin embargo, continúan agrupándose en clanes que rinden tributo a la autoridad de un rey.

Por otra parte, el idioma que hablan los zulúes deriva del bantú y su religión es politeista. Rinden culto, principalmente a dioses que encarnan elementos de la naturaleza como la tierra, el sol o la lluvia. El más importante, sin embargo, es Umvelinqangi, que está representado en los truenos y los terremotos. En cuanto a su forma de subsistencia, fueron un pueblo guerrero, pero ahora es más bien ganadero y agrícola. Practican la poligamia y tienen muchos hijos. De hecho, cuantos más sean, mayor importancia tiene su clan. Finalmente, se ha hecho famosa su peculiar manera de bailar, durante la que parecen sufrir temblores.

El pueblo mursi

Mujer mursi

Una mujer mursi con el característico plato en sus labios

Mucho menos numerosa que la anterior, pues cuenta con unos nueve mil individuos, esta tribu es originaria de Etiopía. Y, más concretamente, de la región del Omo Central. Seguro que has visto algún reportaje sobre ella y la reconocerás porque suelen ponerse platos de arcilla incrustados en labios y orejas.

Hablan un complejo idioma denominado, justamente, mursi y perteneciente a las lenguas nilo-saharianas. En cuanto a su organización social, se agrupan en clanes y son gobernados por los jalaba o consejos de ancianos. Su religión rinde tributo a una fuerza superior llamada Tumwi, que puede encarnarse en muchos elementos. Por ejemplo, un pájaro o el arco iris.

Por otra parte, la de los platos no es la única costumbre curiosa de los mursi. Sus hombres se pintan el cuerpo con tiza blanca y entablan la dunga, una batalla festiva con cañas en la que los vencedores se ganan el respeto de los demás y también el derecho a elegir esposa.

Económicamente, viven de la agricultura, principalmente del cultivo de sorgo y maíz, aunque también recolectan miel. Asimismo, son ganaderos, principalmente de ganado bovino. Como les brinda alimento, lo respetan mucho. Para matar a una res, le disparan una flecha al lugar donde creen que le duele menos. Luego beben su sangre y se bañan en ella porque la consideran rejuvenecedora.

Masái, una de las tribus de África más populares

Masáis

Masáis, una de las tribus de África más famosas

Este pueblo te resultará conocido porque ha tenido presencia en los medios de comunicación debido a sus tradiciones y a su vida seminómada. Incluso has podido verlo en películas como La masái blanca. Es originario del sur de Kenia y del norte de Tanzania e incluye, aproximdamente, novecientos mil individuos en total.

Su lengua es el maa o maasái, que pertenece al grupo de las nilóticas, también habladas por otras tribus como las que habitan Sudán del Sur. Pero también se entienden en suajili e incluso muchos hablan inglés. Sus poblados reciben el nombre de enkang y su urbanismo consiste en círculos de cabañas de paja o bomas con cercados para sus rebaños. Porque, si bien antes eran guerreros y depredadores, actualmente se dedican a la agricultura y a la crianza de bóvidos, ovejas y cabras.

En cuanto a sus convicciones religiosas, cada poblado tiene un profeta o laibon, que se encarga de interpretar los deseos de la divinidad, llamada Ngai. Es una especie de dios de la lluvia, al que se la piden para las cosechas. De hecho, también la hierba es considerada un elemento sagrado por este pueblo.

Por otra parte, los masáis atraviesan una ceremonio de paso a la edad adulta. Dura varios días y, mediante ella, el muchacho se convierte en moran o guerrero. En cuanto al aspecto de hombres y mujeres, te llamará la atención que llevan grandes objetos como pedientes, incluso cuernos de animales. No obstante, este pueblo se ha occidentalizado bastante. Y ahora no es extraño que reciban en sus aldeas la visita de turistas. Para estos, interpretan sus danzas a cambio de dinero e incluso les venden su artesanía.

Tuareg, los nómadas del Sáhara

Touaregs

Tuaregs en el desierto

Llegamos en nuestro recorrido por las tribus de África hasta otra de las más famosas y legendarias. Te hablamos del pueblo tuareg, también llamado «el pueblo azul del Sáhara» por su indumentaria. En realidad, se trata de una tribu nómada que viaja en grandes grupos por este desierto acompañada de animales que les sirven como sustento.

Es un pueblo bereber del norte de África que se dedica, sobre todo, al comercio, aunque también son guerreros míticos. Está asentado principalmente en Níger, donde cuenta con más de dos millones y medio de individuos, pero también tiene poblaciones importantes en Argelia, Libia, Mali y Burkina Faso.

En cuanto a su religión, es el islam, aunque no ortodoxo, sino mezclado con creencias animistas. Y su lengua es el tamashek, que incluso cuenta con su propio sistema de escritura: el tifinagh. Se trata de un alfabeto consonántico que deriva del líbico-berber, cuyos orígenes se remontan al siglo III antes de Cristo. Bien es cierto que el tifinagh clásico se perdió y fue recreado a finales del siglo XX.

Por otra parte, la base de la sociedad tuareg es el linaje (tawshit) o grupo de familiares que tienen un antecesor común. A su vez, cada uno de estos pertenece a una categoría social y a una tribu o ettebel. Asimismo, cada linaje designa a un varón como representante en el consejo de la tribu. Y este elige al líder o amenokal. Sin embargo, el pueblo tuareg es jerárquico. Con esto, queremos decirte que existen tribus aristocráticas y vasallas. Antiguamente incluso tenían esclavos.

Antes te decíamos que los tuareg son guerreros. De hecho, su rebeldía es mítica y ha dado lugar a numerosas composiciones poéticas. Y también a distintos enfrentamientos con quienes trataban de someterlos. Fue muy importante históricamente su revuelta contra los colonizadores franceses en 1916, que duró varios meses y fue liderada por Mohammed Kahocen. Pero también han intervenido en los más recientes conflictos de la región del Sahel.

Los bosquimanos, más que una tribu de África

Las mujeres bosquimanas

Mujeres bosquimanas con sus hijos

Terminamos nuestro recorrido por los pueblos de África hablándote de los bosquimanos, que son, en realidad, varias tribus incluidas en el grupo de los joisán. Según las estimaciones más fidedignas, son un total de noventa y cinco mil personas repartidas por Botsuana, Namibia, Angola, Zambia, Zimbabue y República Sudafricana.

De hecho, su nombre procede del afrikáans, la lengua de origen germano llevada a esas regiones por los europeos, y significa «hombre del bosque». Sin embargo, ellos no hablan ese idioma, sino un conjunto de lenguas agrupadas en las kxoe. Su característica principal es el uso de chasquidos para comunicarse. De hecho, se calcula que un setenta por ciento de sus palabras comienzan por ellos y los hay palatales, alveolares, bilabiales o dentales.

Principalmente, se dedican a la caza y a la recolección de frutos. A diferencia de otras tribus de África, son casi matriarcales. La mujer tiene gran importancia social e incluso llega a ser líder de su grupo familiar. Además, se considera a este pueblo emparentado con los primeros humanos que habitaron la tierra.

Sin embargo, los bosquimanos han modificado su estilo de vida al paso que las naciones del continente han ido sometiéndolos. De hecho, hace décadas que mantienen un conflicto con el Gobierno de Botsuana, ya que este quiere expulsarlos de su principal territorio, la Reserva de Caza del Kalahari Central. En consecuencia, ahora se dedican más al pastoreo.

Por otra parte, los bosquimanos son muy aficionados a la música y la danza. Su principal instrumento es una especie de arco que se sujeta con la boca y suena como una caja de resonancia. Y, entre sus bailes, destacan el de la jirafa o la danza curativa kia. Esta última forma parte de sus ritos religiosos. Sus dioses están emparentados con la obtención de alimento. Hay un espíritu supremo y otros menores que influyen tanto en esto como en la aparición de enfermedades.

En conclusión, te hemos mostrado algunas de las principales tribus de África. No obstante, podríamos hablarte de otras como los dinka de Sudán, los hamer de Etiopía, los himba de Namibia o los famosos pigmeos del Congo. ¿No crees que el continente africano es también muy rico desde el punto de vista antropológico?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*