Trucos para ahorrar durante las vacaciones

Aunque a todos nos gusta viajar, somos muchos con un presupuesto más que limitado que requiere de mucha pericia para sacarle todo el rendimiento a la hora de planificar las vacaciones y disfrutarlas. Es por eso que es bueno conocer los trucos para ahorrar durante las vacaciones. Son muchas las personas que sin gastar grandes cantidades han viajado por muchos países.

Si este año debes apretarte el cinturón por lo que sea, no tienes por qué renunciar a tus vacaciones. Hay muchas formas de conseguir viajar sin gastar demasiado. Y no solo hablamos del transporte o el alojamiento, sino de disfrutar durante la estancia sin que se nos dispare el presupuesto.

Planifica la compra del vuelo

Ahorrar en vuelos

Una de las formas más sencillas de ahorrar en la compra del vuelo es viajar en temporada baja. Es bien sabido que tras temporadas altas y puentes los vuelos bajan bruscamente, por lo que es ese el momento ideal para escoger el vuelo. Aunque no todo el mundo tienen tanta libertad a la hora de elegir sus vacaciones.

Si tienes que viajar en temporada alta esto ya va a encarecer el precio de cualquier billete que compres. Así que lo mejor es hacerlo con antelación. Hoy en día hay muchas aplicaciones que te ayudan a saber el momento exacto en el que es mejor comprar tu vuelo, o que comparan con diferentes portales y compañías para encontrar el mejor precio. Incluso puedes buscar en las aplicaciones que encuentran vuelos muy baratos al realizar enlaces. Estos pueden ser más engorrosos, porque perdemos más tiempo, pero a cambio podemos ahorrar muchísimo en temporada alta.

El destino también cuenta

Evidentemente, los destinos más turísticos van a tener un precio más alto. Si un año tienes un presupuesto más reducido, opta por nuevos destinos emergentes en los que puedes disfrutar igualmente sin la masificación turística de otros lugares. Ciudades europeas como Budapest son un ejemplo de ello, y podemos llevarnos una grata experiencia descubriendo destinos en los que no habíamos pensado pero que nos parecen realmente bonitos e interesantes. Es otra forma de abrir nuestra mente a nuevos lugares por visitar, sin limitarnos solamente a los viajes más conocidos y turísticos, a lo que ve y hace todo el mundo.

Ahorra en el alojamiento

Ahorrar en alojamiento

En los viejos tiempos nos limitábamos a buscar un hotel próximo a las zonas que queríamos visitar, y esto era una búsqueda reducida que elevaba los precios. Hoy en día hay muchas más posibilidades. Elige las más baratas si quieres un viaje low cost. Si sois varios podéis elegir la fórmula de alquilar un apartamento, o incluso si os atrevéis, a un intercambio de casa, algo que funciona mucho a nivel internacional. Los albergues y los bed and breakfast son otra de las opciones a elegir. Aunque dependiendo del país estos pueden ser mejores o peores, así que siempre es mejor buscar opiniones en la web para saber lo que nos vamos a encontrar al llegar a destino.

Ahorra en comida

Ahorrar en comida

Si no eres muy exquisito, esto va a ser fácil. La fórmula más sencilla para ahorrar en comida es recurrir a los supermercados o a la comida autóctona en puestos. Está claro que depende del país y del tipo de comida callejera que podamos encontrarnos, ya que nuestro estómago podría resentirse, pero de todas formas siempre nos queda buscar supermercados en los que hallar comidas básicas para todos. Además, así no perderemos tanto tiempo buscando restaurantes y lugares en los que parar a comer y podremos seguir disfrutando de las visitas. Y si algún día quieres buscar un lugar en el que comer algo, siempre tienes las cadenas internacionales de comida rápida a tu disposición.

Ahorra en las visitas

Ahorrar en visitas

La información para ver sitios gratis debemos buscarla siempre antes de llegar a destino. En algunas ciudades, que no en todas, los museos son gratis, como por ejemplo en Londres. Pero hay otras en las que solamente hay un día para verlos gratis y esto suele conllevar aguantar colas. Nosotros decidimos si queremos esperar o pagar. Por otro lado, hay monumentos y cosas que podemos ver totalmente gratis. Como decimos, en algunos eligen algún día con poca afluencia para ofrecer las visitas gratis, por lo que podemos recoger toda esta información para no perdernos la oportunidad.

Ahorrar en transporte

Ahorrar en transporte

Esto no siempre es posible, ya que depende de la ciudad o el país, pero casi siempre  podremos encontrar bonos o tarjetas para que el transporte nos salga mucho más barato. Esta es otra información que debemos buscar previamente para no llegar y encontrarnos pagando demasiado por todo. En ciudades como Londres también nos ofrecen facilidades en este sentido con la tarjeta Oyster, que nos va a dejar movernos de un lado a otro por mucho menos dinero que si no la usásemos. Así que a veces solo es cuestión de llegar con los deberes hechos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *