Trucos para evitar el mareo en un crucero

Cada vez son más las personas que se dejan seducir por la idea de realizar un crucero durante sus vacaciones. Antiguamente, un crucero podía ser sinónimo de lujo pero en la actualidad son una opción vacacional como otra cualquiera y están al alcance de todo el mundo. Además, ofrecen la posibilidad de visitar múltiples destinos viajando en un barco lleno de comodidades y con una gran oferta de ocio en alta mar.

Sin embargo, la posibilidad de marearse a bordo puede llegar a desanimar a algunos y echarse atrás en sus planes. Nadie quiere recordar sus vacaciones como una pesadilla repleta de náuseas y dolores de cabeza. Si éste es tu caso, a continuación te presentamos varios trucos para evitar el mareo en un crucero.

Biodramina

Durante un crucero se puede usar la biodramina para reducir el mareo. Se trata de un medicamento que reduce todos los síntomas y funciona en el 90% de los casos. La versión con cafeína de este medicamento ayuda a mantenerse activo ya que la clásica tiende a adormecer y podría provocar somnolencia, lo que conduciría a perderse muchas de las actividades del crucero al sólo querer marcharse a echar una cabezadita al camarote.

Estabilizadores en el barco

A la hora de escoger el barco del crucero hay que cerciorarse de que posea estabilizadores antibalanceo, es decir, dos o cuatro alas grandes que se despliegan bajo el casco y que equilibran el movimiento del barco neutralizando el oleaje. Normalmente, todos los barcos construidos tras el año 2.000 incorporan esta tecnología, para alivio de los pasajeros.

Otra tecnología que incorporan los barcos nuevos es la que contrarresta el balanceo provocado por el viento de costado. Esto se consigue inundando unos grandes depósitos en los costados del barco que están opuestos al viento.

cruceros-en-shanghai

El camarote correcto

En el momento de reservar un camarote conviene recordar que el balanceo siempre se notará más el movimiento en los extremos que en el punto central de equilibrio. De esta manera, las cabinas ubicadas en las cubiertas más altas suelen tener mucho más movimiento que los camarotes situados en el interior/centro del barco y en las cubiertas inferiores.

Presionar la muñeca

Un truco contra el mareo muy usado por los tripulantes de los cruceros consiste en enrollar un pequeño trozo de papel del tamaño de un garbanzo para situarlo entre el interior de la muñeca y un reloj, de manera que presione suavemente las venas que pasan por esa zona. Esa leve presión mejora mucho los síntomas del mareo. La idea está basada en las propiedades de la acupuntura, con la que se puede combatir ciertos síntomas si se ejerce presión en el lugar correcto del cuerpo. Hoy día se venden pulseras que realizan la misma función y es posible encontrarlas incluso a bordo del barco.

Crucero consejos

Comer manzana verde

Es una tradición muy arraigada entre los marinos es la de combatir los desagradables síntomas del mareo con manzanas verdes. De hecho, es común que la tripulación de los cruceros reparta esta fruta entre los pasajeros cuando el barco va a pasar por una zona con mucho movimiento ya que alivia mucho los síntomas. Si te sorprende el balanceo durante el viaje prueba este truco y ya verás lo rápido que te recompones.

La aromaterapia

Estudios han confirmado que algunos aceites esenciales como la menta y la lavanda ayudan a calmar las náuseas. Basta con aspirar profundamente el aroma de unas gotas vertidas sobre un pañuelo pues no es posible encender inciensos en el camarote ya que está terminantemente prohibido.

Parches antimareo

Los parches antimareo tienen el mismo fin que la biodramina pero actúan de manera distinta. El parche se pega en el brazo o tras las orejas y va liberando un compuesto que reduce los síntomas del mareo. Al ser de larga acción se puede usar durante varios días y así puedes evitar tomar pastillas que puedan afectar a tu estómago si lo tienes delicado. Estos parches se pueden encontrar en el propio Front Office del barco o en el departamento médico.

Cruceros viajar

Busca una actividad

Si el mareo no es muy fuerte, un buen truco es buscar una actividad que permita distraerte del malestar. Ya sea ver un show, una demostración o tomar un poco de aire fresco. La zona del lobby, junto al Front Office, también es un buen lugar donde situarse si notamos mareo.

Tomar aire fresco

A veces el truco más sencillo es el más efectivo: respirar la brisa del mar mientras se mira un punto en el horizonte. Un relajante momento desde tu balcón o en alguna de las cubiertas exteriores más bajas en altura.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*