Turismo en Camboya

Camboya es un reino que está en el sudeste asiático y una de las perlas turísticas por aquí, junto con Tailandia. Es casi imposible visitar un país sin visitar el otro. O, por qué no, también el vecino Vietnam.

Es un gran destino turístico, por sus paisajes hermosos, por su historia cultural, por su gastronomía… la lista es muy extensa. Entonces, hoy, nuestro mejor destino para viajar con la mente es Camboya y sus tesoros.

Camboya

Como decíamos, Camboya es un reino situado en la parte sur de la península Indochina con frontera con Tailandia, Laos y Vietnam. Está habitada por alrededor de 15 millones de personas que practican, en alrededor del 95 %, el budismo Terevada. La ciudad mas grande y su centro cultural, político y económico es la ciudad de Phnom Penh.

Entonces, nada mejor que comenzar nuestro recorrido por esta ciudad que será, muy posiblemente, nuestra puerta de entrada. La ciudad está situada en la confluencia de tres ríos y así, está divida en tres sectores: al sur es la parte francesa, muy elegante ella con bancos y embajadas y hoteles, al centro están los mercadillos y callejas y al norte la parte residencial más moderna.

¿Qué hay que conocer en Phnom Penh? El Palacio Real es un sitio hermoso con su Buda verde enorme hecho con oro sólido y cristal de Baraccarat y con un peso de 75 kilogramos. También tiene diamantes y demás gemas. Todo alrededor del palacio, construido en 1866, hay murallas con frescos y abundan los edificios hermosos para ser visitados.

También hay que conocer el Monumento de la Independencia, de 1958, que simboliza la independencia de Francia recordando a quienes murieron por ella. Por otra parte está el Museo Nacional, al norte del Palacio Real, que abre todos los días. Al noreste está Wat Phnom, sobre una colina arbolada de 30 metros de alto. Se trata de una pagoda con cuatro estatuas de Buda que data del siglo XIV.

La Prisión Tuol Sleng es hoy un museo pero supo ser una escuela secundaria. Después, en los años ’70, se convirtió en un centro de detención y tortura. Suma el Mercado Central, el Mercado Tuol Tom Pong, también llamado mercado ruso, y con eso y un buen paseo tienes la ciudad recorrida.

Naturalmente, no podemos hablar de Camboya sin hablar del Parque Arqueológico Angkor. Hay que programar la visita porque el sitio es extenso. Conviene llegar temprano para tener buenas horas de luz, además, entrar por la entrada principal y saber que los templos se ordenan de acuerdo a los cuatro puntos de un compás. Las mejores fotos las conseguirás por la mañana, pero es al revés en Angkor Wat donde la mejor luz es a la tarde.

Para visitar Angkor hay que tener un pase, Angkor Pass, que te permite visitar varios templos en el parque arqueológico. Se compra en la entrada principal sobre la carretera a Angkor Wat. Hay pases de un día, de tres y de siete días. El parque abre de 5 am a 6 pm.

Ciudad y arqueología, pero también Camboya es conocida por sus playas de ensueño. Así, una de las más populares es Sihanoukville: arenas blancas, aguas cálidas del Golfo de Tailandia, atmósfera relajada, todo bien tropical.

Fue construido a fines de los años ’50 y se diferencia bastante de otros pueblos o ciudades del país porque es mas cosmopolita y más urbano, incluso que otras ciudades de provincia. Hay mucho turismo, pero aún así el ambiente es relajado. La mayoría de las playas ofrecen en alquiler sombrillas, puestos de comida, hoteles, bungalows y restaurantes. Encuentras desde hoteles de 5 estrellas hasta hostels.

También tiene una buena vida nocturna, especialmente en Weather Station Hill o Victory Hill, que es donde están además las casas de huéspedes mas baratas. También hay bares en varias playas y en el centro. Es un sitio para alquilar una moto pues no es lo suficientemente pequeño como para moverse a pie.

Ahora bien, si lo tuyo no es tanto la playa sino el eco turismo,  entonces tu viaje debe incluir Rattanakiri. Es una provincia situada a 636 kilómetros de Phnom Penh, poco habitada, y conocida por sus paisajes naturales: ondulantes montañas y colinas, lagos volcánicos, ríos, cascadas, bosques. Un paseo recomendable es de varios días e incluye hacer un city tour, visitar el Lago Yeak Loam, salir de noche, visitar Ceal Rumplan o pasear por el río Sre San conociendo algunas aldeas situadas a su vera, el Santuario de Vida Salvaje de Lumphat, el Parque Nacional Virachay.

Tampoco hay que dejar fuera de la visita Andoung Meas o los Manantiales Dorados, alguna plantación de café o de caucho, las Cascadas Katieng, la cascada Ou’Seanlair o las minas de gemas preciosas. Hay temporada de lluvias, de junio a octubre. Por último, hay que tener en cuenta que a Rattanakiri solo se llega por tierra y una vez allí hay que moverse en coche, moto, bote o elefantes. ¿Qué eliges?

Finalmente, otra ciudad: la segunda ciudad mas grande del país: Battambang, tierra del cultivo de arroz y del Khmer Rouge. Es el punto de contacto entre Camboya y Tailandia y tiene mucha arquitectura francesa.

Entre las atracciones que hay que visitar están el Templo Barseat que tiene mil años, el Templo Wat Ek de siglo XI, el Templo Ba Nam más o menos de la misma época, Prasat Snung y sus tres stupas hechas de ladrillo sobre una colina y las comunas de Phnom Sam Pov, Boeng Kam Pinh Puoy y Sek Sak, todas de gran belleza natural.

Como ves, tal vez pienses en playas cuando piensas en Camboya pero lo cierto es que un gran destino para convertir tu viaje en una experiencia llena de historia, cultura y naturaleza maravillosa.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*