Qué ver en Ulán Bator

La capital de Mongolia, Ulán Bator, tal vez no figure entre la lista de los destinos soñados para la mayoría de los viajeros. Sin embargo, es un sitio a tener en cuenta cuando buscamos un destino exótico y prácticamente inexplorado por el gran público.

Si estáis planeando un viaje al país de Gengis Khan, fácilmente podríais hacer una visita a la ciudad bien sea realizando gestiones para obtener el visado a China o haciendo tiempo entre ruta y ruta por Mongolia.

Historia de Ulán Bator

Mongolia es un país casi desconocido para el gran público. Su capital es Ulán Bator y está situada en el valle del río Tuul, limitando con el parque nacional de Bogd Khan Uul.

En sus orígenes fue un centro budista nómada que en el siglo XVIII se transformó en un asentamiento permanente. Doscientos años después, el control soviético condujo a una purga religiosa y dejó su impronta en la arquitectura de la ciudad.

En la actualidad, la capital de Mongolia es una apasionante mezcla entre la tradición y la modernidad.

5 lugares que ver en Ulán Bator

Plaza Sükhbaatar

Imagen| Wikipedia

La enorme plaza Sükhbaatar es el lugar de encuentro de la ciudad y alrededor de ella se encuentran algunos de los edificios más destacados de Ulán Bator.

Desde la escalinata del parlamento mongol, ubicado en la zona norte, una estatua de Genghis Khan preside la plaza frente a la estatua ecuestre de Damdin Sükhbaatar, uno de los protagonistas de la revolución de 1921 tras la cual Mongolia declaró su independencia de China.

Cerca de Sükhbaatar se sitúa el Museo Nacional de Historia, el lugar perfecto para profundizar en la historia de este país.

Buddha Park

En Ulán Bator se puede fotografiar la estatua pedestre de Buda más grande del mundo. Se localiza en el conocido como Buddha Park.

Zaisan Memorial

Yendo hacia las afueras de Ulán Bator se llega al Zaisan Memorial, un monumento erigido en memoria de los soldados rusos caídos en la Segunda Guerra Mundial. Además, las vistas que tiene de la ciudad merecen bastante la pena.

Palacio de Invierno

Ubicado en las afueras de Ulán Bator, en el Palacio de Invierno de Bogd Khan residió el último rey mongol y es el único que se ha conservado hasta hoy.

El complejo palaciego está constituido por el edificio principal y seis templos. La visita resulta muy interesante para conocer cómo vivía la familia real de Mongolia en comparación con las monarquías europeas. En sus salas se conservan numerosos objetos personales tanto de Bogd Khan como de su esposa.

Imagen| Going Rus

Monasterios budistas

A primera vista, Ulán Bator puede parecer una ciudad gris pero hay algunos sitios como los monasterios budistas que nos dicen lo contrario.

Gandantegchinlin es el más grande y famoso pero el de Pethub Stangey Choskhorling es muy recomendable visitarlo por su tranquilidad.

El mercado de Naraan Tuul

Según se dice es el mercado más grande de Asia. No es el más colorido o bello pero en él se puede encontrar prácticamente de todo.

¿Qué otros lugares descubrir en Mongolia?

A la hora de visitar este país asiático resulta casi obligatorio una escapada a Ulán Bator y a Kharkhorin, la antigua sede de la corte de los míticos Khanes, con sus murallas y sus templos sagrados.

Al sur del país encontramos la ciudad de Dalanzadgad como la puerta de entrada al Desierto del Gobi y a atracciones turísticas como los yacimientos paleontológicos de Bayahzad, donde se han hallado multitud de fósiles y huevos de dinosaurio. Aquí se pueden ver también las imponentes dunas de Kohngor.

Al norte de Mongolia se extienden las célebres praderas, escenario de la vida nómada tradicional del país. Parques Nacionales y lagos forman espectaculares paisajes como los de los Montes Altai, a cuyos pies se pueden visitar lagos como el dayan, donde habita la etnia kazaja de hábiles domadores de águilas.

Solicitar pasaporte y visa

¿Qué necesito antes de iniciar el viaje?

Documentos

Lo primero es hacerse con el correspondiente visado que se consigue a través de las oficinas consulares de la embajada de Mongolia. Para ello se requiere cita previa, por lo que es mejor hacerlo con anticipación y no dejarlo para el último momento.

La visa se tramita en un plazo que abarca desde los dos días (urgente y con un precio de 80 dólares) a siete (normal y con un precio de 55 dólares).

Para solicitar el visado es imprescindible un pasaporte con caducidad mayor a los seis meses, la invitación de alguna agencia de viajes mongola (algún hotel o tour contratado) y una foto de carnet. En todo caso conviene preguntar a las autoridades consulares los requisitos con el fin de evitar problemas.

Época del año

La temporada turística tiene lugar principalmente entre mayo y septiembre aunque de julio a agosto llueve mucho. No conviene visitarlo durante el invierno pues el frío es extremo y se pueden alcanzar temperaturas de 45º C bajo cero.

Seguro médico

Mongolia es un vasto país y un viaje como éste requiere de grandes dosis de preparación previa. Respecto a los requerimientos sanitarios, no es necesario ninguna vacuna obligatoria para entrar a Mongolia aunque recomiendan con carácter general las vacunas del tétanos- difteria – tos ferina, la triple vírica, la hepatitis A, la fiebre tifoidea, la hepatitis B o la rabia. Para estancias superiores a un mes pueden pedir incluso un examen de VIH.

Asimismo, para viajar a Ulán Bator se aconseja siempre contratar un seguro de viaje que cubra cualquier percance médico pues para solicitar el ingreso en el país se tiene que acreditar mediante una carta de la aseguradora que se cuenta con cobertura médica y seguro de repatriación contratados con anterioridad.

Moneda

La moneda oficial de Mongolia es el Tugrik pero hay una clara predilección por los dólares y en algunos casos puede haber dificultades a la hora de cambiar euros. Esto es un dato que hay que tener en cuenta planificando el viaje al país.

Transporte

Una de las grandes dificultades a la hora de conocer Mongolia por libre es la ausencia de infraestructuras de transporte que comuniquen de manera rápida los principales puntos turísticos del país. Por eso, lo más corriente es contratar excursiones que pueden durar hasta semanas.

Seguridad

Mongolia es un país seguro a grandes rasgos pero, como sucede en otras partes del mundo, conviene ser cauto. En las zonas más frecuentadas por los turistas suele haber carteristas que hacen del descuido su triunfo. Hay que tener mucho cuidado en zonas concurridas y también en el transporte público. Además, conviene no pasear por las ciudades al caer la noche.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?