Una escapada a Albarracín y Teruel, pura esencia aragonesa

albarracin teruel

De las tres provincias que forman Aragón, probablemente Teruel sea la más desconocida. Sin embargo, alberga el que en numerosas ocasiones ha sido considerado el pueblo más bello de España. Son muchas las cualidades por las que merece tal reconocimiento pero, sin duda, su geografía, el trabajo del ser humano y el tiempo han logrado que todo lo que es Albarracín encaje en armonía.

Asimismo, Teruel es una ciudad fascinante en cuanto a su rico patrimonio cultural, su deliciosa gastronomía y su historia. Desde que hace más de una década sus habitantes reivindicasen más inversiones e infraestructuras para crecer con el célebre lema Teruel existe, esta provincia ha demostrado que tiene mucho que ofrecer también a nivel turístico: desde lo cultural, pasando por la naturaleza y lo culinario.

Albarracín

rsz_stone-1494740_1280

Emplazada en una colina de los Montes Universales, es una ciudad medieval asentada en el istmo y la península que forma el río Guadalaviar. Está rodeada por un profundo tajo que hace de foso defensivo, complementado por el imponente cinto de murallas que culminan en el castillo del Andador.

Pero el encanto de Albarracín está sobre todo en el trazado de sus calles adaptadas a la difícil topografía del terreno, con escalinatas y pasadizos. Cada rincón, cada casa es objeto de admiración por sus puertas y llamadores, sus diminutas ventanas con visillos de encaje, sus balcones corridos en rica forja y de madera tallada… El monumento principal de Albarracín es la ciudad misma, con todo su sabor popular y aristocrático, reflejo de su historia y del buen hacer de sus gentes.

No obstante. cuenta con muchos otros que merecen especial mención tales como la Iglesia de Santa Maria, la Catedral, el Palacio Episcopal, algunas mansiones señoriales y una peculiar arquitectura popular donde destacan la casa de la Julianeta, la casa de la calle Azagra, la plaza de la Comunidad y la pequeña y evocadora Plaza Mayor.

Teruel

catedral teruel

Se sitúa en la zona central de España en el sur de la región de Aragón. Sin embargo, como señalábamos al comienzo del post, probablemente Teruel sea la más desconocida de las tres provincias que forman Aragón.

Y resulta curioso porque aquí encontramos uno de los mejores ejemplos de arte mudéjar del mundo, lo que le ha valido ser reconocida por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Teruel es mudéjar

El mudéjar es una simbiosis del románico y gótico propios de Occidente y de los elementos decorativos más característicos de la arquitectura musulmana. Este estilo solamente se dio en la península Ibérica, pues fue el lugar donde convivieron ambas civilizaciones durante varios siglos.

A cualquier visitante que le guste el arte medieval, sin duda disfrutará contemplado el rico patrimonio histórico artístico de Teruel. La catedral de Santa María fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986 junto a la torre y el cimborrio del templo. Su torre data de 1257 y pertenece al modelo torre-puerta de gran trascendencia en el arte turolense. Está considerada como la Capilla Sixtina del arte mudéjar gracias a su techumbre de madera policromada decorada con motivos medievales que ofrecen una visión completa de la sociedad de la Edad Media.

Del siglo XIII son las torres mudéjares más antiguas: la de San Pedro y la de la Catedral. Su decoración es sobria en comparación con las que se levantaron posteriormente y tiene una clara influencia románica. Ya en el siglo XIV, se levantaron las torres de El Salvador y San Martín. Ambas son más grandes que las anteriores, tienen rasgos góticos y una exuberante riqueza decorativa.

iglesia san pedro teruel

Otro de los mejores exponentes del arte mudéjar aragonés es la iglesia de San Pedro. Se ubica cerca de la plaza del Torico (centro neurálgico de la ciudad) y data del siglo XIV pese a que su torre es más antigua.

Su estilo es gótico-mudéjar pero a lo largo del tiempo sufrió varias transformaciones. La más importante tuvo lugar a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, cuando el turolense Salvador Gisbert pintó sus muros con cierto aire modernista historicista tan de moda a principios de siglo. Esta iglesia es célebre porque en 1555 se descubrieron, en el subsuelo de una de las capillas laterales, las momias de los Amantes de Teruel que ahora reposan en un bello mausoleo contiguo a la iglesia de San Pedro.

Ecoturismo en Teruel

Desde el punto de vista ecoturístico, Teruel ha conseguido mantener intactos la mayor parte de sus espacios naturales, lo que representa un filón para el turismo rural. Algunos de sus rincones más espectaculares son la Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta, el Parrizal de Beceite, la sierra de Albarracín o el paisaje rotegido de los Pinares de Rodeno.

Destino para foodies

jamon teruel

Muchos de los productos gourmet que comemos actualmente tienen su origen en Teruel. Es el caso del delicioso Jamón de Teruel, los melocotones de Calanda, el aceite de oliva de Bajo Aragón, el ternasco de Aragón, el azafrán de Jiloca o algunos de los mejores ejemplares de trufa negra que se usan cada temporada en los mejores restaurantes de toda España. ¿Puede haber algún motivo más para visitar y probar esta tierra?

En definitiva, Teruel es un museo de arte, un espectáculo de colores y sabores, una ciudad comprometida con el deporte y llena de sorpresas que os espera con los brazos abiertos.

¿Te ayudamos con tu viaje?
Si tienes pensado hacer un viaje y necesitas alquilar un coche, reservar un vuelo o una habitación de hotel al mejor precio, aquí podrás hacerlo:
Reservar hotelAlquilar cocheReservar vuelo

Escribe un comentario