Una visita al Gran Cañón del Colorado

La cultura estadounidense ha dado la vuelta al mundo de la mano de su poderosa industria cultural. No hay dudas, conocemos sitios, rincones, destinos, dentro de Estados Unidos, que nunca hemos pisado o soñamos con visitar: ¿será el Gran Cañón del Colorado uno de ellos?

Sin dudas es un paisaje digno de ver. Abruman su tamaño, su majestuosidad, sus bellezas ocultas. Por eso hoy nos concentraremos en este accidente natural formado hace millones de años que nos está esperando en América del Norte.

El Gran Cañón

Es un empinado cañón que ha formado el río Colorado, en Arizona. Mide 446 kilómetros de largo y alcanza los 29 kilómetros de ancho. En su parte más profunda tiene poco más de 1800 metros.

Hoy toda la zona forma parte del Parque Nacional del Gran Cañón y de un par de reservas indígenas, de los Hualapai y los Navajo, concretamente. El cañón se ha formado hace alrededor de dos mil millones de años y hoy los geólogos coinciden en que hace unos cinco o seis millones de años el río Colorado estableció definitivamente su cauce dándole forma y profundizando y ensanchando la fisura de manera constante.

Si bien es un cañón profundo de ninguna manera es el cañón más profundo del mundo, ese está en Nepal, pero es realmente enorme y su trazado intrincado lo hace hermoso.

Turismo en el Gran Cañón

Atrae cinco millones de visitantes al año y más del 80% son ciudadanos estadounidenses mientras que el resto proviene de Europa. Hay que decir que hay dos sectores: South Rim y North Rim. El South Rim está abierto todo el año y es durante los meses de verano, entre junio y agosto, que hay mas gente pero durante la primavera también es bastante popular y lo mismo en otoño, de septiembre a octubre.

Obviamente, en invierno la cantidad de visitantes baja mucho porque hace frío. De hecho, el North Rim cierra en invierno y abre entre mediados de mayo y mediados de octubre si el clima es bueno. Es un sector que recibe naturalmente menos visitas así que no tiene tantas instalaciones como su hermano del sur. Entre ambos hay 350 kilómetros, unas cinco horas de viaje en coche.

El South Rim o Extremo Sur está a unos 2300 metros de altitud y el North Rim a unos 2700 metros. Es mucha altura así que uno puede agotarse fácilmente. El río Colorado pasa a 1500 metros por debajo del South Rim, bastante abajo, así que solo es visible desde algunos puntos panorámicos situados estrategicamente ubicados.

Si quieres verlo realmente entonces hay que coger un jeep y hacer dos horas y media desde el South Rim hasta Lees Ferry. Aquí es Lees Ferry comienza “oficialmente” el río y el mismo tiene pocos metros de profundidad. El South Rim está a 100 kilómetros de Williams, Arizona y a 130 de Flagstaff, ciudad a la que llegan los trenes Amtrak. Desde aquí puedes coger autobuses hacia el Gran Cañón.

El Extremo Norte es una zona menos poblada y mas alejada. No hay ningún a aeropuerto o estación de tren cercan así que se llega nada más que en coche. Puedes llegar en avión hasta Las Vegas, a 420 kilómetros al oeste, pero no hay transporte público a este sector del parque, solo los autobuses de temporada que conectan el sur con el norte en temporada. Como dijimos, el South Rim abre todo el año las 24 horas.

Los autobuses de enlace son gratuitos en la zona poblada del Gran Cañón. Recuerda que unir en coche ambos extremos implica cinco horas de ruta. Por su parte el Extremo Norte solo abre de mayo a octubre, lo que es el alojamiento y la zona de campamento. Conviene siempre hacer reservas. No te animes a andar en coche porque hay nieve, así que hay que decir que no es recomendable hacer nada aventurero por aquí.

Bueno, básicamente las mejores actividades se concentran en el llamado Extremo Sur pero lo que hagamos dependerá del tiempo que tengamos. Con un par de horas podemos pasear por los puntos panorámicos de Mather, Yaki o Yavapai, con medio día disponible podemos aprender un poco de la historia geológica del cañón en alguno de los centros de visitantes, recorrer en bici o a pie el sendero Greenway hasta Paraje Pima o tomar el transbordador por la ruta aérea Hemrit.

También puedes apuntarte en los programas de los guardabosques, pero hay que saber inglés, naturalmente. Ya si tienes un día entero hay mas senderos largos para hacer, por ejemplo el South Kaibab o el Bright Angel, o en coche hacer la Desert View Route. Y si tienes un par de días, lo ideal porque no vamos a llegar tan lejos para pasear un par de horas, obvio, ya podemos planificar distintas actividades por el cañón.

Incluso, habiendo llegado desde lejos no podemos quedaros solo con el extremo Sur, hay que visitar el Extremo Norte. En este caso siempre conviene contratar un tour pero puedes optar por caminar, andar en jeep, pasear en mula o ir de mochilero a experimentar las bellezas del cañón.

¿El Parque Nacional Gran Cañón del Colorado tiene una entrada paga? Sí, la entrada incluye ambos extremos y es válida por una semana, siete días, así tienes tiempo de organizar el viaje. Si vas en coche debes tramitar un permiso por 30 dólares. Si vas en moto es y un poco más barato y cuesta 25 dólares. Una persona adulta a pie o en bici o como integrante de un grupo paga 15 dólares.

Si decides acampar dentro del parque también debes pagar, por noche. Hay que reservar y este tipo de tickets se agotan rápidamente así que no te duermas. Y si no quieres acampar pues hay hoteles y lodges. El único alojamiento en la base del cañón es el Phantom Ranch con cabañas que se reservan hasta con 13 meses de anticipación.

Y finalmente, no podemos dejar de recordar que el Gran Cañón no está en Nueva York ni en Orlando sino en un rincón bastante lejano de Estados Unidos. Esto significa que no tienes las comodidades que las grandes ciudades ofrecen, ni en materia de talleres de coches, ni servicios hospitalarios ni estaciones de gasolina. Es una aventura de principio a fin así que hay que estar en todos los detalles si vamos por nuestra cuenta, es decir, alquilando un coche o una caravana. Si no quieres padecer ninguna dificultad, pues siempre están los tours.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*