Vacaciones románticas en París

París es la ciudad romántica por excelencia y no son pocas las parejas que llegan con la esperanza de vivir unos días románticos paseando por sus calles, sus monumentos populares y sus exquisitos restaurantes.

Si estás pensando ir a París con tu media naranja, apunta estos consejos para convertir el viaje en algo bien pero bien romantique: sitios para visitar, restaurantes para comer y platos para degustar. Todo con amor, mucho amor.

Visitas románticas en París

Un crucerito por las aguas del Sena no debe faltar. Muy especialmente cuando el crucero pasa por debajo del Pont Marie y la tradición indica besarse. Foto y recuerdo grabado para siempre.

Con respecto a los museos las hermosas obras de Monet está en el Museo de l’Orangerie y si ambos comparten el amor por el Impresionismo es hermoso detenerse frente a estas obras repletas de color y destellos de luz.

Subir a la Torre Eiffel es otro top, más si puedes cenar en uno de sus restaurantes para disfrutar un servicio de lujo con las mejores vistas de la capital francesa. La mejor forma de escapar a las largas colas que se forman, en especial en temporada alta es precisamente reservar una cena, así que tenlo en cuenta.

Si tanta elegancia no va contigo y te gusta más lo descontracturado puedes optar por un paseo y cena en el Barrio Latino. Las callecitas estrechas de esta parte de París son encantadoras, hay sitios pequeños, escaleritas, callejones, cafeterías y terrazas escondidas.

El Parc des Buttes-Chaumont es uno de los más hermosos de París ya que tiene acantilados, templos y cascadas. Está en el arrondissement 19 y es también uno de los más grandes de la ciudad. Si tienes dudas sobre vivsitar o no algún parque elige este. Puedes caminar de la mano por sus senderos, comer algo y disfrutar al aire libre. Lo mismo en el más popular Jardin des Tuileries, el más grande y antiguo parque público de París.

El Jardín de las Tullerías fue diseñado por el mismo que diseñó los amplios y hermosos jardines de Versailles así que si no vas a ir a conocer el palacio bien puedas imaginártelo aquí. Como dato extra la UNERSCO lo ha declarado Patrimonio Mundial en 1991.

Oscar Wilde es uno de los escritores más románticos de la historia y su tumba está en el popular Cementerio de Père Lachaise. Desde hace seis años ya hay un Muro de los Besos que separa la tumba porque la costumbre era dejar la marca del labial en ella. Oscar Wilde escribió Un beso puede arruinar una vida humana, así que de aquí la costumbre.

Hay una parte de París que el tiempo y el cine han vuelto populares entre las parejas parisinas a la hora de tomarse las fotos de boda: es el Pont de Bir-Hakeim, al oeste de la ciudad. Ha aparecido en el film Inception y El último Tango en París, por ejemplo, y tiene como telón de fondo la Torre Eiffel. Otro puente famoso es el Pont des Arts con sus candados. No hace mucho lo limpiaron de candados porque su peso hacía peligrar el puente.

Mi puente favorito, empero, es el Pont Neuf con sus “recovecos privados” con bancos perfectos para que una pareja se siente, tenga una vista romántica y se tome una foto. Caminar por la Galería Vivienne también tiene su encanto pues las galerías son hermosas con pisos de mosaicos y techos de vidrio. Es un sitio muy romántico y tiene tiendas, cafecitos y bares para perder unos minutos.

Y si te gustan las vistas entonces puedes ir al atardecer al Tour Montparnasse que tiene 210 metros de alto y es un verdadero rascacielos.

Comidas románticas en París

Un sitio que tiene mucha popularidad gracias a la televisión es Kong. Se trata de un restaurante con techo de vidrio que apareció en la serie Sexo en la Ciudad. Las vistas del río Sena son estupendas. Abrió sus puertas en 2003 y tiene aires muy modernos con su techo de vidrio y sus sillas de acrílico, creación del prestigioso decorador Philippe Starck. Tiene una atmósfera genial, una barra de cócteles muy nutrida y una excelente cocina.

Está en el quinto piso del edificio Haussmann y cada ventanal tiene una vista distinta de París: el Pont Neuf, el edificio Samaritano con su estilo Art-Deco, el Siena, la casa matriz de Louis Vuitton. Hay un sector de fumadores al aire libre, muy chic con su decoración dorada al estilo Luis XVI, y una carta que si bien no es la mar de barata tampoco aniquila tu bolsillo.

Más, si tu plan es una salida romántica. Los platos de entrada rondan los 20 o 25 euros, los principales entre 30 y 50 euros y los postres de 13 a 15 euros. El menú de almuerzo arranca en 35 euros y también puedes disfrutar de un brunch por precios similares.

Un dulce típico de Francia son los macarrones y si bien se compran en cualquier sitio hay unos mejores que otros: Carette es una tienda con muchos gustos cerca de la Torre Eiffel, sobre los Campos Elíseos está Laduree y también los de Jean -Paul Hévin, pero si quieres sabores exóticos están los macarrones de Sadaharu Aoki, de estilo japonés.

En un desayuno romántico tampoco pueden faltar las croissants y entre los cinco mejores sitios para comprar se encuentran Eric Kayser (sobre la rue Monge y a solo 1 euro), Gontran Cherrier (sobre la rue Caulaincourt) o RDT sobre la rue de Turenne.

Así, si viajas a París en plan romántico combina alguna de las excursiones que te recomendamos con una cena elegante, con un desayuno post maratón de amor con croissants y buen café. No olvidarás jamás París.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *