Vacunas para viajar a Brasil

Hablarte de las vacunas para viajar a Brasil supone hacerlo de consejos, no de obligaciones. Esto quiere decir que el gobierno brasileño no exige ningún tipo de vacunación para entrar al país. Salvo los requisitos derivados de la pandemia (aquí tienes un artículo sobre estas normas por nación), no hay ningún condicionante sanitario legal para visitar tierras cariocas.

Sin embargo, debes tener en cuenta que Brasil es el quinto país más grande del mundo. Cuenta con más de ocho millones de kilómetros cuadrados e incluye una gran diversidad tanto climática como geográfica. Por tanto, es muy recomendable que recibas ciertas vacunas para viajar a Brasil, especialmente, si te diriges a determinadas regiones.

Vacunas para viajar a Brasil, más que una recomendación

Como te decíamos, el país sudamericano es inmenso e incluye buena parte de la Amazonía. Por tanto, no te harán falta las mismas vacunas si viajas a esta última que si lo haces a Río de Janeiro, por poner un ejemplo.

En cualquier caso, hay una serie de ellas que son muy aconsejables con independencia del territorio que visites. Y ninguna te va a hacer daño, por lo que no pierdes nada poniéndotela y evitando el riesgo de enfermedades peligrosas. Puedes solicitar cita previa para inocularte en cualquiera de los centros de vacunación internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores de España en este enlace. Pero, sin más preámbulos, vamos a hablarte de las vacunas para viajar a Brasil que son recomendadas.

Vacuna contra la fiebre amarilla

Aedes aegypti

El temido aedes aegypti, causante de la fiebre amarilla

Esta es una enfermedad tan común en el país sudamericano que, hasta hace poco tiempo, sus autoridades exigían vacunarse contra ella antes de entrar al país. La fiebre amarilla es una dolencia de tipo infeccioso agudo que transmite con su picadura el mosquito aedes aegypti, también denominado mosquito momia.

Este insecto también transmite el dengue, más peligroso, ya que no tiene vacuna. Pero, volviendo a la fiebre amarilla, sus síntomas son, justamente, fiebre, dolores de cabeza y espalda, náuseas y vómitos. Si no se trata a tiempo, el enfermo comienza a desarrollar ictericia (de ahí el calificativo de amarilla) y a padecer hemorragias. Esta segunda fase presenta una mortalidad de, aproximadamente, el 50 %.

Por tanto, se trata de una enfermedad muy seria. Y, como nada te cuesta vacunarte, nuestro consejo si viajas a Brasil es que siempre lo hagas para estar más tranquilo. En todo caso, si visitas el Amazonas, recuerda que esta vacuna no te protege contra el citado dengue. Así que lleva ropa de manga larga y usa un repelente de mosquitos fuerte.

Vacuna contra el tétanos

Vacunándose

Vacunación

A diferencia de la anterior, esta enfermedad se padece cuando la bacteria Clostridium tetani infecta una herida. Como bien sabes, esta se puede producir muy fácilmente, en especial si viajas a zonas salvajes de Brasil. Y debes tener en cuenta que la citada bacteria se halla en cualquier superficie contaminada. Por ejemplo, es muy habitual en metales oxidados.

Por tanto, no es difícil que te encuentres con ella. A su vez, la clostridium genera neurotoxinas que afectan a todo el sistema nervioso. Sus principales síntomas son espasmos, contracciones musculares violentas, rigidez e incluso parálisis. Los acompañan fiebre, sudoración excesiva y babeo.

Aparte del sufrimiento que provoca, si no se trata a tiempo, puede ser mortal. Por tanto, como te aconsejábamos anteriormente, nada pierdes vacunándote contra esta enfermedad.

Por otra parte, en la vacuna del tétanos suelen ir incluidas las de la difteria y de la tosferina, igualmente recomendadas para viajar a Brasil. La primera es una enfermedad infecciosa que se transmite por vía oral, concretamente por la tos o el estornudo. Está provocada por el llamado bacilo de Klebs-Löffler y puede ser especialmente grave en niños pequeños.

Respecto a la tosferina, es igualmente una enfermedad infecciosa de tipo respiratorio causada por la bacteria Bordetella pertussis. Característica de ella es la tos espasmódica y resulta muy contagiosa. Como la anterior, afecta más gravemente a niños pequeños. No obstante, salvo que provoque complicaciones, suele curarse bien.

Vacuna contra la hepatitis A

Una cola de vacunación

Cola para vacunarse

También esta es una enfermedad infecciosa, que provoca inflamación del hígado. La produce, justamente, el virus de la hepatitis A o Paramyxovirus 72 y es menos grave que otras variantes de la misma enfermedad de las cuales también te hablaremos.

De hecho, no puede hacerse crónica ni producir daños permanentes en el hígado. Pero puede contraerse con relativa facilidad, ya que se transmite por alimentos o agua en contaminados, así como a través de las superficies poco limpias. Por ello, te aconsejamos que te laves las manos con frecuencia, algo que, sin duda, te sonará por el coronavirus.

Y, por supuesto, te recomendamos que te vacunes contra la hepatitis A. Se inocula en dos dosis con un intervalo de seis meses de diferencia entre ellas. Es conveniente para viajar a Brasil, por lo cual debes plantearte con bastante tiempo recibir la vacuna. Para tenerla completa, necesitas que pasen seis meses, como te decíamos.

Vacuna contra la hepatitis B

El virus de la hepatitis B

Virus de la hepatitis B

Podríamos decirte respecto a esta enfermedad lo mismo que te hemos indicado para la hepatitis A. Sin embargo, la modalidad B es más peligrosa, ya que puede generar infección crónica y esta, a su vez, puede desembocar en insuficiencia hepática, cirrosis o cáncer de hígado.

Sin embargo, en la mayoría de los casos no es grave. Pero los síntomas pueden tardar hasta cuatro meses en aparecer desde el momento en que te has infectado. En este caso, se transmite por los fluidos corporales. Por ejemplo, la sangre o el semen, pero no por toser o estornudar.

Además, de forma contraria a lo que sucede con otras patologías, la hepatitis B se cronifica más fácilmente en personas jóvenes que en las mayores. En consecuencia, lo mejor es que te vacunes antes de viajar a Brasil. En este caso, el antígeno consta de dos o tres dosis administradas, igualmente, con un intervalo de seis meses.

Vacuna triple vírica

Niño recibiendo la triple vírica

Un niño recibiendo la vacuna triple vírica

Se denomina así a la que previene dolencias como el sarampión, la rubeola y la parotiditis. El primero es una infección de tipo exantemático, es decir, que cursa con erupciones rojas en la piel, causada por un virus, concretamente de la familia paramyxoviridae. Otro de los síntomas de esta enfermedad es la tos y, si llega a inflamar el cerebro, puede ser muy grave.

En cuanto a la rubeola, es igualmente una enfermedad infecciosa que también se muestra con exantemas en la piel y está causada por un virus. En este caso, se transmite por vía respiratoria y tarda entre cinco y siete días en manifestarse, pero es muy contagioso. Sin embargo, salvo en el caso de mujeres embarazadas no es grave. En estas sí puede dañar al embrión causándole daños permanentes.

Finalmente, la parotiditis es también una enfermedad común. Probablemente no te sonará su nombre. Pero, si te decimos que son las paperas, seguro que has oído hablar de ellas. Se transmite por el Mixovirus parotiditis, aunque también hay una variante causada por una bacteria. Tampoco es una enfermedad grave siempre que sea tratada. De lo contrario y en casos extremos puede desembocar en una meningitis, en una pancreatitis o en infertilidad en los varones.

La vacuna triple vírica evita todas estas enfermedades y se administra en dos dosis separadas por un intervalo de cuatro semanas.

Otras precauciones en un viaje a Brasil

Botellas de agua

Agua embotellada

Las que te hemos explicado son las vacunas para viajar a Brasil que recomiendan los especialistas. Te aconsejamos que las pongas si vas a hacerlo. Pero, además, es recomendable que sigas otras precauciones en tu viaje para que tu salud no se vea comprometida.

El primer paso es que te inscribas en el Registro de Viajeros del Ministerio de Asuntos Exteriores y que contrates un seguro médico de viaje. Ten en cuenta que la Seguridad Social española no tiene validez alguna en Brasil. Por tanto, en caso de que enfermes, todos los gastos correrían a tu costa. Y ello incluye hospitalización, tratamientos e incluso repatriación.

Por otra parte, todos los organismos recomiendan que, a la hora de beber agua, solo la tomes embotellada, nunca del grifo o de manantiales. Del mismo modo, la fruta y la verdura que comas debe estar bien lavada y desinfectada.

Respecto a las playas, asegúrate de que no están contaminadas. En Sao Paulo y Santa Catarina hay bastantes donde se prohíbe el baño. Y, en cuanto a las medicinas, llévalas desde España para evitar quedarte sin ellas. No obstante, podrían revisártelas en el aeropuerto a tu llegada. Por ello, te recomendamos que también lleves la receta o un documento que justifique que las estás tomando.

En todo caso, si tienes dudas, te recomendamos que visites la web del Ministerio de Asuntos Exteriores para aclarar todo aquello que aún te preguntes.

En conclusión, te hemos hablado de todas las vacunas para viajar a Brasil que recomiendan los expertos. Ninguna tiene efectos secundarios, por lo que te aconsejamos que te las pongas. Y, si todavía tienes duda, también es aconsejable que consultes a tu médico. Así, viajarás seguro y vivirás una experiencia extraordinaria que no podrá arruinarte ninguna enfermedad.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)