Qué ver en la ciudad de Praga (II)

Puente de Carlos

Seguimos con el tour por la ciudad de Praga, y es que a pesar de no ser uno de los destinos más populares de toda Europa, esta ciudad tiene muchísimo que ofrecer, sobre todo en cuanto a monumentos que encierran grandes historias. Es una ciudad que ha vivido mucho, y por ello podemos disfrutar de en especial de lo que encontramos en su zona vieja, pero hay mucho más.

Esta también es una ciudad viva en la que los espectáculos son muy importantes, por lo que destacan lugares como las óperas. Si os gustaron las propuestas del otro día, ahora podéis tomar nota de otros puntos a disfrutar una vez lleguéis a la ciudad de Praga.

Barrio de Malá Strana

Barrio Malá Strana

Malá Strana es uno de los barrios más antiguos de Praga, y también uno de los más populares. Es la Ciudad pequeña, separada de la Ciudad vieja por el famoso Puente de Carlos. Es un distrito de la ciudad al que no afectó demasiado  la guerra, y por ello podemos pasear por sus calles viendo los edificios y los monumentos bien conservados, disfrutando de un pedazo de la historia de la ciudad. Uno de los lugares por los que hay que pasar es por la Plaza de la Ciudad pequeña, su lugar más céntrico. También hay otros espacios, como la isla Kampa, un jardín muy céntrico para descansar del ajetreo de la ciudad o el mirador del monte Petrín para disfrutar de las mejores vistas a la ciudad.

Torre de la pólvora

Torre de la Pólvora

La Torre de la Pólvora es una torre de estilo gótico muy marcado, con un tenebroso color ennegrecido. Esta se ha convertido en una de las torres más famosas, y se encuentra en el acceso a la Ciudad Vieja, cerca de la Casa Municipal. Esta es una de las torres que conforman la muralla, y sin duda se ha convertido en una de las más visitadas y representativas de la ciudad. Se construyó en 1475 y un siglo después era devastada por un incendio y vuelta a reconstruir. Durante muchos años albergó la pólvora, de ahí su nombre. En la actualidad se puede visitar por dentro, para admirar las vistas de la ciudad y también para conocer cosas sobre la historia de la ciudad y sus famosas torres. Es un monumento que abre a las 10 de la mañana, y el horario de cierre varía según la época.

Reloj astronómico

Reloj astronómico

Seguro que hablando de Praga habéis mencionado su reloj astronómico, y es que se trata de un reloj de origen medieval, construido en el siglo XV. Este reloj fue construido para representar las órbitas de la luna y del sol, no para dar la hora, como podríamos suponer. Tiene varias esferas y un mecanismo complicado. En él se pueden ver desde los signos del zodíaco representados a esferas con números romanos y el escudo de armas de la ciudad. También hay varias figuras a los lados, con un filósofo, un ángel, un orador y un astrónomo. Esta es una de las visitas imprescindibles que hay que hacer en Praga. Cada hora además desfilan las figuras de los doce apóstoles, un espectáculo digno de ver. Y por supuesto se puede subir al reloj para apreciar las vistas de la ciudad.

La Ópera de Praga

praga-que-ver-opera

La Ópera Estatal de Praga es un edificio emblemático que fue construido en 1888. Por dentro es muy bonito, con detalles dorados y en terciopelo de color rojo, todo muy elegante y sofisticado, tanto que parece que nos adentramos en otra época. Para poder verla por dentro la mejor forma es hacerse con alguna entrada para algún espectáculo, ya que casi todos los días se ofrecen óperas o ballets y en algunos de ellos los precios pueden ser bastante económicos, por lo que disfrutaremos de dos cosas a la vez.

El Museo Nacional de Praga

Museo Nacional de Praga

El Museo Nacional fue construido por quien hizo la Ópera estatal. Un edificio en estilo neo renacentista muy bonito. Entrar en él ya vale la pena solamente por apreciar el interior de este bonito edificio antiguo muy bien conservado. Dentro hay colecciones permanentes de paleontología, zoología o antropología, y además hay algunas exposiciones itinerantes. Tened en cuenta que el primer lunes de cada mes la entrada al museo es gratuita, por lo que si os coincide aprovechad ese día para ver el interior y las colecciones sin coste alguno.

La Catedral de Saint Vitus

Catedral de San Vitus

Esta es la catedral más importante de la ciudad de Praga, y se encuentra dentro del Castillo de Praga, por lo que podremos verla el día que hagamos la visita al castillo, que nos llevará bastante tiempo. Aunque es una catedral que se comenzó a construir en el siglo XIV, lo cierto es que no se terminó hasta los siglos XIX  y XX, abriendo sus puertas en 1929. No solo es un bonito edificio por fuera sino también en su interior, con las bonitas vidrieras, y se puede subir a las torres por unas escaleras de caracol para tener unas buenas vistas de la ciudad.

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Categorías

Ciudades, Praga

Susana Garcia

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *