Vestimenta tradicional japonesa

Japón es mi segundo hogar. He ido muchas veces y no veo la hora de que termine la pandemia para regresar. Me encanta este país, su gente, su gastronomía y su cultura. Japón es un ave Fénix, no hay dudas, y entre tantas maravillas hoy resaltaremos la vestimenta tradicional japonesa.

Aquí la gente se viste como quiere, te vas a dar cuenta cuando pasees por sus calles y nadie mire qué llevas. Pero además, es un sociedad donde lo moderno convive con lo antiguo así que una postal usual es ver una mujer con kimono al lado de una ejecutiva con tacones, ambas esperando el tren bala.

La moda en Japón

Como dije más arriba los japoneses se visten como quieren, con la gran ventaja de que nadie los juzga. Puedes cruzarte con una mujer adulta vestida cual personaje de anime o un hombre anciano disfrazado de vaya a saber uno qué, con un elegante hombre de negocios, un obrero de la construcción o varios jóvenes bronceados artificialmente.

Hay modas, por supuesto que las hay, hay grupos que las siguen, pero me parece que la diferencia es que nadie mira lo que hace el otro. Yo vengo de una cultura donde si el amarillo se usa en verano todos andamos de amarillo, y aquí hay algunas diferencias. Eso de que la mirada no sea crítica es estupendo. ¿No tienes pechos grandes, los vaqueros no te calzan como a Jennifer Lopez? ¿A quién le importa?

Entonces, si tienes pensado ir a Japón debes saber que pasear por sus calles y observar a su gente es una experiencia cultural genial. Y sí, lo moderno, raro y alucinante se va a mezclar con lo tradicional, con yukatas, kimonos, sandalias geta y demás.

Vestimenta tradicional japonesa

La vestimenta tradicional japonesa es el kimono. En general los kimonos se elaboran con telas de seda, tienen mangas largas que van desde los hombros hasta los pies, o casi, se sostienen con un cinturón ancho, el obi, y en la vida cotidiana han quedado para los eventos especiales o las fiestas tradicionales.

El kimono restringe los movimientos femeninos y es una prenda que cuesta y tarda ponerse. Va de la mano con el rol de la mujer en la sociedad japonesa tradicional, la de asistente, acompañante, la delicadeza caminando. Hay kimonos de invierno y hay kimonos de verano, más livianos, de menos capas, conocidos como yukatas. Los niños o los adultos jóvenes son de usar yukatas para los festivales de verano, como seguro viste en muchos mangas y animes.

El kimono es femenino y masculino. Se coloca en capas y la cantidad de capas tiene que ver con el nivel económico de la persona o su importancia social. Los kimonos femeninos son en verdad mas intrincados que los masculinos y tienen más detalles. Las capas no se cubren del otro entre sí y eso permite un juego de líneas de colores realmente hermoso.

La tela con la que se confecciona un kimono tiene un largo llamado tan, aproximadamente 11.7 metros de largo y unos 34 centímetros de ancho es lo usual. Se cortan dos piezas de este tan, una para hacer el frente y el contra frente derecho y la otra para sus contrapartes respectivas. Una costura vertical se hace en el centro de la espalda y es ahí donde se juntan ambas secciones  y largos futuros se doblan y se cosen al cuerpo para formar las mangas.

La profundidad de las mangas varía de prenda en prenda. A comienzos del siglo XX los kimonos eran hechos con meisen, una tela hilada a partir de seda obtenida de capullos defectuosos. Más tarde, con la introducción de la maquinaria textil, se perfeccionó el uso de este tipo de hilado de baja categoría y así se logró crear una tela más lustrosa, gruesa, duradera y relativamente más barata. Esta tela se tiño con tintes artificiales, con técnicas innovadoras, y así todas las mujeres japonesas comenzaron a elegir el meisen para hacerse sus kimonos casuales.

Otro tipo de kimono es el Tsukesage, un poco más casual que el kimono Homongi. Tiene diseños más simples y modestos que cubren una zona pequeña por debajo de la cintura.

Hay un estilo de vestimenta tradicional muy propio de las geishas de Kioto, el Susohiki. Estas jóvenes se visten con él cuando bailan o hacen algún arte típico. El color y el diseño de esta prenda depende de la temporada del año y del evento al que asiste la geisha.

Es un vestido largo, bastante si lo comparamos con un kimono regular, porque está pensado para que la falda se arrastre por el piso. El susohiki puede medir más de 2 metros y a veces se lo llama también Hikizuru. También lo usan cuando se cantan canciones Maikowho, se baila o se toca el shamisen (el instrumento tradicional japones de tres cuerdas). Uno de sus accesorios mas lindos es el Kanzashi i-e, un accesorio para el cabello que se fabrica con madera laqueada, oro, plata, caparazón de tortuga, seda o plástico.

Te habrás dado cuenta de que hay varios estilos de kimonos, así que aquí van los nombres de algunos de los más populares: furisode, de mangas largas y usado por las mujeres jóvenes cuando cumplen 20 años, el homongi, semi formal, femenino, para usar en casamientos de amigos, el Komon es más casual y tienen muchos diseños, y finalmente el kimono de hombre, siempre mas simple, más formal, combinando hakama y chaqueta haori.

¿Y las yukatas? Como dijimos, son kimonos simples y livianos, confeccionados con algodón o hilados sintéticos. Los usan tantos las chica como los chicos jóvenes y son muy populares porque son fáciles de mantener y más baratos. Tradicionalmente, las yukatas se teñían de color índigo, pero hoy en día hay variedad de colores y diseños a la venta. Si visitas un ryokan o un onsen tendrás alguno en tu habitación para usar mientras eres huésped.

Otra vestimenta tradicional japonesa es el hakama. Es de hombres y es una prenda que se usa sobre el kimono. Se ata a la cintura y cae aproximadamente hasta las rodillas. Comúnmente esta prenda estaba disponible en blanco y negro, con rayas, aunque también hay modelos en azul. Verás el hakama en los luchadores de sumo, cuando asisten a un evento público o a ceremonias formales. Es algo así como el emblema del hombre japonés.

Otra prenda tradicional es el happi que usan los hombres en los festivales, especialmente aquellos que bailan. El happi es una camisa con mangas al codo. Tiene el frente abierto, se sujeta con tiras y mientras en los festivales se usan happis adornados con iconos y diseños llamativos, en otros eventos se atan a la cintura con un cinturón y son más simples. Algunos diseños están en la zona del cuello y a veces suben por las mangas hasta los hombros.

Y finalmente, en materia de simpleza tenemos el jinbei, casual, parecida a los pijamas nuestros, para andar en casa o en los festivales de verano. Los usan los hombres y los niños, aunque últimamente algunas mujeres los eligen.

A esta vestimenta tradicional japonesa se suman las sandalias de madera conocidas como geta, usadas con o sin medias tabi, las zori, sandalias de cuero o tela, la chaqueta haori que usan tanto las mujeres como los hombres y los kanzahi, las peinetas tan hermosas que vemos en las cabezas de las mujeres japonesas.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*