Viajar a la nieve con niños

Nieve con niños

Llegan las vacaciones de invierno, y son muchos los padres que se plantean algún destino familiar para disfrutar de este tiempo libre, como por ejemplo la nieve. Viajar con niños a la nieve puede ser una gran experiencia, ya que descubrirán su textura si todavía no la conocen, y se lo pasarán en grande corriendo o haciendo guerras de nieve.

Hay muchos destinos de nieve con niños, pero antes de aventurarnos, también tenemos que tener en cuenta muchos pequeños detalles. La seguridad es lo más importante, y por eso debemos equiparnos bien. Y también hay posibilidad de saber si hay instalaciones adecuadas para toda la familia y en especial para los más pequeños. Así que toma nota d estos consejos para viajar con los niños a la nieve.

Cómo equipar a los niños

Trineo

Si es la primera vez que vamos a una estación de esquí con los niños, debemos equiparnos todos bien para no tener problemas posteriores. La ropa abrigada y preparada para el frío y la humedad de la nieve es un imprescindible. No vale cualquier tipo de prendas abrigadas, sino que también deben ser impermeables para no dejar que pase el agua si nos caemos en la nieve. Por otro lado, la protección solar es otro imprescindible. En la montaña el sol incide más, y además se refleja en la nieve, por lo que hay que proteger la piel con el factor más alto.

Los ojos también deben protegerse de este reflejo del sol con unas gafas de sol adecuadas para toda la familia. Estos son algunos de los detalles que jamás pueden faltar en nuestra maleta. Pero si además vamos a practicar esquí, puede que tengamos que hacernos con más equipo. Desde esquís a tabla de snowboard, cascos y demás. La gran mayoría de la gente, no obstante, opta por alquilar los equipos una vez se llega a la estación, ya que tienen de todo, desde trineos a esquís para toda la familia.

Buscar la estación ideal

Escuela de esquí

Puede que nos dirijamos en la web en la búsqueda de alojamiento en la estación de esquí más popular o en la más cercana. Pero sin embargo esta puede no ser la más adecuada para ir con la familia. Hay estaciones en las que hay espacios ideales para compartir o para que los niños se lo pasen en grande. En una buena estación de esquí para ir con niños, las pistas deben ser accesibles, con buenas comunicaciones y formas fáciles de llegar a los remontes. También hay que buscar alojamientos en los que tengamos por ejemplo apartamentos familiares y facilidades para ir con niños e incluso con la mascota. En algunos hay servicio de niñera y también escuela de esquí, por lo que los niños pueden disfrutar aprendiendo este deporte. También muchos ofrecen desde alquiler de equipos para todos a zona para guardarlos cuando no  los usemos, lo cual es mucho más cómodo para todos.

Por otro lado, en la estación debe haber una buena red de pistas, con algunas para principiantes y bien señalizadas. Ya decimos que lo ideal es que tengamos escuelas de esquí para diferentes edades, para que los niños aprendan con seguridad bajo la supervisión de profesionales que saben cómo enseñarles a realizar estos deportes.

Como no todo va a ser esquiar, en estas estaciones también deberíamos buscar que tengan tiendas, parques, centros comerciales, espacios lúdicos u otras actividades, como montar en trineo por ejemplo. Así la familia podrá disfrutar con diferentes cosas todos los días.

Para las familias también es recomendable buscar estaciones en las que tengan ofertas para ellos. No solo en el forfait, sino también a la hora de comer, con menús infantiles y esa clase de detalles que pueden facilitar mucho la estancia a las familias. Hay que buscar, ya que en muchas páginas se ofertan packs para las estaciones con actividades interesantes para los más pequeños.

Destinos de nieve para ir con los niños

Juegos de nieve

Hay muchos destinos de nieve para niños, y algunos de ellos muy conocidos. Un ejemplo es Sierra Nevada, en la que nos encontraremos con un parque de diversión llamado el Mirlo Blanco en Pradollano, para que los niños se lo pasen en grande en un espacio solo para ellos, o con las actividades y entretenimientos que hay para ellos los fines de semana, como puede ser el cine infantil. En la zona de Borreguiles encontraremos además una pista dedicada en exclusiva para las familias, para esquiar tranquilamente con los niños, la del Mar.

En la estación de La Molina, en la Cerdaña, también encontraremos un espacio ideal para ir en familia. Aquí hay todo tipo de actividades dirigidas a los niños, de forma que estarán entretenidos todo el día. Hay desde una zona de aprendizaje para iniciarse en los deportes de nieve en la Pista Larga, hasta otras actividades que se hacen a lo largo del día. Ir en quads, juegos hinchables o un minipark.

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Un comentario

  1.   Blogitravel.com dijo

    Si tenéis bebés o niños pequeños y decidís viajar a la nieve con ellos, en muchas estaciones de esquí ofrecen servicios de guardería y canguros para que los papás puedan disfrurar de la nieve mientras los peques se divierten con actividades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *