Viajar con niños por Europa

Imagen| Pixabay

De norte a sur, Europa es un lugar muy recomendable para viajar con niños ya que mezcla la diversión con lo educativo, lo que puede ser muy entretenido para los pequeños viajeros. Si eres de esas personas que disfrutan conociendo nuevas ciudades y compartiendo un sinfín de experiencias en familia, no te pierdas 4 lugares perfectos para viajar con niños por Europa.

Disneyland París (Francia)

El sueño de todo niño es visitar algún día Disneyland París y poder conocer a todos los personajes de sus películas favoritas. Hacerlo en septiembre, la temporada baja, nos permitirá reservar por un precio más económico y si lo hacemos a través de Internet los padres también podrán ahorrar unos cuantos euros, ya que en taquilla puede ser más caro. No obstante, visitar el mayor parque temático de Europa durante una fecha especial como la Navidad puede ser una experiencia inolvidable.

Una vez en Disneyland París hay mucho que hacer: subir a las increíbles atracciones, fotografiarse con Mickey, Blancanieves o la reina Elsa, contemplar el precioso Laberinto de Alicia así como disfrutar de alguno de sus impresionantes espectáculos nocturnos. Hay tanto que ver que el Fastpass será el mejor aliado de la familia. Este sistema disponible para 3 y 9 atracciones permite subir de forma rápida a las atracciones de Disneyland París. 

Aunque sea por conocer Disneyland París puedes aprovechar el viaje para mostrar a los niños lo más destacado de la ciudad de la luz: la famosa Torre Eiffel, la catedral de Notre Dame, el Arco de Triunfo o el Palacio de Versalles. Les fascinará las historias que se esconden detrás de cada uno de estos monumentos.

Imagen| Pixabay

Bucear en el Algarve (Portugal)

Desde que abrió sus puertas, Zoomarine se centra en la conservación de la vida en los océanos, sus especies y sus hábitats. Bañarse con estos simpáticos animales será una experiencia que los niños nunca olvidarán pero tienen otras atracciones y espectáculos con aves y reptiles también muy emocionantes.

Los padres disfrutarán como los niños tanto en este lugar como en las fabulosas playas del Algarve, famosas por sus aguas limpias y cristalinas, paisajes hermosos e incluso el surf. Las playas de la llamada Costa Vicentina son perfectas para practicar este deporte.

Imagen| Blog Siam Park

Siampark Adeje (España)

Según Tripadvidor, el parque acuático Siam Park de Adeje (Tenerife) se ha consolidado como el mejor del mundo. Dispone de un gran número de atracciones pensadas tanto para las familias como para aquellos que buscan relax o emociones fuertes.

La más popular es la Torre de Poder, un tobogán a 28 metros de altura con un total de 76 metros de recorrido en el que se pueden alcanzar los 80 km/h. El final es toda una sorpresa pues el viaje finaliza en un túnel rodeado por un acuario gigante en el que se puedem ver tiburones, mantas y otro tipo de peces.

Además, Siam Park cuenta con la mayor ola artificial del mundo: 3 metros de ola para ser surfeada por los más intrépidos o para verla romper a tus pies al borde de las blancas arenas de su playa.Una buena forma de iniciarse en el surf o de divertirse saltando las olas.

Uno de los aspectos más curiosos de Siam Park es que cuenta con el pueblo tailandés más grande que existe fuera de Asia, el cual fue construido por tailandeses. Increíble, ¿verdad? Y qué mejor para tomarse un descanso que disfrutar de las exóticas vistas del parque recorriendo el Mai Thai River, un río tropical que atraviesa este parque temático con tramos lentos y rápidos ofreciéndote las mejores vistas del mismo.

Imagen| Continentaleurope

Playmobil Park (Alemania)

A la hora de viajar con niños por Europa, si en vuestro radar está Alemania seguro que les encantará conocer el Playmobil Park, un parque temático ambientando en los populares juguetes con los que han crecido generaciones enteras.

El parque está ubicado en Zirndorf, a pocos kilómetros de Núremberg. No se trata de un parque de atracciones sino de un parque temático decorado con la estética de los paymobil y cada zona es un playset a tamaño real. En el Playmobil Park hay toboganes, zonas de agua, laberintos, zonas para trepar, búsquedas del tesoro (en arena y en agua), etcétera. ¡Todo lo necesario para que los niños disfruten a lo grande!

Lo más parecido a una atracción son unos tractores a pedales en la zona de la granja (a partir de 3 años), unas barquitas en un lago en de la zona de las Hadas (a partir de 4 años) y unos cochecitos a pedales en la zona de la Estación de Policía (a partir de 6 años).

Como todo parque temático, el Playmobil Park tiene también una tienda de recuerdos donde se puede comprar un regalo a los niños para que no olviden su estancia en este lugar. Hay muchas ofertas interesantes en grandes playsets.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*