Viajar por Emirates, Fly Emirates

Una de las compañías aéreas más prestigiosas del mundo es Emirates y quien todavía no ha tenido la oportunidad de viajar por ella sin duda lo desea. En el amplio y variado universo de empresas aéreas sin dudas esta aerolínea árabe se cuenta entre las primeras.

He tenido la oportunidad de viajar en cinco oportunidades y en dos de ellas crucé el ancho mundo pues fui de América del Sur a Tokio, así que con tantas horas de vuelo he podido formar una opinión sobre esta empresa y el servicio que promociona y que ofrece. Aquí la tienes, tal vez la compartas o tal vez no.

Emirates

Haciendo un poco de historia Emirates es la aerolínea de bandera de los Emiratos Árabes Unidos y la empresa aérea más grande de Medio Oriente. Su centro de operaciones es el lujoso e impresionante Aeropuerto Internacional de Dubai.

Emirates vuela a 74 ciudades en cinco continentes y se calcula que casi 3500 vuelos suyos surcan por semana los cielos del planeta. Desde su fundación siempre ha estado en el Top 10 de las aerolíneas más prestigiosas, con mejores aeronaves y cantidad de pasajeros transportados. No todas las aerolíneas hacen las rutas comerciales mas largas del mundo y Emirates es una de ellas.

Sus naves son de las marcas Boeing y Airbus, aunque mayoritariamente se trata de Boeing 777. El enorme Airbus A380 es el popular avión de dos pisos o dos cubiertas a lo largo de todo el fuselaje (el Boeing de dos pisos solo tiene dos pisos en la parte delantera). Puede transportar 853 pasajeros y así es el avión comercial más grande del mundo. Desde hace poco tiempo es el avión que cubre la ruta Dubai – Tokio así que el año que viene me toca disfrutar de él.

Emirates aprovecha muy bien los dólares provenientes de la explotación del petroleo así que en 2013 se equipó con 200 aviones. nada más y nada menos. Gracias a su flota de primera y al servicio que ofrece ha ganado muchos premios en el sector aeronáutico y podríamos decir que se trata de una aerolínea de cuatro estrellas de categoría, solo superada por Qatar Airlines.

Emirates Clase Turista

También llamada Clase Económica es la clase más populosa de todo avión. Emirates siempre la ha promocionado como una clase muy cómoda y con un servicio, gastronómico y de entretenimiento, superador de la misma clase en otras aerolíneas.

En mi primer viaje con Emirates yo estaba ansiosa por descubrirlo. Lo cierto es que la calidad del servicio a bordo me sorprendió gratamente. En primer lugar se puede seleccionar y reservar el asiento apenas realizada la compra del billete. Si bien hoy es común hace algunos años no era el caso.

Una de los servicios más promocionados por la empresa es el gran espacio que hay entre las filas de asientos de Clase Turista y es verdad. Un gran punto a favor. Si eres un viajero algo frecuente te das cuenta de inmediato porque un hombre alto viaja más cómodo.  Otro de los ítems más promocionados es el ICE o servicio de entretenimiento a bordo. No ha comenzado el vuelo cuando las pantallas se encienden y se ocupan de promocionar el completísimo catálogo de películas, shows de radio, documentales y música que hay a disposición del viajero.

Por ejemplo, en abril de 2014 pude disfrutar del filme The Program (sobre la carrera del ciclista Lance Armstrong), película que recién la semana pasada apareció en mi sistema de TV pago. Y este año vi el anime Kimi no wa, super nuevo. Emirates fue así la primera empresa aérea en incluir este sistema personal de entretenimiento en 2003 y desde entonces el mismo ha ganado varios premios.

No solo es cantidad sino calidad porque algunas de sus películas son estrenos y no se concentran en Hollywood o Europa sino que ofrecen títulos de Medio Oriente, Corea del Sur, China, Japón e India, por ejemplo. Hay más de un centenar y medio de películas, alrededor de 60 canales de TV, más canales de vídeo, medio centenar de vídeojuegos y múltiples canales de audio.

Por otro lado el mismo sistema permite que veas en directo las imágenes tomadas por las cámaras montadas en la parte exterior del avión así que si bien en pleno vuelo no hay nada interesante para ver, el despegue y el aterrizaje tienen su encanto. Y si tienes dinero también puedes hacer del servicio de Internet High Speed que hace uso de un satélite en pleno vuelo.

¿Y qué pasa con la comida? Sabemos que la comida en los aviones no es la mejor y apenas podemos decir que sea satisfactoria. En el caso de Emirates sorprende la cantidad y variedad y el hecho de que te entregan cubiertos metálicos y no de plástico. Los platos son sabrosos pero lo mejor es que en el caso de vuelos extensos las azafatas dejan un carrito con bebidas y snacks a disposición de los pasajeros que se acercan a la cocina.

Por otro lado se te hace entrega de una manta y auriculares. En 2014 me entregaron además un pequeño estuche con un par de medias, cepillo de dientes y dentífrico. Llegué a acumular cuatro estuches, dos de ida y dos de vuelta, pero cuando hice el mismo viaje este año no me entregaron ese bendito estuche. Supongo que no lo entregan más. Otro cambio que noté es que mientras en 2014 no tuve que pagar un céntimo por seleccionar el asiento este año sí me cobraron, unos 50 dólares.

Tal vez pienses que no vale la pena pagar tanto por reservar pero cuando el viaje es de más de 30 horas quieres elegir tu asiento. Los Boeing 777 tienen hacia la cola algunas pocas filas de dos asientos y esos son sin dudas los mejores cuando te espera más de un día de viaje.

Emirates Clase Business

He tenido la fortuna de viajar en Business y no por haberla pagado sino por una serie de problemas que padecí en mi último viaje. Un avión averiado, 48 horas en Río de Janeiro, un vuelo operado por Iberia y un sistema ICE que no funcionó a la vuelta en el trayecto Tokio – Dubai me aseguraron un salto a esta fantástica clase. ¡Todos deberíamos volar en Business!

Después de envidiar por años a esa poca gente que ingresa al avión antes que tu, bien vestida y liviana de equipaje, por fin pude hacer lo mismo. ¡Y qué lujo! No solo entras primero al avión, entras por otra puerta y nunca ves a nadie de la clase económica. Por lo menos en los aviones con Primera Clase. Pasas por Primera, eso sí, la hermana mayor de Business. Emirates despliega en estas dos clases mucho lujo dorado, bien al estilo árabe.

En Business las butacas son super cómodas y tienen varias posiciones, incluso se hacen cama para dormir. La almohada es de mejor calidad, más firme, y te entregan un estuche con productos Bulgari dentro: perfume, crema, espejo, pañuelos, cepillo de dientes, crema de afeitar, peine. Te reciben con una copa de champaña y antes de cada comida se te entrega un menú. Las azafatas te arman la mesa y aquí no hay bandejas de plástico ni tapas de papel de aluminio: es todo loza. ¡Hasta te ofrecen pan caliente!

Tienes una tableta electrónica para usar el ICE que se encaja en el lateral del asiento y los auriculares son de buena calidad, no los clásicos plásticos de Turista. Y sí, si tienes cara de haber pagado por tu asiento las azafatas te atienden de una manera suprema. Aclaro esto porque no fue mi caso. Para ir terminando yo tuve dos experiencias diametralmente opuestas en cuanto al trato del personal de Emirates.

Mi opinión personal es que es una empresa genial mientras todo funciona de maravillas pero apenas hay un problema se convierte en todas las demás: manoseo, altanería, cupones de comida en Subway en lugar de respuestas claras y un rosario de problemas. Una gran empresa debería ser grande también en esos momentos y no mostrar fastidio ante sus las preguntas o quejas de sus pasajeros. ¿Tu viajaste por Emirates? ¿Cuál es tu opinión?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *