Viajar y estar en forma: dos caras de la misma moneda

Viajar es una de las mejores maneras de descubrir, de aprender y de conocer lo que sucede en otros puntos del planeta. Por eso, no es de extrañar que cada vez más personas dediquen sus vacaciones y tiempo libre a subirse a un avión y hacer un viaje especial. Pero, además, viajar no es solo una excusa perfecta para desconectar y volver con las pilas cargadas. Este hábito tan extendido es, para los amantes del deporte, la combinación perfecta entre descanso y disfrute de su hobby.

Por eso, ahora que el otoño ha llegado y que poco a poco nos acercamos al frío, las vacaciones perfectas para los más deportistas se encuentran detrás de las ofertas en Caldea con Esquiades.com.

España: país de turismo, también para los españoles

El número de viajes que realizan los españoles aumenta año tras año. El pasado 2018 es buena muestra de ello ya que el año terminó con cifras record. Según la Encuesta de Turismo de Residentes que elabora cada año el Instituto Nacional de Estadística, un total de 197,3 millones de viajes fueron efectuados por personas residentes en España. Estas cifras suponen un aumento de casi del 2% respecto a al año anterior. De estos viajes, algo más del 90% se efectuaron dentro del territorio español lo que pone de manifiesto una realidad de cierta lógica: España es, también para los propios españoles, tierra de turismo y de ocio. Lo cierto es que nuestro país posee una gran riqueza a nivel cultural, histórico, monumental, gastronómico y también deportivo. Es este último tipo uno de los grandes ejes del turismo, en auge en las últimas décadas. Buena prueba de ello son los periodos vacacionales navideños, en los que los deportes de nieve y el ocio van de la mano.

El turismo en invierno: el más deportivo

Basta con echar un ojo en Esquiades.com para comprobar que las ofertas de viajes en otoño e invierno están a la orden del día. Pero además, dichas vacaciones están muy ligadas al deporte. Así lo muestran las cifras: el número de visitantes a estaciones de esquí españolas fue en la pasada temporada de 5,8 millones, según un estudio elaborado por la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña. Estos datos suponen un incremento interanual del más del 7%. Por ello, ¿Quién dijo que no se puede estar de vacaciones y practicar deporte al mismo tiempo?

¿Por qué el esquí gusta tanto en vacaciones?

En el caso concreto del esquí, los motivos para querer practicarlo son múltiples y variados, destacando entre ellos las ventajas que nos aporta al ser humano este deporte. A continuación, detallamos algunos de los más importantes:

  • La desconexión que aporta: la desconexión y la evasión es a menudo uno de los objetivos que se proponen muchas personas en sus vacaciones. En ese sentido, el esquí se presenta como una opción muy eficaz. No solo por la desconexión que implica estar practicando un deporte al requerir una gran concentración, sino que, además, el hecho de desplazarnos a parajes de ensueño, cubiertos de nieve y en medio de la naturaleza, nos hace crear un paréntesis en nuestra rutina diaria, con frecuencia protagonizada por el estrés y las responsabilidades. Esta sensación es más difícil de conseguir si practicamos deportes, por ejemplo, en un gimnasio o a puerta cerrada. Tras nuestras vacaciones, haber hecho deporte nos prepara para la vuelta a la rutina con las pilas cargadas.
  • La sensación de bienestar: la práctica deportiva trae consigo una serie de sensaciones muy particulares. Durante su realización, podemos sentir cómo nuestra adrenalina se eleva y cómo nueva motivación es máxima. Así mismo, una vez terminada, la práctica deportiva suele aportarnos una sensación de calma y de bienestar difícilmente conseguible por otras vías. Este es sin duda uno de los motivos principales que lleva a que al ser humano nos gusta dedicar parte de nuestro tiempo libre a hacer deporte. Además, el deporte nos permite auto-establecernos retos, lo cual resulta muy satisfactorio a la hora de superarlos.
  • La mejora de nuestra salud: la salud es siempre una de las prioridades en cualquier sociedad. Por eso, la preocupación por no enfermar y estar sanos es tan grande. Para ello, muchas personas recurren al deporte siendo este una de las grandes garantías de nuestra salud. En el caso del esquí, mientras lo practicamos estamos fortaleciendo nuestra capacidad respiratoria, desoxidando nuestros músculos agarrotados por la rutina, mejorando nuestro sistema cardiovascular, etc.
  • El descubrimiento de lugares nuevos: hay lugares hermosos a los que es difícil acceder si no recurrimos a la práctica deportiva. En el caso del esquí es evidente. Solamente subiéndonos a unos esquís podremos observar bellos paisajes hibernales, a los que acceder en coche es prácticamente imposible. Además, nos permite estar en contacto con la naturaleza en estado puro y conocer tanto su flora como su fauna.
¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*