Viaje a las Montañas Rocosas

No son tan famosas como los Andes o los Alpes, ni tan magníficas, pero ciertamente el mundo del cine y la TV las han vuelto populares. Hablo de las Montañas Rocosas que están en América del Norte.

Las Rocky Mountains pertenecen a Estados Unidos y Canadá y son un destino de senderismo y contacto con la naturaleza muy popular e esta parte del mundo. Hoy forman parte del Parque Nacional Montañas Rocosas, en el estado de Colorado.

Montañas Rocosas

Se trata de un sistema de cordilleras que corre de manera paralela a la costa occidental y que tiene el Monte Elbert como el punto más alto, con 4401 metros de altura. Se formaron hace millones de años, ha sido afectada por la glaciación de la Era Cuaternaria y por la erosión de la atmósfera y la actividad volcánica.

Antes de la llegada del colono europeo eran y aún hoy son el hogar de los pueblos indígenas americanos como los cheyenes, los apaches o los sioux, solo por nombrar algunos. Aquí ellos cazaban bisontes y mamuts. La llegada de los exploradores europeos con sus armas, animales tales como el caballo y varias enfermedades infeccionas, transformaron muchísimo la realidad de estos pueblos.

Las Montañas Rocosas fueron estudiadas de manera científica, en serio, entre fines del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX. Las pieles y los minerales, el oro principalmente, las motivaron, y lo mismo cuenta para los distintos asentamientos que a partir de entonces empezaron a darse.

Parque Nacional de las Montañas Rocosas

Esta zona protegida se estableció en 1915 y tiene una extensión de 1.076 kilómetros cuadrados. Hay una parte oriental y otra occidental y ambas partes son distintas. Mientras la primera es más bien seca con muchos glaciares, la segunda es más bien lluviosa y húmeda lo que ha permitido el crecimiento de bosques muy densos.

Dentro del parque hay unas 60 cumbres de más de 3.700 metros de altura y 150 espejos de agua de distinto tamaño. Los sectores más bajos en altitud tienen praderas y bosques con pinos y abetos, pero a medida que subimos cobra fuerza el bosque subalpino y si ya hablamos de más de 3500 metros de altura pues no hay árboles y empieza la pradera alpina.

La mejor época para visitar el parque es en verano, entre julio y agosto, pues hace casi 30 ºC, aunque las noches siguen siendo frías. Nieva entre octubre y finales del mes de mayo. El parque abre las 24 horas del día todo el año, salvo ciertas fechas especiales que conviene chequear en el sitio web, y hay distintos tipos de ticket para el visitante:

  • Pase 1 Día por persona: 15 dólares
  • Pase 7 Días por persona: 20 dólares

También hay tickets para vehículos con menos de 16 personas o para gente que llega en moto. El Centro de Visitantes Alpino es un buen sitio para comenzar, en el punto más alto del parque a 3.595 metros de altura, con vistas estupendas de valles glaciares y picos. Amén de que brinda mucha información sobre el lugar. Hay otro sitio así, el Centro de Visitantes Beaver Meadows donde se proyecta un film de 20 minutos y hay un mapa topográfico del parque, más una tienda de regalos y WiFi gratis.

Otro centro de visitantes es el Centro de Fall River y también hay un sitio histórico llamado Holzwarth que nos lleva a los años ’20 del siglo pasado, para ver cómo se vivía en aquella época. Los edificios aquí abren en el verano, pero en invierno los puedes ver por fuera. El Centro de Visitantes Kawaneeche, al norte del pueblo Grand Lake, ofrece mapas, permisos de campamento y exhibiciones sobre el parque. El Centro de Descubrimiento Moraine Park está sobre la Bear Lake Road y ofrece sus propias exhibiciones y un sendero por la naturaleza que brinda vistas maravillosas del Parque Moraine.

Además de estos centros de visitantes distribuidos por el interior del parque el viajero puede seguir distintas rutas escénicas. Si te gustan las montañas está el Trail Ridge Road, el camino asfaltado a mayor altitud del país, que cruza el Paso Milner. También está el Old Fall River Road, de tierra, abierto entonces desde comienzos de julio a fines de septiembre, porque tiene muchas curvas.

También hay muchas zonas de picnic y muchas posibilidades de hacer senderismo, cabalgatas o salir de campamento y dormir bajo las estrellas. El Valle Kawuneeche es un sitio hermoso para caminar y es donde está el Sitio Histórico Holzwarth y el Sendero del Coyote. Esto está todo en el lado oeste del parque. Lamentablemente muchos de estos senderos se arruinaron con las inundaciones de 2013 así que todo hay que chequearlo antes en los centros de visitantes y con los rangers.

Del lado este del parque está el Área Bear Lake, con muchos sitios de picnics, senderos y puntos panorámicos hermosos. Hay un bus gratuito en los meses de verano y otoño. También aquí está el Lago Lily con vistas hermosas del Pico Longs, un muelle para pescar en el lago y un sendero sencillo ideal para seguir en familia.

Entonces, básicamente el Parque Nacional Montañas Rocosas ofrece opciones de senderismo, días de picnic, noches estrelladas en cinco zonas de campamento que pueden reservarse con hasta seis meses por anticipado, campamentos más agrestes también están permitidos, cabalgatas en dos establos abiertos a partir de mayo y otros tantos por fuera del parque, salidas de pesca en 50 lagos y muchos mas arroyos, observación de aves y vida salvaje, centros de visitantes con información sobre la ocupación humana de estas tierras y muchos programas que dictan los rangers o guardabosques.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*