Viaje a los Picos de Europa

En muchas ocasiones pensamos en irnos muy lejos en vacaciones, sin darnos apenas cuenta de los espacios tan bonitos e interesantes que tenemos a tan solo unas horas en coche. Uno de ellos es el fabuloso Parque Nacional de los Picos de Europa. Si todavía no lo has visitado, necesitarás más que un fin de semana, ya que se trata de un extenso parque en el que hay desde monumentos a zonas naturales de gran belleza, actividades y ocio.

Este es uno de esos viajes que es perfecto para toda la familia. Los espacios naturales gustan a todos, y el ejercicio al aire libre que se hace en las rutas de senderismo es bueno para todos. Verlos por completo es casi imposible, ya que se trata de un parque que ocupa territorio de Asturias, León y también Cantabria. Es el segundo parque nacional más visitado de toda España, después del Parque Nacional del Teide en las Islas Canarias.

En esta ocasión hablaremos de algunas cosas que son imprescindibles y que hay que ver al visitar los Picos de Europa. No obstante, perderse por las pequeñas poblaciones de montaña, rodeadas de naturaleza y tranquilidad, siempre es una aventura. ¿Preparados para descubrir este bello Parque Nacional?

Cangas de Onís

Esta población es una de las más populares y de las que más se visitan cuando se va a los Picos de Europa. Cangas de Onís está en el Principado de Asturias. Es un lugar con mucha historia, en el que se pueden ver vestigios del arte románico en los edificios, como en el renovado Parador, el cual era una iglesia en este estilo. Este municipio fue testigo de todo tipo de historias y conquistas, pero se convirtió en el territorio que es en el siglo XIV.

Hay muchos lugares de interés en esta población, pero un imprescindible es el Puente Romano, que tiene varios arcos apuntados y en cuyo centro está una reproducción de la Cruz de la Victoria. Es uno de los símbolos del pueblo, que todo el mundo retrata en sus fotografías. Otros lugares que se pueden ver son la Ermita de Santa Cruz, construida sobre un antiguo dolmen que todavía se encuentra en su interior bien conservado, o la Casa Dago de estilo montañés, en donde está el punto de información del parque.

Lagos de Covadonga

Esta es otra de las visitas que todo el mundo desea hacer cuando se visita el Parque Nacional. Los lagos de Covadonga como el de Enol o La Ercina están rodeados de un paisaje natural y de montaña que resulta sorprendente. El lago Enol es el más grande de todos, y en sus profundidades alberga a la Virgen de Covadonga. Una vez allí, se puede subir hasta el Mirador de la Reina andando, para poder ver toda la zona de Cangas de Onís desde una perspectiva panorámica. Hay que recordar que es mejor ir en días totalmente despejados, porque puede haber mucha niebla, y en este caso no podríamos apreciar ningún detalle de los lagos.

Una vez en los lagos, también hay que ir hasta el Santuario de Covadonga, que se encuentra rodeado de naturaleza, en el monte Auseva. La Santa Cueva es un lugar de peregrinación, y alrededor de ella se ha construido en 1887 el templo y el complejo. Esta cueva ha sido excavada en la roca, y está encima de una cascada. Allí es en donde se encuentra la patrona de Asturias desde hace más de 1.300 años. Hay que subir una larga escalera para poder llegar, y también se puede ver el museo con grabados, pinturas y objetos de orfebrería que muestran la evolución del santuario.

Ruta del Cares

Esta ruta quizás no sea conocida por todo el mundo, pero se trata de una ruta de senderismo de las más conocidas. Los amantes de este deporte no se la pueden perder. Está entre las poblaciones de Caín y de Poncebos. Es conocida como la ‘Garganta Divina’, y es una ruta muy especial porque se encuentra tallada en la roca. Tiene 11 kilómetros de distancia, y en ella se pueden apreciar desde precipicios a diversos puentes que hay que cruzar. Hay varias cuevas labradas en la roca, y la ruta llega finalmente a la población de Caín.

En esta zona de los Picos de Europa hay rutas guiadas de julio a septiembre, los meses de mayor afluencia. Las rutas se realizan cada día, con un máximo de 25 personas, y se realizan en varias rutas, que son los Lagos de Covadonga, Cabrales, Liébana y Sajambre/Valdeón.

Flora y fauna

Este Parque Natural también es un lugar para descubrir una naturaleza llena de flora y fauna. Hay más de dos mil especies de vegetales documentados en un bosque de tipo atlántico, muy frondoso, en el que hay desde robles a hayas. Durante la primavera se convierte en una explosión de color.

La fauna de este parque se encuentra protegida, y algunas especies están en un programa de recuperación. Se puede ver desde el águila real al quebrantahuesos, buitres, lobos o gatos monteses. Uno de los animales más característicos es el rebeco, y también hay una pareja de osos pardos, aunque es difícil verlos.

 

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

España

Susana Garcia

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*